Los vecinos de San Mateo, pendientes de nuevos informes técnicos y jurídicos

Los vecinos han iniciado una campaña de recogida de firmas en apoyo a los afectados por el corrimiento de tierras. /DM
Los vecinos han iniciado una campaña de recogida de firmas en apoyo a los afectados por el corrimiento de tierras. / DM

Ayuntamiento y afectados se han reunido para poner en común los pasos que se están dando para dar solución al corrimiento de tierras

NACHO CAVIA LOS CORRALES.

El Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna ha vuelto a reunir al gobierno municipal y a los afectados por el corrimiento de tierras en San Mateo, una reunión que ha servido para explicar los pasos que desde el Consistorio se están dando para encontrar una solución dentro la legalidad a un problema que cumplirá esta semana cuatro meses. La alcaldesa, Josefina González, el concejal de Obras y Urbanismo, Luis Ignacio Argumosa, y técnicos municipales recibieron a la representación de los afectados en el despacho de la Alcaldía para explicarles de primera mano las «vías abiertas» para encontrar «la mejor solución para todos», dijo la alcaldesa. Un proceso «en el que estamos trabajando incansablemente, aprendiendo paso a paso y marcando un camino que servirá, en el futuro, para que no se vuelva a repetir un escenario así, la indefensión, la incertidumbre que sufren los vecinos de San Mateo y que todos entendemos y compartimos», dijo la alcaldesa. «Sentaremos un precedente para que en cualquier otra ocasión semejante se sepa qué camino hay que seguir para encontrar una pronta solución». Josefina González afirmó que «todos, administración y afectados, tenemos claro que debemos remar juntos para encontrar ese camino cuanto antes, quitar la losa que pesa sobre los propietarios de las fincas y que los vecinos puedan volver a sus casas».

Uno de los portavoces de los vecinos, Javier Martínez, incidió en que la reunión sirvió para conocer personalmente los avances realizados desde la administración, y aseguró que «sobre la mesa no ha estado el quién pagará la reparación del terreno porque se está a la espera del informe que realice la Dirección General de Administración Local, uno de los departamentos con los que ha hablado el Ayuntamiento». También coincidió en la necesidad de caminar juntos en la misma dirección «sin tintes políticos», dijo. De hecho, explicó que «no queremos ser arma electoral en estos días y dejaremos las valoraciones para después de las elecciones». Martínez afirmó que «tenemos un problema y lo único que queremos es una solución dentro de los cauces legales».

La alcaldesa explicó en esa reunión las puertas a las que se ha llamado hasta ahora, desde la Dirección General de la Vivienda a Obras Públicas, Administración Local o Dirección General de Montes, además de la Delegación del Gobierno.

«Sentaremos un precedente para que en situaciones semejantes se sepa cómo actuar», dice la alcaldesa

Éste última ha remitido al Ayuntamiento a la delegación de Fomento «dada la experiencia que tiene en estos casos», dijo González. De momento ya se ha trasladado al Ayuntamiento que una vez tome posesión el próximo Gobierno de España se urgirá desde esa delegación la declaración de zona catastrófica.

Una de las vías abiertas es la de la Dirección General de Administración Local, a la que se ha solicitado un informe jurídico en relación con la posible financiación pública de una obra a realizar en terrenos particulares. Ayuntamiento y afectados reconocen que están esperando como agua de mayo la respuesta.

También a la Dirección General de Montes se ha pedido un informe, en este caso sobre la influencia que han podido tener en las aguas subterráneas las vías de saca de los eucaliptales situados en el entorno de los terrenos afectados, por si han podido interferir en el corrimiento de tierras. Y se insistió en que se han remitido a los redactores del informe técnico sobre la situación de los terrenos todas las dudas planteadas por los vecinos.

Josefina González y Luis Ignacio Argumosa insistieron en que «nadie es ajeno al sufrimiento de los vecinos, con quienes tenemos que ir de la mano en pos de la mejor solución posible», dijo el edil de Obras.

Entre tanto los afectados han puesto en marcha una campaña de recogida de firmas que este fin de semana ya superaba las 1.500 rúbricas. Más de una veintena de establecimientos las recogen.