Doce de los 19 alcaldes del PSOE reclaman a Zuloaga que no haga «purgas» en el Gobierno

Doce de los 19 alcaldes del PSOE reclaman a Zuloaga que no haga «purgas» en el Gobierno
DM
Cantabria

La mayoría de los regidores se rebela contra los cambios planteados en el Gobierno y le piden que «empiece a mostrar gestos conciliadores»

Enrique Munárriz
ENRIQUE MUNÁRRIZSantander

Revuelta sin precedentes en el PSOE de Cantabria contra Pablo Zuloaga solo mes y medio después de ser elegido por los militantes como secretario general. La mayoría de los alcaldes socialistas, una docena de 19 y todos lo que gobiernan con mayoría absoluta, han mandado una dura carta contra el recién elegido líder de los socialistas cántabros en la que le piden que acabe con «las purgas» en el Gobierno y le exigen que «empiece a mostrar gestos conciliadores». La misiva, que está firmada por todos los regidores que apoyaron la candidatura de Eva Díaz Tezanos durante el proceso de primarias, llega después de que la dirección regional exigiese a su socio de Gobierno y presidente regional, Miguel Ángel Revilla, el cese del consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, y de, al menos, otros ochos altos cargos vinculados a su departamento y a la Vicepresidencia.

Los primeros ediles, que copan la mayor parte del poder institucional dentro del PSOE, reprochan a su número uno que ponga en «peligro la estabilidad del Gobierno», máxime cuando «se comprometió a mantener el bloque del Ejecutivo y reconoció las políticas que se estaban llevando a cabo, que benefician de la misma manera a los vecinos de Bezana –del que es alcalde Zuloaga– como del resto de Ayuntamientos», según el documento al que ha tenido acceso este periódico. En el mismo escrito, los regidores salen en defensa de los altos cargos señalados, ya que «no merecen estar expuestos a diario en los medios por razones que no tienen que ver con sus capacidades» y recuerdan que fue el propio Zuloaga quien destacó que «han llevado a cabo una extraordinaria labor en sus puestos». Además, recalcan que si el partido cree que es necesario hacer cambios «nos merecemos que se argumente el por qué de la necesidad de hacerlos o el demérito en la acción de los compañeros».

Ver más

Utilizando el símil del baile que el secretario general usó en su discurso de proclamación para culpar a Díaz Tezanos de la falta de integración en la Ejecutiva –«Dos no bailan si uno no quiere»–, los alcaldes piden que «de una vez suene la música para bailar juntos, sin estridencias que nos separen. Que se diluya esa línea tan visible para la ciudadanía que se ha escenificado en las fotos de los distintos actos en los que se han exteriorizado dos partidos; una orgánico y otro institucional cuando sólo hay un PSOE de Cantabria».

La dureza de las declaraciones visibiliza, una vez más, la fractura interna entre la dirección del partido, que ganó el Congreso Regional hace un mes y medio, y sus antecesores, la mayoría instalados en el Gobierno de Cantabria y los ayuntamientos cántabros. La relación entre los dos sectores enfrentados cada vez es peor y ya no se molestan en ocultarlo: «Este partido ha sido mejor cuando hemos hecho desaparecer de nuestra vida diaria términos como los de ‘familias’, purgas o venganzas y los hemos sustituido por unidad, consenso, convivencia y respeto. Y asistimos con pena, profunda pena, a un modo de hacer que tanto daño hizo a nuestra organización», señala textualmente el escrito.

Por todo ello, los alcaldes Teresa Montero (Molledo), Secundino Caso (Peñarrubia), Javier Campo (Tresviso), Javier Incera (Colindres), Verónica Samperio (Piélagos), Sergio Abascal (Santoña), Jaime Bonachea (Rasines), María del Mar Iglesias (Limpias), Juan Ramón López Visitación (Laredo); Isidoro Rábago (Santillana del Mar), Andrés Ruiz Moya (Suances) y Roberto Escobedo (Val de San Vicente) –éstos dos últimos rechazaron integrarse en la nueva Ejecutiva tras el congreso regional– rubrican una carta en la que solicitan «una reunión urgente para analizar la situación actual e intentar buscar soluciones que contribuyan a recuperar la unidad y, sobre todo, la fraternidad».

Los ediles garantizan su «lealtad» como socialistas al secretario general, pero, a renglón seguido, le dejan claro que «la confianza hay que ganársela». «Te garantizamos que tenemos plena disposición para tenerla y te conminamos a que los próximos pasos vayan encaminados a este fin y no a incidir sobre las heridas que de manera tan innecesaria has abierto en una organización que, nos guste o no, no ha salido indemne del congreso regional», sentencian.

Los mismos regidores enviarán también una carta al secretario general del partido, Pedro Sánchez, para pedirle que «interceda» y trate de «poner fin a la locura». Así, solicitarán la mediación del líder nacional porque consideran que «no tiene mucho sentido» pretender destituir a Ruiz cuando Cantabria ha sido «pionera» y «referente» en políticas de izquierda en el ámbito educativo en toda España.

Fotos

Vídeos