De la Serna hace públicos todos sus ingresos y acusa a Revilla de «trabajar para sí mismo»

Imagen del pasado 10 de abril, un día en que Miguel Ángel Revilla e Íñigo de la Serna coincidieron en varios actos, a los que acudió la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saenz de Santamaría. A la izquierda, Jaime González, presidente de la Autoridad Portuaria. /Javier Cotera
Imagen del pasado 10 de abril, un día en que Miguel Ángel Revilla e Íñigo de la Serna coincidieron en varios actos, a los que acudió la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saenz de Santamaría. A la izquierda, Jaime González, presidente de la Autoridad Portuaria. / Javier Cotera

El presidente defiende su dedicación al cargo y arremete contra el PP que cobra «en negro». Los populares critican que él se enriquece a «costa de Cantabria»

VIOLETA SANTIAGO SANTANDER.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, hace hoy público su salario en su cargo actual, sus últimos ingresos como alcalde, todo su patrimonio y el estado de sus cuentas bancarias en una tribuna que publica El Diario Montañés. No es la primera vez que el político popular da este paso -ya lo ha hecho en anteriores ocasiones a lo largo de su vida pública- aunque esta vez difunde esta información en el contexto de un conflicto palmario con el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, a quien había retado hace dos semanas a explicar sus ganancias con su «negocio» editorial. Este periódico difundió este domingo lo que se embolsa el presidente por su faceta de escritor, unas cifras que él mismo facilitó porque no tiene «nada que esconder». Al tiempo, reafirmó que su segunda ocupación no le resta tiempo a su función como jefe del Ejecutivo.

Tribuna de Íñigo de la Serna

Pero De la Serna tiene mucho que objetar a esta tesis del presidente y dice -en la tribuna que puede leerse íntegra en la página 30 de este periódico- que «ocupar un cargo público requiere una dedicación plena y absoluta, sin tiempo para los negocios personales, el lucro y la promoción individual (...) Nunca hay que olvidar que el único fin de un político es trabajar para los ciudadanos, no para uno mismo», en lo que supone una crítica frontal a la situación de Revilla que, en sus obras de análisis político y de actualidad, desgrana situaciones y anécdotas vividas desde su cargo.

A la hora de hacerse una radiografía económica completa, el ministro especifica que «no pretende dar lecciones a nadie ni convertirse en adalid», si bien apunta que la semana pasada «hemos conocido dos casos, uno en España y otro en Cantabria, de responsables políticos que emplean la mayor parte de su tiempo en acudir a tertulias y programas televisivos trasladando que son personas campechanas, como cualquier modesto trabajador, y los demás somos unos corruptos adinerados».

«Nunca he aprovechado mi cargo para recibir ingresos adicionales a los que se corresponden con mis responsabilidades» íñigo de la serna

«Todas mis declaraciones de la renta son públicas, año a año. Soy un candidato duro de pelar porque no oculto nada» miguel ángel revilla

Alude a Miguel Ángel Revilla y a Pablo Iglesias (líder de Podemos), que ha tenido que programar una consulta a las bases de su partido tras desvelarse que se ha comprado un chalé de más de 600.000 euros. De la Serna les compara y les llama «grandes predicadores de la moral». En ambos casos, en su opinión, «se ha destapado una realidad completamente distinta de la que predicaban».

Porque el ministro ha sugerido en varias ocasiones que el «negocio editorial» perjudica a los cántabros desde el momento en que Revilla debería estar dedicado a sacar adelante a la comunidad autónoma y, en lugar de eso, ocupa su tiempo en promocionar sus títulos. En contraposición, el exalcalde de Santander subraya que él ni tiene ni ha tenido «jamás un negocio al margen de mi cargo público». «Y, por supuesto, nunca he aprovechado mi cargo para recibir ingresos adicionales a los que se corresponden con mis responsabilidades. Lo contrario me hubiera parecido deshonesto con los ciudadanos y conmigo mismo».

Las cifras como diputado

Además de relatar sus finanzas, De la Serna contesta a la pregunta que le hizo la semana pasada el PRC. Esta organización le interrogó acerca de si había cobrado por asistir a nueve plenos del Parlamento de Cantabria (antes de ser llamado a Madrid) pese a no haber asistido a ellos. «Al no tener dedicación exclusiva ni parcial, cobré en concepto de dietas y asignaciones en 2016 un total de 10.709 euros». Según asegura, esta cantidad no se recibe por asistencia a cada uno de los plenos «sino como asignación anual, fija, que fue aprobada por el Parlamento de Cantabria y es idéntica para todos los diputados» que se encuentran en la misma situación.

Y para que «no haya dudas», el político popular agrega que «cualquier ausencia a un pleno siempre fue justificada» por las obligaciones de sus cargos, ya fuera como alcalde de Santander, como presidente de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) o como presidente del Consejo de Municipios y Regiones de Europa y «nunca por asuntos personales», por lo que califica de «ridícula manipulación torticera» la reclamación para que dé a conocer una cantidad económica «que ya es pública».

