Fútbol-Racing

Sorpresa y malestar en los jugadores por el despido de David Córcoles

Córcoles fue titular el pasado domingo ante el Sporting de Gijón B, su último partido como racinguista. /Javier Cotera
Córcoles fue titular el pasado domingo ante el Sporting de Gijón B, su último partido como racinguista. / Javier Cotera

El club asume que la forma de prescindir del lateral, actualmente lesionado y que pasa de ser titular a rescindir su contrato, no ha sido la mejor

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

David Córcoles es ya historia en el Racing. Su salida del club ha sido tan rápida como sorprendente. El pasado domingo fue titular en el once inicial que se enfrentó al líder, el Sporting B, por delante de cualquier otro compañero y tan solo dos días después se quedó sin trabajo y para colmo lesionado. En la plantilla la noticia fue recibida con sorpresa y con cierto malestar. «No sabíamos nada. Se va un compañero y no podemos más que desearle que le vaya bien», aseguró Sergio Ruiz este miércoles en La Albericia. Al cántabro le tocó en suerte tener que dar la cara; como joven y canterano que es, parece evidente que su discurso no iba a dar mucho que hablar. «Nosotros no podemos hacer nada. El club es el que toma las decisiones», añadió. Difícil trago.

Este miércoles fue el primer día en el Racing sin David Córcoles. La secretaría técnica decidió que fuera el lateral el que con su salida dejase hueco para la llegada de Adán Gurdiel, la última incorporación de la plantilla justo en la víspera del cierre del mercado. La hoja de ruta de los responsables se emborronó y el plan inicial se truncó. El objetivo, una vez que se habían completado las necesidades en la delantera, era fichar a un jugador de menos de 23 años que no forzarse el despido de ningún futbolista para su llegada. Para ello el Racing negoció con varios equipos de Segunda y con alguno de Primera sin hueco en su filial para los pretendidos. Ninguna operación recibió el visto bueno.

Fue entonces cuando se reactivó el plan B: Un lateral derecho fuera de la edad que fuera. Al recibir el sí de Gurdiel, ya sólo restaba elegir quién sería despedido para dejar una ficha libre y el dedo señaló a Córcoles. El alicantino no quiso este miércoles expresar su estado; es obvio que fue el primer sorprendido de su salida, sobre todo después de ser el 'preferido' del entrenador hasta el momento para ocupar el lateral derecho. El pasado lunes no entrenó después de caer lesionado el domingo. Este martes se sometió a unas pruebas que determinaron que sufre una rotura muscular en el semitendinoso de su pierna derecha y que será baja el próximo mes. Su lesión puede haber forzado su salida, que si bien no estaba decidida es cierto que se barajó semanas antes.

El club reconoce que la forma de llevar a cabo la operación de llegada de Gurdiel y la consiguiente rescisión de Córcoles no ha sido la correcta; los responsables asumen el deterioro de imagen que puede suponer y, por supuesto, el coste económico. Sin embargo, las circunstancias del mercado han deparado la decisión. Al alicantino le restaba de contrato esta temporada y salvo sorpresa -resulta difícil que se produzca un acuerdo tal y como han sucedido los hechos- es probable que recibirá hasta el último euro que tenga firmado.

«Se va un compañero. No sabíamos nada, es el club el que toma decisiones», dice Sergio

Córcoles llegó en el verano de 2016. Fue Ángel Viadero quien se fijo en él y quien apostó por su fichaje. No ha negado su preferencia por el veterano delantero y siempre que estuvo en condiciones de jugar lo hizo. Las lesiones no le han permitido tener toda la regularidad que hubiera deseado y precisamente una dolencia le apartó del equipo esta temporada. Durante esos días, los canteranos Miguel Gándara y, sobre todo, Sergio Ruiz brillaron en la demarcación del alicantino. Esta última circunstancia propició que el nombre de Córcoles apareciera en una hipotética lista de transferibles para el mercado de invierno, sin embargo Viadero le devolvió la confianza y recuperó la autoestima y su status. Tanto, como que en el trascendental partido ante el Sporting jugó de inicio.

Gran jerarquía

El alicantino sale de un equipo en el que con su veteranía y carácter se había ganado un hueco. Formó parte de la alta jerarquía del vestuario que tiró del grupo en la parte final de la pasada Liga, aunque su presencia en los play off no pudo ser posible por una lesión. Su carisma también le convirtió en primer espada y en las reuniones extradeportivas era uno de los líderes. Viadero se queda, por otro lado, sin uno de sus firmes seguidores.

El club ha preferido que sea Córcoles el que abandone la plantilla por delante de otros futbolistas que apenas cuentan para el técnico y a quienes las nuevas incorporaciones taparán aún más su participación, como Juanjo o Pau Miguélez. Los casos de ambos son distintos; el primero tiene firmado un contrato de larga duración de difícil ruptura y el segundo no deja de ser uno de los canteranos con más proyección. Otros como César Díaz, que también llegaron a aparecer en la lista de posibles salidas se salvaron de la quema en las últimas jornadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos