Santoña le canta a todo con mucha guasa e ironía

Los Indecisos. Encargados de romper el hielo del certamen se presentaron como las gaviotas que sobrevuelan por el pueblo y dejan «mil y una cagadas». /Sane
Los Indecisos. Encargados de romper el hielo del certamen se presentaron como las gaviotas que sobrevuelan por el pueblo y dejan «mil y una cagadas». / Sane

La villa ha disfrutado este fin de semana de la primera fase del concurso de murgas en el que once agrupaciones han dado un buen repaso al panorama local y nacional

ANA COBO

A los tres concejales que han dimitido en los últimos meses en el Ayuntamiento de Santoña les ha tenido que pitar - y mucho - los oídos este fin de semana porque han hecho casi pleno en las letras de las murgas. Las once agrupaciones que han subido a las tablas desde el viernes y hasta ayer han dando un buen repaso a la política municipal. Los exediles, Jesús Valle Rosete, María Antonia Alonso y Nanda Linares han sido el blanco favorito de sus ingeniosas sornas compartiendo protagonismo con la exhumación de Franco, Revilla, Cataluña o los 'chochitos ricos' que se cocinaron en el programa 'Masterchef' en la villa.

Santoña ha levantado el telón del carnaval con su afamado concurso de murgas. Una edición más, y ya van 38, las agrupaciones han sorprendido y cautivado a partes iguales, con escenografías originales, tipos bien pensados y unas coplas aliñadas con humor, crítica y mucha emoción. La primera sesión de preliminares ha dejado un regusto a espectáculo de calidad más que superior.

En la tarde de ayer salieron a escena tres laureadas murgas. Desde las cuevas del Buciero, regresaron tras un año de descanso 'Frágile', de neardentales. Como conocedores del monte criticaron a los que van al Faro del Caballo en «pantalones, bolso de Gucci y taconazos» y se quejaron que uno ya no se pueda bañar en Berria por «el millón de surfistas». La carpa se vino arriba con Los Artistas que pisaron más que fuerte con sus políticamente incorrectas 'drag queen'. Aparcaron el cachondeo para pedir a la Justicia que no se olvide de las mujeres asesinadas y para tachar al gobierno local de «incompetente». Y con sorna clamaron que este pueblo «bonito tenga más plazas de aparcamiento». De peregrinos se presentaron 'Los Galipoteros' que ironizaron con las campanadas de Nochevieja, el 'Var' y las luces de Navidad. El cartel del sábado abrió una nueva puerta al futuro de este certamen. Detrás de ella, estaban 'Las Soñadoras', murga femenina que debutó arropada por calurosos aplausos. Estas guerreras cantaron que han optado por unirse doce chicas porque es la única forma de tener un hueco en esta fiesta, criticaron la falta de oportunidades laborales de los jóvenes y se burlaron de que «Santoña huele a mierda».

De Revilla

Firmes defensores a revalidar el título de campeones fueron 'Los Canallas' ataviados de Miguel Ángel Revilla, con bufanda del Racing al cuello y bolsa con anchoas y sobaos en la mano. Y es que con él, ironizaron «todo marcha de maravilla» y aunque no ha ganado ninguna elecciones, «aquí estoy. Pacto con el que sea». Denunciaron «el empleo precario y contratos basuras» de las mujeres conserveras y animaron a los vascos a llevarse Laredo, para después sacar el lado divertido de las inundaciones locales que «alcanzan el nivel perfecto para lavarte los huevos».

El humor fue el sello de identidad de 'Los Maky's' como pitufos. Lanzaron sus dardos contra Puigdemont y la independencia, reclamaron pensiones dignas para los mayores y no se olvidaron de Nanda que «como ahora tiene otro trabajo» ya no sube fotos a las redes sociales.

El lado más reivindicativo se hizo sentir con los sindicalistas de 'Por fin juntos'. La agrupación llegó «con ganas de montar el pollo para no perder el chollo». Y es que, lamentaron, estos se han olvidado de defender los derechos. Al alcalde le pidieron una vez más el comedor de ancianos y tildaron de «vergüenza» la falta de policía local por las noches.

En la sesión del viernes rompieron el hielo 'Los indecisos' con un bonito traje de gaviotas. Su cara más seria fue para las restricciones que hace Europa de las costeras de pescado y se rieron de los que fueron a comer al programa 'Masterchef' que, «aunque pasaron mucho hambre, salieron contentos porque comieron chochitos ricos por primera vez en su vida». 'Las Marchosas' atraparon los sueños de toda la carpa defendiendo la verdadera aceptación de la homosexualidad en toda la sociedad, denunciando el maltrato y despertaron la carcajada con el «baile de concejales del Ayuntamiento».

Desde el corazón de La Habana aterrizaron 'Las Santas' con sus cubanas callejeras. Al ritmo de su son se metieron al público en el bolsillo dejando claro que un «puñado de machistas no les van a hacer sentir de menos en el concurso». Se preguntaron qué pasa en el pueblo que «con cuatro gotas nos llega el agua el cuello» y mostraron su orgullo por la solidaridad que desprende Santoña. El Valle de Los Caídos más tétrico se coló en el carnaval con los muertos vivientes de 'Los Amigos de Chechu'. Como no podía ser de otra forma, condenaron la Guerra Civil por sus «odios, torturas, venganzas y cunetas». Y al ritmo de Jennifer López se preguntaron que si han tirado monumentos y cambiado nombres de calles «El caudillo, ¿Pa' cuando?».