El enfrentamiento entre los dos cántabros (el regionalista y el popular) sube un escalón cada día y hay que estar atentos a las acusaciones y a las rápidas respuestas de cada cual. Al hilo de defenderse de las críticas que había recibido en semanas anteriores y se repitieron anteayer por boca del portavoz del PP (Íñigo Fernández), Revilla arremetió de nuevo contra la corrupción en las filas populares y mentó a Mariano Rajoy, lo que provocó la inmediata réplica del PP de Cantabria -pero no la del titular de Fomento, miembro del Gabinete Rajoy, que ya había enviado a este medio su artículo cuando se produjo ese reproche-.

Al hablar de sus ingresos y lo que generan también para las arcas del Estado, Revilla animó a imitarle a los políticos populares, puesto que él trabaja «en A» y no «en negro». Recordó que no todos los populares pueden decir lo mismo, toda vez que «en los papeles de Bárcenas está don Mariano Rajoy con 373.000 euros en negro y, así, todos los dirigentes». El PP es «un partido imputado por corrupción», recalcó.

En respuesta a esta declaración, el PP de Cantabria le preguntó a bocajarro al presidente regional si el martes pasado se trasladó a San Sebastián a promocionar su última obra en su coche oficial, porque los populares -que secundan al ministro en todas sus acusaciones- creen también que la segunda actividad de Revilla «está saliendo muy cara a los cántabros».

Desde el PRC se negó la mayor y se dio hasta el más mínimo detalle del desplazamiento: el presidente viajó a la capital de Guipúzcoa en un coche con conductor pagado por su editorial, Espasa. Y -llegaron a decir- se comió «un pincho en San Sebastián y lo pagó de su bolsillo».

María José González Revuelta, secretaria regional de los populares, había calificado de «escandaloso» que Revilla «se esté haciendo rico» a costa de los cántabros y, en un tono muy crítico, había indicado que el regionalista dedica todo su tiempo «al cuento» y a no ejercer como presidente «porque gana más dinero con los libros que con su trabajo».

«Es aplaudible crear riqueza»

Un tono así de beligerante tan solo unas horas después de haber manifestado el líder regionalista en la procesión de la Virgen del Mar -que se celebró por la mañana- que él es el presidente que «más horas» trabaja (de entre todos los que ha tenido la autonomía). El jefe del bipartito afirmó tener la «conciencia tranquila» por su actividad literaria -paralela a la de la presidencia- puesto que le parece «aplaudible» ganar dinero «porque se genera riqueza» cuando la actividad «es legal» y se cumplen todas las obligaciones fiscales, como es su caso.

También insistió en la legalidad «absoluta» de sus números. «Yo no cometo ilegalidades jamás», señaló. «Pago a Hacienda hasta el último céntimo y ese es mi compromiso. Por eso puedo hablar alto y claro en cualquier lugar», apuntó.

El líder del PRC atribuye la insistencia de los populares sobre sus cuentas a que queda un año para las elecciones. Es «periodo preelectoral» y su partido y él mismo son los rivales «a batir». Como ya ha comentado en otras ocasiones, indicó que De la Serna tendrá una «carrera política muy complicada» si tiene que venir «aquí, a su tierra, a torear después de ser ministro y no gana». Revilla reiteró que él es un candidato «muy duro de pelar» porque no tiene «nada que ocultar».

En esta línea, se ofreció a enviar a la oposición «todos los informes médicos», los «análisis de sangre», e, incluso, dijo que les abrirá las puertas de su casa. «Todas mis declaraciones de la renta son públicas año tras año», remarcó. Y apostilló que no se ha cogido ni «un día de vacaciones». «Incluso cuando voy a la televisión estoy trabajando para Cantabria, aunque ellos no lo valoren», declaró.

Ingresos de Hacienda

El jefe del Ejecutivo se despachó así en la procesión de San Román de la Llanilla, a la que acude cada año en la jornada grande de la fiesta de la Virgen del Mar, que tuvo lugar tan solo un día después de haberse publicado en El Diario Montañés lo que ha ganado con sus libros en los últimos cinco años -de las cuentas está excluido el último texto, 'Sin censura', que acaba de ver la luz y aún no hay balance de ventas ni de ingresos-.

En este periodo, el regionalista ha ingresado 525.729 euros brutos que, tras descontar retenciones e impuestos, se quedan en 293.026 euros, según las cifras facilitadas por él mismo. Revilla estima que, con sus obras, Hacienda habrá ingresado un millón y medio de euros, entre los impuestos que ha tenido que afrontar él, los que ha debido abonar la editorial y los que han correspondido a los libreros. Con estos datos respondió al ministro, que le había retado al menos en tres ocasiones en dos semanas a que hiciera públicas sus ganancias por una actividad privada, que está haciendo compatible con la presidencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos