Fútbol | Racing

Molina prepara la limpia

Arriba, de izquierda a derecha, Paco Regalón, Óscar Fernández, Borja Lázaro, Héber Pena y Adán Gurdiel. Abajo, de izquierda a derecha, Borja Granero, Gonzalo de la Fuente, César Díaz, Víctor Badiola y Franco Acosta. /DM .
Arriba, de izquierda a derecha, Paco Regalón, Óscar Fernández, Borja Lázaro, Héber Pena y Adán Gurdiel. Abajo, de izquierda a derecha, Borja Granero, Gonzalo de la Fuente, César Díaz, Víctor Badiola y Franco Acosta. / DM .

Ninguno de los futbolistas que terminan contrato ha recibido aún oferta de renovación del Racing | El Racing se reunirá con Gonzalo, medita qué hacer en el caso de Granero y pese a interesarle califica de «inalcanzable» a Borja Lázaro

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

La limpia en la plantilla del Racing se prevé antológica. El definitivo desembarco del Grupo Pitma en el club y la entrega de plenos poderes a Víctor Alonso y Chuti Molina se dejará ver en todos los departamentos de la entidad, comenzando por el más importante: la primera plantilla. De los futbolistas que terminan contrato, pocos de ellos continuarán. Así lo anunció Molina y así lo confirmaban este martes Víctor Alonso y los propios interesados, aún a la espera de propuestas. «Seguramente haya varias salidas y alguna renovación», reconocía. El problema es que el Racing aún tiene dudas sobre la decisión a tomar sobre algún futbolista. O al menos eso asegura. De hecho, ninguno tiene todavía una oferta firme de renovación, según confirman ambas partes. Esto no significa que no se vaya a hacer ninguna propuesta, como adelantó el propio Chuti Molina hace una semana, pero en cualquier caso serán pocos los jugadores que terminan contrato y sigan vinculados al club.

Ver más

Franco Acosta y Borja Lázaro estaban cedidos y tienen contrato con otros equipos, concretamente el Villarreal y el Alcorcón, con lo que el Racing no tiene margen de maniobra. En el caso del primero de ellos, ni siquiera interés. El uruguayo fue un fichaje de Manolo Higuera y Pachín -de hecho se incorporó desde el filial del conjunto amarillo, equipo del que procedía el breve exdirector deportivo- y su rendimiento no ha convencido.

En el caso de Lázaro, no sólo tiene contrato con los madrileños, sino que el Racing ni siquiera asumió toda su ficha durante la mitad de la temporada que duró su cesión. Además, el propio delantero reconoció que lo que le animó a aceptar la oferta fue la presencia de Ángel Viadero y la posibilidad del ascenso, con lo que una vez que el de Canalejas ha dejado el banquillo y que el Racing seguirá en Segunda B su baja está prácticamente asegurada. A Molina sí le interesa Lázaro, pero el mandatario confirmó a este periódico que «su ficha es impensable para el Racing», por lo que sería una sorpresa mayúscula que el atacante repitiera en los Campos de Sport.

Los casos uno a uno

Franco Acosta (delantero).
Cedido por el Villarreal B hasta final de temporada, en este caso no cabe ninguna hipótesis ni negociación: el 30 de junio termina contrato y tiene contrato con el equipo amarillo.
Borja Lázaro (delantero).
Está cedido, tiene contrato con el Alcorcón y es un jugador económicamente inviable para el Racing, salvo que Pitma invierta. Ni el club ni el futbolista han manifestado públicamente sus intenciones.
César Díaz (delantero).
Ya de vacaciones fuera de Santander, no ha recibido ninguna oferta del Racing, tampoco a través de su agente.Asegura no saber cuál será su futuro, «ni en uno y otro sentido», pero parece lejos de Cantabria.
Gonzalo de la Fuente (defensa).
Ya habló con Chuti Molina y se «comprometieron» a volver a hacerlo cuando hubiera entrenador. Ahora será Iván Ania quien decida si cuenta con el central, que si le llega una oferta del Racing la escuchará.
Borja Granero (centrocampista).
«Tengo que valorar si ofrecerle la renovación o entiendo que ha terminado un ciclo», señaló Molina a El Diario.El futbolista no se ha manifestado públicamente sobre su continuidad, muy en entredicho.
Adán Gurdiel (delantero).
Al terminar la temporada se le dijo que nno se tomarán decisiones hasta tener entrenador.No ha tenido siquiera noticias pese a que mostró estar «en disposición» de seguir y su continuidad parece muy complicada.
Héber Pena (centrocampista).
Él mismo ve «muy difícil» seguir en el Racing.Sin oferta de renovación su marcha se da por hecha incluso entre sus propios compañeros, aunque no será oficial hasta el 30 de junio, cuando termina contrato.
Óscar Fernández (centrocampista).
El de Renedo maneja alguna oferta de Segunda División que, de momento, está parada. Si no sale adelante el salto de categoría, el Racing es su primera opción, aunque el club no se ha dirigido a él.
Paco Regalón (defensa).
Ha terminado su contrato, no ha recibido ninguna oferta de Santander y tras hablar con Chuti Molina «no hay nada». El futbolista tiene muy claro que no jugará el año que viene en el Racing.
Víctor Badiola (delantero).
Termina contrato, ya rechazó una oferta a la baja que le hizo la directiva de Higuera y ahora es el nuevo equipo técnico el que debe decidir su futuro. Con cartel, si le hacen una buena propuesta puede renovar.

Diferentes son los casos de Gonzalo de la Fuente y Borja Granero. El primero está pendiente, según ha reconocido, de una conversación con el club una vez que Iván Ania tome las riendas del primer equipo. Ambas partes han aplazado dicho encuentro para dentro de unos días. Mientras tanto el club se está pensando si ofrecer o no la renovación al segundo, aunque lo más probable es que pueda romperse un periodo de cinco años como racinguista. Así lo dijo la semana pasada Chuti Molina, mientras que el valenciano no se ha pronunciado en uno ni otro sentido. «Tenemos que valorar qué hacer».

Por una parte el entorno se le ha vuelto hostil en los últimos meses y las palabras de Molina siembran muchas dudas, pero del mismo modo dejan la puerta abierta a un futbolista que acaba de incorporarse a Emart Soccer Pro, que representa a varios futbolistas verdiblancos y a Guillermo Romo.

Tampoco Héber Pena y Paco Regalón han recibido ofertas. Ambos han confirmado ya que tampoco seguirán en Santander, mientras que César Díaz reconoce no tener ninguna propuesta. El albaceteño se marchó de Santander sin saber si seguirá o no en el Racing el año que viene y su concurso parece difícil, aunque él mismo no lo descarta.

En esa limpia del nuevo Racing 'murciano' -el club pimentonero es el denominador común de todas las nuevas incorporaciones estratégicas- un ejemplo paradigmático es Adán Gurdiel. Procedente precisamente del Lorca, el caso del lateral derecho leonés es el paradigma de la errática política deportiva del curso recién vencido. El Racing le incorporó pese a tener cubierta esa demarcación con Córcoles y Gándara y sin embargo necesitaba además un central, puesto para el que solo disponía de Regalón y Gonzalo, con este último afectado por sucesivas lesiones a lo largo de toda la temporada. Al no disponer de fichas para futbolistas mayores de 23 años, se vio obligado a despedir a otro jugador e indemnizarle con todo su sueldo hasta el 30 de junio. El elegido fue Córcoles en una decisión que no sólo causó malestar por las formas, sino que se limitó a un cambio de cromos en un puesto intrascendente para fichar a un futbolista que terminó además como suplente del canterano Gándara, tras ofrecer un escaso rendimiento. En consecuencia, su continuidad parece también descartada.

El caso de Óscar es aún más llamativo. El club no le ha hecho una oferta y maneja propuestas de Segunda División, si bien está a la espera de que termine la competición en la categoría de plata y aún no se ha comprometido con ningún equipo. El canterano renovaba automáticamente en caso de ascenso, pero al no producirse se convertirá el 30 de junio en agente libre. Si falla la opción de dar el salto de categoría, su primera opción en Segunda B es el Racing. Con la competición aún en marcha el de Renedo ya esperaba que le hicieran una propuesta, pero la postura del club y de Víctor Alonso, que para entonces ya había ganado un gran poder en detrimento de Manolo Higuera, fue la de no renovar ningún contrato hasta que terminara la temporada. En las oficinas de los Campos de Sport ya se preparaba la limpia que sostenida, pero constante, se está llevando a cabo en los últimos dos meses.

En consecuencia, la continuidad de Óscar Fernández peligra no ya por la decisión que pueda tomar el Racing, sino porque el propio jugador está en condiciones de buscar otro destino. Sin embargo, si fuera para seguir en Segunda B ya ha mostrado su disposición en seguir en el Racing.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos