Vega de Pas, San Pedro y Selaya dan un paso atrás en el proceso para ser Reserva de la Biosfera

Una mujer pastorea su rebaño de vacas junto a una cabaña pasiega./Andrés Fernández
Una mujer pastorea su rebaño de vacas junto a una cabaña pasiega. / Andrés Fernández

Alegan «falta de información» sobre los pros y contras de la marca de la Unesco, y tildan de «incongruente» la idea de compatibilizar el proceso con los eólicos

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLOValles Pasiegos

Vega de Pas, Selaya y San Pedro del Romeral han dado un paso atrás para formar parte de la candidatura de Valles Pasiegos a ser Reserva de la Biosfera. Para empezar ya han decidido no someter a votación del Pleno el respaldo a la nominación como les ha solicitado la mesa técnica que está llevando a cabo el proceso. Una decisión que se adopta porque aseguran que no cuentan con la suficiente información «o unos estatutos» que les aclare cuáles son los pros y los contras de sumarse a la marca. Además, insisten en la «incongruencia» de compatibilizar eólicos en La Braguía con solicitar este reconocimiento.

No se trata de tres municipios cualquiera, porque Vega de Pas, Selaya y San Pedro del Romeral, junto a San Roque de Riomiera y Villacarriedo son la esencia de la pasieguería y las cabeceras del Pas, el Pisueña o el Miera, uno de los valores que pretende impulsar al alza la candidatura de la Reserva de la Biosfera.

En el caso de la Vega de Pas, su alcalde, Juan Carlos García Diego (PP), mostraba su oposición a sumarse a la candidatura tal y como se la han presentado. «Si no me presentan unos estatutos claros que nos aseguren que la figura no nos limita nuestra gestión no lo aprobaremos, no podemos respaldar algo que luego nos perjudique», resume el regidor que critica que la candidatura se haya «gestado mal» desde el principio. A la par, tachó de «incongruente» que la presidencia de la Asociación para la Promoción de Valles Pasiegos que impulsa la candidatura defienda la compatibilidad de los proyectos eólicos con la obtención del sello de excelencia territorial.

«La marca puede ser beneficiosa, pero no nos vamos a pronunciar sin más información»

Asimismo, García Diego puso en duda también las restricciones que se puedan imponer a los Ayuntamientos en materia de territorio o que afecten a los ganaderos, llamando la atención sobre algunos ayuntamientos del sur que se están saliendo de la reserva por los problemas que les ha generado. «Si la obtención del título no nos va a limitar en nada, pues me compro la marca y ya está», ironizó.

«No se debe politizar este tema como lo están haciendo»

El alcalde de Villacarriedo y presidente del Grupo de Acción Local Valles Pasiegos, Ángel Sainz (PRC), negó a este periódico que no se estuviese dando información sobre el proceso como alegan los populares. Sainz defendió que en todas las reuniones que se han hecho «todos los emprendedores», incluidos los de Vega de Pas, San Roque o Selaya, han mostrado su interés por obtener este sello, que también respalda el Gobierno de Cantabria. «Se está informando bien, pero no se debe politizar este tema como lo están haciendo», opinó el regidor, cuyo municipio respaldó esta semana la candidatura en Pleno. A la par, Sainz negó que el reconocimiento implicase ningún problema para el colectivo ganadero o el territorio. «La ley que prevalece en este tipo de figuras es la regional, no hay ninguna implicación», afirmó. Respecto a los eólicos defendió que todo aquello que se haga cumplirá la legalidad, tras asegurar que no defendería que se pusieran molinos en «la Braguía, Castro Valnera o el Alto del Caracol», aunque no descartó otras zonas «siempre que se estudie».

En la misma línea, se pronunció el alcalde de Selaya, Cándido Cobo (PP), que tampoco llevará a Pleno, de momento, la adhesión a la candidatura. El regidor reconoce que la suma de la marca puede ser «beneficiosa» para los valles pero no la respaldará si no tiene un criterio claro de cómo se van a hacer las cosas. «No me voy a pronunciar hasta que no tenga más información, si tuviese unos estatutos o unos documentos por escrito, pero es que no tengo nada y desconocemos cómo nos va a afectar», insistió. A su juicio, el proceso de participación abierto por Valles Pasiegos se está haciendo «al revés» y se está tramitando sin el consentimiento o la aquiescencia de los municipios sobre los que se va a asentar la reserva. Respecto a los eólicos, Cobo fue mucho más tajante que Diego. «No tiene sentido una reserva cuando tienen en mente implantar más de un centenar de molinos, es un absurdo», opinó.

Por su parte, la alcaldesa de San Pedro del Romeral, Azucena Escudero (PP), también explicó que su municipio no llevaría a pleno la propuesta. «Entiendo que puede ser algo muy positivo para nosotros, pero me siento desinformada y creo que es una decisión muy delicada para tomarla de esta forma sin nada por escrito», afirmó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos