Educación propone reducir el próximo curso las vacaciones de noviembre

Educación propone reducir el próximo curso las vacaciones de noviembre

Uno de los dos modelos enviados a los sindicatos recorta a tres días el primer periodo no lectivo y recupera la Semana Santa en su formato tradicional

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

La Consejería de Educación ha propuesto a los sindicatos que forman parte de la Junta de Personal Docente (STEC, CC OO, UGTy ANPE) reducir el próximo curso la semana de vacaciones escolares de noviembre a tres días, incluido el festivo día 1. Esta es la principal novedad de una de las dos proposiciones de calendario que la Administración ha enviado a las organizaciones sindicales de cara a las negociaciones que se iniciarán este próximo jueves para definir la hoja de ruta del ejercicio 2018/19. Por su parte, el viernes la Consejería se reunirá con la mesa de las familias.

Manteniendo la estructura estrenada el pasado curso de repartir los 175 días lectivos en cinco bimestres separados por cuatro de vacaciones, que Educación ya aseguró que respetaría porque «no existe ningún dato alarmante» que haga plantearse una vuelta al modelo anterior, las dos propuestas presentadas varían sobre todo en la configuración de las vacaciones de noviembre, las que más han criticado las familias, y Semana Santa, que regresarán al calendario escolar tras su desaparición este año, tal y como adelantó El Diario Montañés. Pero no porque hayan cambiado los criterios en cuanto a desvincular su organización de las festividades religiosas, sino porque vuelven a «cuadrar» mejor con la filosofía del calendario al caer a finales de abril y no en marzo, como ha ocurrido este 2018.

Así, la primera propuesta recorta el primer periodo no lectivo a tres días (del miércoles 31 de octubre al viernes 2 de noviembre), lo que permite extender las vacaciones de Semana Santa del 19 al 28 de abril, desde Jueves Santo e incluyendo la Semana de Pascua posterior, como era tradicional en Cantabria. El segundo planteamiento mantiene completa la semana de vacaciones de noviembre (del 29 de octubre al 2 de noviembre, en concreto) y establece el descanso de Semana Santa en torno sólo a la Semana de Pascua.

En ambos casos el periodo no lectivo de Navidad se reparte igual (desde el 22 de diciembre al 7 de enero) y el de finales de febrero de forma similar, cuatro días que se repartirían entre el final de una semana y el comienzo de la siguiente, aunque falta consensuar cómo.

Esta tarde hay manifestación

Negociación del calendario

Los sindicatos CCOO, UGT y STEC, así como la Federación de Padres de Alumnos (FAPA) han pedido a la Consejería de Educación que «respete» el informe del Consejo Escolar sobre el calendario lectivo del próximo curso, puesto que ha concitado el consenso de toda la comunidad educativa, desde sindicatos a familias, desde la enseñanza pública a la concertada.

Además, todos ellos han coincidido en que el calendario se negocia «tarde», con una primera reunión con sindicatos prevista para este jueves 10 y para el viernes 11 con la mesa de las familias.

El objetivo de la Consejería, según dijo su titular, Francisco Fernández Mañanes, es tenerlo aprobado la próxima semana. Sin embargo, los sindicatos consideran que afrontan la negociación «tarde y desinformados».

A preguntas de la prensa, el representante del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Cantabria (STEC), José Ramón Merino, ha hecho un llamamiento público a la Consejería para que respete el informe del Consejo Escolar sobre el calendario. «Todos sabemos lo difícil que es llegar a consensos, y en el Consejo están representadas las familias y los profesores, la pública y la privada, las patronales y la administración, los ayuntamientos y la universidad... Un amplio espectro de sectores que tenemos puntos de vista distintos y nos hemos puesto de acuerdo», ha remarcado.

El portavoz del STEC ha recordado que el Consejo Escolar remitió este informe a Educación el 21 de marzo y «está en el espíritu de todos que respete esa propuesta», ha sostenido.

Sin embargo, por el momento, los sindicatos desconocen la propuesta de calendario que presentará la Consejería, de forma que no se han pronunciado sobre si será fácil aprobarla o no. «Lo que sí tenemos claro todos es que vamos tarde en la negociación del calendario» porque el «mayor problema» del mismo es la conciliación, ha denunciado Laura Aguate, en representación de UGT.

La presidenta de FAPA Cantabria, Leticia Cardenal, ha recordado que los representantes de las familias se reunieron con Fernández Mañanes a mediados de abril y les anunció que en 15 días convocaría la mesa de familias, que finalmente se ha fijado para este viernes, con lo que «sus tiempos a lo mejor no son los mismos que los de todo el mundo», ha observado Cardenal.

La presidenta de la FAPA también ha pedido al consejero que se respete el acuerdo del Consejo Escolar, al tiempo que ha advertido que los padres seguirán demandando que se facilite la conciliación laboral, no solo a la Consejería sino también a los ayuntamientos, «como hacemos». «Lo que pasa es que el Ayuntamiento de Santander hace oídos sordos y no parece que sea su prioridad la conciliación», ha denunciado.

Apoyo a la manifestación contra la Lomce

Sindicatos y familias han llamado también a salir a la calle mañana para «combatir» la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce). La protesta saldrá este martes a las seis y media de la tarde desde la Consejería de Educación, en la calle Vargas, y acabará en los jardines de Pereda.

Conchi Sánchez (CCOO), Laura Guate (UGT) y José Ramón Merino (STEC) han coincidido en denunciar los «incumplimientos graves» en materia de educación por parte de todos los gobiernos, con falta de financiación, y han reclamado que se reduzca el porcentaje de interinos y se mejore la ratio de alumnos por aula.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos