«Vuelta Ostrera no origina problemas de ruidos y olores. ¿Nos los van a traer aquí?»

Fidel Sáez y José Alberto Sánchez, en la zona en que el Ministerio quiere levantar la nueva depuradora. /Luis Palomeque
Fidel Sáez y José Alberto Sánchez, en la zona en que el Ministerio quiere levantar la nueva depuradora. / Luis Palomeque

Los vecinos de El Borroñal recogen firmas y anuncian su intención de luchar contra la instalación de la nueva depuradora junto a sus casas

José Ahumada
JOSÉ AHUMADAHinojedo

«Yo voy a hacer lo imposible para que no coloquen la depuradora aquí. Soy autónomo, trabajo de tractorista y mi familia vive de este campo. Si tengo esta casa es porque he estado veinte años trabajando, y no tengo ganas de marcharme a Torrelavega a chupar lo de Sniace». José Alberto Sánchez Cueli señala desde el balcón de su vivienda la zona de Hinojedo en la que el Ministerio de Medio Ambiente pretende levantar la depuradora que sustituya a la condenada de Vuelta Ostrera. Son fincas segadas y atendidas, donde se siembra forraje y cereal.

«Yo no sé quién habrá tomado esa decisión, pero ahora mismo la depuradora está en un sitio donde no hay casas y no origina problemas de ruidos ni de olores. ¿Nos los van a traer aquí? ¿Resulta que lo van a quitar de allí porque molesta a unas aves y ahora nos vamos a tener que ir de aquí los vecinos?».

Desde que el Ministerio hiciera pública su intención de construir la instalación en El Borroñal -la ubicación que obtuvo la puntuación más alta de los técnicos entre las siete que se barajaban-, la inquietud entre los vecinos de la zona no deja de extenderse. Las fotos con los planos del proyecto circulan por los teléfonos móviles y se ha puesto en marcha una recogida de firmas en Change.org, que ya pasa de las 500.

Mientras apunta con el dedo a las viviendas de los alrededores y habla de los vientos que extenderán la peste, José Antonio Sánchez calcula que, si el proyecto se lleva finalmente a cabo, podría originar molestias a cerca de 2.000 personas. «Seguro que hay otros sitios donde se puede construir y no hay gente, como las canteras de Cuchía. Aquí no han preguntado ni a los vecinos ni a nadie, y nos hemos enterado cuando ha salido en los medios de comunicación».

Fidel Sáez Crespo comparte sus temores. Su casa está aún más cerca del lugar elegido por Medio Ambiente. Recuerda cuando lo que es ahora el Parque de la Alianza era un vertedero lleno de ratas. «El olor obligaba a cerrar puertas y ventanas y no se podía ni tender la ropa. Y eso que estaba mucho más lejos que donde quieren poner la depuradora».

«Un paraíso»

Como su vecino, opina que habría que dejar la depuradora donde está. «Ya sé que tienen que tirar la otra, porque hay una sentencia. ¿De verdad que no hubo tiempo de solucionarlo antes? Si la derriban, y eso que costó una millonada, la siguiente que hagan será mucho más grande. Yo creo que habría que dejarla donde está: mejor en una ría llena de basura que en un paraje natural como éste, con sendas peatonales, un riachuelo, un coto de caza... Aquí también hay aves, y comadrejas, zorros y tejones: es un paraíso. Lo triste es que cuando a un político se le mete algo en la cabeza es difícil hacerle cambiar de rumbo, pero escuchando a la gente se solucionan mejor los problemas que con imposiciones».

Fidel Sáez apunta otro inconveniente: si el Ministerio desechó la opción de construir la depuradora junto al puerto de Requejada por ser zona inundable, El Borroñal también lo es. «En tiempo de lluvia todo esto se convierte en una ciénaga. Cuando era pequeño y llovía no se podía ir de Sanjero a Sogándara ni El Soto, y había que salir por Puente Avíos. Más tarde ensancharon la cuenca de El Borroñal, y aún así, cuando llueve está intransitable el acceso a Sogándara». Justiniano Martín pasa en ese momento con el coche y confirma que, efectivamente, en cuanto llueve todo se transforma en una gran charca. «Yo veo muy mal que elijan este sitio. No deben de estar muy preparados si éste les parece el mejor».

Los vecinos no están solos en su lucha contra el proyecto del Ministerio. El Pleno del Ayuntamiento de Suances mostró esta semana su «absoluto rechazo» al proyecto con una unanimidad que no rompió ni el PP. Anteriormente, el alcalde, Andrés Ruiz Moya, ya se había manifestado en contra de un plan que considera «un atropello y una aberración».

«Estamos en total y absoluto desacuerdo con la nueva ubicación que nos plantean. Es un completo disparate situar la depuradora cerca de núcleos vecinales y en una zona como El Borroñal, que tiene un gran valor paisajístico y medioambiental». Mientras el Ayuntamiento trabaja para presentar alegaciones al proyecto, Ruiz Moya ha solicitado una reunión con Miguel Ángel Revilla para buscar el apoyo del Gobierno regional ante Medio Ambiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos