Santander, 18 may (EFE).- Santander celebrará la Semana Internacional de la Biodiversidad a través de una campaña escolar que combinará actividades culturales y ambientales, con el objetivo de hacer llegar a los más pequeños los valores asociados a la conservación y protección de todas las formas de vida.

Para ello, el Ayuntamiento de Santander y Escena Miriñaque han diseñado un programa lúdico y educativo que se desarrollará los días 22, 23 y 24 de mayo en la Magdalena.

Dirigido a escolares del municipio, de entre 2 y 10 años, las actividades incluirán un taller ambiental a cargo del Centro Ambiental Los Viveros y la representación de dos espectáculos teatrales inspirados en el respeto a la naturaleza y las consecuencias del calentamiento global.

El Consistorio y la compañía Escena Miriñaque han invitado a los centros educativos de la ciudad a sumarse a esta iniciativa, que persigue divertir a los niños y llamar su atención sobre la necesidad de preservar y fomentar la biodiversidad, especialmente en el ámbito urbano.

Con estas jornadas, tanto el Ayuntamiento de Santander como Escena Miriñaque, pretenden recordar que "la diversidad biológica es la base de la vida y de los servicios esenciales que brindan los ecosistemas" y, por ello, "es clave en el desarrollo sostenible de la población".

Santander se unirá de este modo a la celebración del Día Mundial de la Biodiversidad, que se celebra cada 22 de mayo, en esta ocasión bajo el lema "Diversidad biológica y turismo sostenible" para incidir en la diversidad de especies, ecosistemas y paisajes como atractivo turístico capaz de generar crecimiento económico.

Más de quinientos escolares se han inscrito hasta el momento en las actividades para las que aún quedan plazas libres.

Los centros interesados pueden reservar su participación escribiendo a centroambientalviveros@santander.es y escenamirinaque@gmail.com.

Con una duración de 65 minutos, esta actividad consistirá en un itinerario medioambiental por la Península de la Magdalena, dirigido por el Centro Ambiental Los Viveros.

Los niños realizarán diferentes paradas para observar la biodiversidad, portando una maleta con los materiales necesarios para investigar rastros, huellas, puestas de insectos, y trabajar en torno a las pistas que irán encontrando.

Los colores de la primavera a través de los árboles autóctonos de hoja caduca y perenne o los habitantes de la charca y el entorno (renacuajos, mariposas, libélulas) serán los protagonistas de este taller que incluirá distintos juegos sobre las obras teatrales que completan la experiencia.

Además del taller, los escolares disfrutarán de estas dos obras de teatro visual y poético, y marionetas, de la compañía cántabra Escena Miriñaque.