Luís Ángel Agüeros y Rodolfo Fombellida nombrados Cofrades de la Hermandad de San Tirso

Rodolfo Fombellida y Luís Ángel Aguëros recibieron la distinción de Cofrades de Honor, entregada por Ricardo Heras. Fotografía: Pedro Álvarez/
Rodolfo Fombellida y Luís Ángel Aguëros recibieron la distinción de Cofrades de Honor, entregada por Ricardo Heras. Fotografía: Pedro Álvarez

En una comida celebrada en la campa de la ermita donde ayer concluyeron las fiestas en honor al patrón de Ojedo

Pedro Álvarez
PEDRO ÁLVAREZPotes

En la ermita de San Tirso, de Ojedo, a 730 metros de altitud, se celebró ayer la tradicional comida anual de la Hermandad de San Tirso, asistiendo 70 cofrades e invitados, entre los que se encontraban Jesús Cuevas y Javier Gómez, alcaldes de Cillorigo de Liébana y Potes, respectivamente.

Antes de iniciarse la comida, todos los cofrades se dirigieron hasta los muros de la ermita, donde se encuentra el busto en recuerdo de José Ángel Cuevas, que fue uno de los grandes impulsores de la fiesta y de la Hermandad. Fue Juan Álvarez, presidente de la misma, quien recordó al fallecido y se rezó una oración, colocando un centro de flores junto a su busto.

Seguidamente, Ricardo Heras, fue el encargado de hacer entrega a Luis Ángel Agüeros, alcalde de Lamasón y a Rodolfo Fombellida, responsable del hotel Infantado de Ojedo, del diploma acreditativo como Cofrades de Honor de la Hermandad, así como de un colgante con una piedra artesanal. A Luis Ángel Agüeros, por «sus muchos años de participación en nuestra fiesta, aportando siempre sencillez, alegría y calidad con sus cánticos», y a Rodolfo Fombellida por «su desinteresada colaboración para la organización de nuestra fiesta y su activa participación en la misma».

A continuación, todos los cofrades e invitados participaron en la campa de una comida de hermandad. Concluida ésta, se iniciaron las canciones, contando con la especial colaboración de Genio, de Camijanes; Luis Ángel Agüeros, Carlos Agüeros, Ricardo Heras y Pedro Fernández, de Lamasón, así como del gaitero lebaniego Manolo Cuevas y de su hijo Pedro, asiduos a esta fiesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos