El Gobierno asegura que el suministro de agua está garantizado a toda la población

El pantano del Ebro se encuentra al 31% de su capacidad.
El pantano del Ebro se encuentra al 31% de su capacidad. / Daniel Pedriza
Cantabria

El director general de Medio Ambiente afirma que la sequía «sólo» está afectando a las zonas altas de Campoo y Liébana

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

«No ha faltado agua a nadie ni va a faltar». El Gobierno de Cantabria subrayó ayer que el suministro de agua está «garantizado» a lo largo y ancho de la región y que la sequía «sólo» está afectando a las zonas altas de las comarcas de Campoo y Liébana, a 28 pequeños pueblos que se nutren de manantiales, que han visto reducido su caudal o incluso se han secado «porque no nevó durante el invierno y no ha llovido en verano, ya que las precipitaciones de julio y agosto han caído sobre todo en la zona costera», explica el director general de Medio Ambiente, Miguel Ángel Palacio. En todas esas «pequeñas» localidades, pertenecientes a Valdeolea, Valdeprado del Río, Las Rozas de Valdearroyo, Campoo de Enmedio, Campoo de Suso, Cabezón de Liébana, Pesquera y Polaciones, que «no sobrepasan la docena de habitantes», se ha recurrido a camiones cisterna para llenar los depósitos y asegurar el abastecimiento de agua a la población.

«En el resto de la región no tenemos ningún problema, ni siquiera en el litoral, donde se concentra la mayor parte de la población, tanto de vecinos empadronados como de veraneantes y turistas, y donde la demanda y consumo de recursos hídricos es, por tanto, mayor que en el interior», asegura Palacio. El responsable de Medio Ambiente se empeñó en lanzar un mensaje de tranquilidad. Ni el actual nivel del pantano del Ebro, al 31% de su capacidad, la cota más baja de las tres últimas décadas; ni el bando hecho público el martes por el alcalde de Ramales restringiendo el consumo de agua; ni las recomendaciones de los ayuntamientos de Soba y Arredondo, solicitando a sus vecinos un uso «racional» de este recurso natural, han encendido las alarmas del Ejecutivo. «No hay motivos para preocuparse, la situación está dentro de la normalidad», sostiene.

Las precipitaciones registradas en el litoral a lo largo de este «húmedo» verano -«si están los veraneantes y hosteleros enfadados porque ha llovido...»-, el bitrasvase del Ebro y la Autovía del Agua han impedido algún de tipo de problema de abastecimiento en las localidades más pobladas.

«Hasta ahora, sólo se ha captado agua del pantano del Ebro 19 días, muchos menos que otros veranos»

Palacio defiende sus afirmaciones con datos. Por ejemplo los que indican que Santander sólo ha necesitado captar agua del embalse del Ebro 19 días en todo el verano: del 19 al 29 de junio y del 18 al 27 de julio. «No ha hecho falta más; éste es el mejor indicador de que no ha habido escasez», destaca. En total, se ha suministrado a la capital cántabra a través del bitrasvase 0,7 hectómetros cúbicos frente a los 5 o incluso 6 que se habían captado a estas alturas de estío en los últimos años. «Con las lluvias caídas, el Pas se recuperó y no ha hecho necesario captar agua del Ebro», añade el director general.

Precisamente este miércoles el Ayuntamiento de Santander solicitó de nuevo a la consejería de Medio Ambiente coger agua del Ebro, «algo que no había hecho en todo el mes de agosto», y reanudar el suministro del bitrasvase, que será efectivo a partir de hoy, jueves, para hacer frente a las necesidades provocadas por estos días de intenso calor.

Por cierto que Cantabria no ha tenido ningún problema en extraer recursos del pantano del Ebro pese a la prohibición anunciada al principio del verano por el Ministerio de Medio Ambiente. «No ejecutaron aquella decisión», confirma Palacio. Más allá de Santander, la Autovía del Agua, que distribuye el líquido elemento por toda la franja costera, de Unquera a San Vicente de la Barquera, «ha funcionado con total normalidad» y «ha satisfecho las necesidades de la población».

«No ha faltado agua a nadie ni va a faltar. La situación está dentro de la normalidad, no hay que preocuparse»

Ante la previsión de un septiembre seco, el director general de Medio Ambiente no descarta que pudiera haber «algún problema» en el futuro «si la sequía se extendiese en el tiempo», aunque confía en que «tenemos recursos suficientes para paliar las necesidades». Además, transmite que, cuando termine agosto, «se acabarán las puntas altas de consumo» de los recursos hídricos al regresar los turistas a sus lugares de origen.

El caso de Ramales

Frente a estas llamadas a la tranquilidad, Ramales de la Victoria se convirtió el martes en el primer ayuntamiento de Cantabria que restringió el consumo de agua por la sequía. El alcalde, César García, emitió un bando en el que, ante «el aumento del consumo y la sequía», prohíbe a los vecinos usar agua pública para «riego de fincas, parcelas, huertas, lavado de vehículos, llenado de piscinas y cualquier otro uso que no sea el doméstico, industrial o para el ganado».

0,7
hm cúbicos es la cantidad de agua que se ha captado del pantano del Ebro este verano, frente a los 5 ó 6 de otros años

Miguel Ángel Palacio detalló este miércoles la situación y rebajó la alarma. «Es un bando que el alcalde ya puso el año pasado y el anterior y que se corresponde a una recomendación que todos los ayuntamientos recibieron al principio del verano por parte de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico que viene a indicar que se sea prudente en el uso del agua». Insistió Palacio en que el municipio «no sufre ningún problema», sólo que «en los últimos días, en los que ha hecho muchísimo calor, los vecinos han estado regando sus huertas y ha caído el nivel del depósito de agua». Pero el Asón tiene «agua abundante».

Ramales es uno de los 15 ayuntamientos que habían solicitado al Gobierno cántabro pequeñas obras urgentes para prevenir la situación de escasez de agua durante el verano. «Hemos atendido todas las peticiones, pero llevan su proceso. Son obras -con un coste global de 700.00 euros- que ya se han adjudicado o que están en vías de hacerse estos días». Y además «están en ejecución las obras para mejorar la red de abastecimiento y saneamiento», recuerda Palacio sobre las acciones de Medio Ambiente.

Ver más

Fotos

Vídeos