Revilla se reúne hoy con Pedro Sánchez en Madrid para atajar la crisis de Gobierno

Revilla se reúne hoy con Pedro Sánchez en Madrid para atajar la crisis de Gobierno
Roberto Ruiz

Adriana Lastra y a José Luis Ábalos viajaron ayer de urgencia a Cantabria para intentar calmar las aguas en una comida con Zuloaga, Díaz Tezanos y Ramón Ruiz en Santillana del Mar

Enrique Munárriz
ENRIQUE MUNÁRRIZSantander

Antes de que las llamas del incendio interno que vive el PSOE desde hace mes y medio lleguen al Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla y Pedro Sánchez han decidido coger ellos mismos la manguera y tratar de sofocar el fuego. El presidente de Cantabria se reunirá hoy en Madrid con el secretario general del PSOE para abordar de manera conjunta la crisis de Gobierno. Ambos, que han llevado el encuentro con la máxima discreción, analizarán detenidamente los cambios que Pablo Zuloaga exige realizar en el bipartito para demostrar su autoridad dentro del partido. El jefe del Ejecutivo regional, en principio, entiende que su pacto de gobierno es entre partidos y no con personas, pero no está convencido de cesar al consejero de Educación, Ramón Ruiz, y menos sin orden directa de Ferraz.

Tensión en el PSOE

Una reunión que puede poner fin al pulso que mantienen los partidarios de Zuloaga y los de la vicepresidenta cántabra, Eva Díaz Tezanos, desde las primarias en las que la número dos del Ejecutivo perdió el liderazgo del PSOE. Una situación que se ha vuelto insostenible y en la que Ferraz se vio ayer obligado a intervenir. La dirección nacional del PSOE envió de urgencia a la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, y al secretario de Organización, José Luis Ábalos, personas de máxima confianza de Pedro Sánchez, para reconducir las turbulentas aguas.

Según pudo saber este periódico, los dirigentes nacionales organizaron una comida para cinco personas en un salón privado del Parador de Santillana a la que asistieron Zuloaga, Díaz Tezanos y Ruiz. La reunión se precipitó ante los últimos acontecimientos y el cariz que estaba tomando el enfrentamiento dentro y fuera de Bonifaz y ante el toque de atención que previamente había dado el jefe del Ejecutivo cántabro.

«Hay margen para la reconciliación, pero es una situación que deben arreglar juntos» José Luis Ábalos

En un ambiente enrarecido, Lastra y Ábalos intentaron «rebajar la tensión y favorecer un acuerdo». Sin embargo, sus intentos no consiguieron el efecto buscado y los dos sectores siguen dispuestos a resistir. Los pesos pesados del PSOE tuvieron en todo momento un tono conciliador y dejaron claro que el secretario general «no puede hacer un destrozo» y que el sector de Díaz Tezanos «tiene que reconocer a la nueva dirección», según las fuentes consultadas por este periódico.

Aunque sin querer entrar de lleno en el fondo del asunto, el secretario de Organización del PSOE nacional confirmó en una conversación con este periódico que «todo ha ido bien» y cree que «existe un margen para la reconciliación» entre ambas facciones. «De momento no hay otra reunión, estamos a disposición de volver todas las veces que haga falta, pero hemos visto buena voluntad». Ábalos reconoce que «le corresponde a la dirección regional plantear los cambios, como ha ocurrido toda la vida, pero es una cuestión que tienen que arreglar entre la vicepresidenta y Zuloaga». Sin embargo, inmediatamente después, sembró la duda sobre la continuidad del Ejecutivo: los relevos «se producirán si es que tienen que producirse».

Fotos

Vídeos