Los vecinos de San Mateo quieren saber quién pagará la solución al argayo

Los vecinos de San Mateo llenaron el salón de plenos en la última sesión de la legislatura/NC
Los vecinos de San Mateo llenaron el salón de plenos en la última sesión de la legislatura / NC

Volvieron a concentrarse ante el Ayuntamiento para exponer sus dudas sobre quién afrontará el costeal ser la zona afectadaun terreno privado

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

Los vecinos del barrio del Calero, en San Mateo de Buelna, han vuelto a concentrarse ante el Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna, esta vez para saber algo más sobre el destino de una buena parte de la modificación de créditos que este martes, en la última sesión plenaria de la legislatura, aprobó la Corporación. Más de medio millón de euros de los que 242.000 irán a un fondo de previsión de cara a la posible solución del corrimiento de tierras que mantiene desalojados a buena parte de los habitantes de ese barrio desde finales de enero.

Al terminar la sesión plenaria la alcaldesa y buena parte de la Corporación permanecieron en el salón de plenos, ocupado por los vecinos. La primera pregunta dirigida a la alcaldesa, Josefina González, fue clara: «¿quién va a pagar la reparación del corrimiento de tierras?». La respuesta no fue menos clara: «se va a seguir el procedimiento administrativo, porque yo no me voy a saltar la ley». Y es que la mayor parte del terreno afectado por el deslizamiento está en manos privadas y «una entidad pública no puede entrar en una finca privada», apuntó la alcaldesa. Una cuestión que preocupa a un gobierno que está intentando encontrar una vía de solución. Por si acaso, de momento ya hay partida consignada tras la aprobación de la ampliación de crédito.

La alcaldesa aseguró que «se seguirá el procedimiento legal, porque yo no me voya saltar la ley»

Pero eso no evita que la preocupación de los vecinos, y especialmente los propietarios del terreno afectado, sea máxima. «¿Se han reparado miles de argayos con implicación de las administraciones, por qué aquí no va a ser así?», se preguntan. La respuesta debería venir con la declaración de la región como zona catastrófica, algo que aún no se descarta que pueda suceder en un futuro cercano.

Los vecinos también quisieron expresar sus dudas respecto al informe técnico que se ha elaborado sobre la situación de un terreno afectado por grietas que, según los propios vecinos, no han dejado de abrirse en los cuatro meses que llevan fuera de sus viviendas. El Ayuntamiento ha publicado en su página web ese informe y lejos de tranquilizar a los vecinos les han surgido «demasiadas» dudas, por ejemplo la falta de mención en ese informe de un elemento fundamental en la ecuación que ha provocado el corrimiento de tierras, un manantial que durante todo el año está evacuando agua en esa zona. La alcaldesa respondió que en cuestiones técnicas no podía entrar «porque yo no he elaborado el informe, aunque supongo que lo tendrán en cuenta los técnicos», dijo.

En ese tema los vecinos apuntan a la proliferación de caminos en esa ladera como motivo del desvío de cauces naturales y el posterior deslizamiento de tierras.