El Bono Taxi llega al Pleno

El Bono Taxi llega al Pleno

El Ayuntamiento de Santander quiere que las bases, redactadas por los servicios técnicos municipales, puedan entrar en vigor este año

DM .
DM .Santander

La comisión sociosanitaria ha dado este miércoles el visto bueno a las bases reguladoras para la concesión de las ayudas del bono-taxi. Unas bases que se someterán a la aprobación inicial del pleno en la sesión que se celebrará el próximo lunes, 29 de abril. Posteriormente, volverán a someterse a información pública por un periodo de 30 días, como paso previo a su aprobación definitiva.

Así lo ha señalado la concejala de Familia y Servicios Sociales, María Tejerina, quien ha asegurado que el Ayuntamiento de Santander quiere acelerar «al máximo esta tramitación para que las bases puedan entrar en vigor este año».

La responsable municipal ha subrayado que las bases que se llevarán al Pleno han sido redactadas por los servicios técnicos municipales «con la colaboración de Cermi y de las asociaciones de taxistas e incluyen las aportaciones de ambos».

Ha subrayado que las bases, aprobadas inicialmente en comisión, incluyen también las dos enmiendas planteadas por los grupos municipales: la primera, relativa a la incorporación de la Ley de Cantabria 9/2018 de Garantía de los Derechos de las personas con discapacidad, que aún no estaba aprobada cuando comenzó la tramitación; y la segunda, por la que se rebaja el requisito de estar empadronados para los beneficiarios de las ayudas, pasando de dos años a uno.

Según ha apuntado Tejerina, el Ayuntamiento de Santander destinará 75.000 euros anuales al programa de bono-taxi, que se ampliaría en caso de ser necesario, para ofrecer ayudas a las personas con discapacidad que no puedan hacer uso del transporte público colectivo para que utilicen el taxi en sus desplazamientos por el municipio.

El bono-taxi establece ayudas individuales destinadas a personas con discapacidad que no puedan hacer uso, con carácter general, del transporte público colectivo, con el objetivo de favorecer sus desplazamientos para que puedan desarrollar una vida independiente y disfrutar de los mismos derechos que el resto de los ciudadanos.

Se concreta en la concesión de una ayuda económica que en forma de vales o bonos, permitirá a las personas beneficiarias la utilización del servicio de taxi del municipio de Santander para sus desplazamientos.

Beneficiarios

Esta subvención será compatible con cualquier otra ayuda o subsidio de movilidad, ha señalado el Ayuntamiento.

Podrán solicitar las prestaciones de este programa las personas con discapacidad con dificultades para el uso del transporte colectivo que estén empadronados en Santander en el año anterior a la publicación de la convocatoria y que tengan reconocida legalmente una discapacidad que impida o dificulte utilizar los transportes colectivos.

Otros de los requisitos será no poseer vehículo propio adaptado para la conducción por persona con discapacidad motora, en el supuesto de solicitantes mayores de 18 años; que, si son propietarios de ese vehículo adaptado, no tengan carné de conducir; o que, siendo propietario del vehículo adaptado y estando en posesión del carné de conducir, esté imposibilitado para la conducción.

Los bono-taxis se otorgarán en función de la renta y serán de uso personal e intransferible. No obstante, la persona podrá ir acompañada en sus desplazamientos.

Tendrán un valor unitario de 2 euros y se expedirán en las oficinas del Área de Bienestar Social, con carácter anual en la cuantía que sea concedida.

Su validez será anual y quienes, por cualquier circunstancia durante el año en curso no puedan hacer uso de los bono-taxis concedidos, los devolverán al área de Servicios Sociales.

Las personas beneficiarias entregarán los bono-taxis a los taxistas como contraprestación del transporte; podrán utilizar todos los bono-taxis que se precisen por servicio, y cuando el importe del viaje efectuado lo requiera, deberán abonar en moneda la diferencia que resulte entre el precio del trayecto y el valor de los bono-taxis aportados.

El Ayuntamiento ha aclarado que «en ningún caso» el taxista devolverá en metálico la diferencia entre el coste del viaje y los bono-taxis aportados, ni recogerá bono-taxis por valor superior al mismo. Podrán utilizarse los bono-taxis para servicios o transporte de los taxis dentro del término municipal de Santander.