Fútbol | Segunda B

El racinguismo vive una nueva fiesta en Villaviciosa

Aficionados verdiblancos escancian sidra. / Javier Cotera

Más de un millar de aficionados verdiblancos viven las horas previas al partido de esta tarde en las calles de la localidad maliaya

Sergio Herrero
SERGIO HERREROVillaviciosa

El modesto estadio de Les Caleyes será este domingo, por tercera vez, territorio verdiblanco. La visita del Racing a Villaviciosa reunirá a más de un millar de aficionados cántabros en las gradas para el partido de esta tarde, a las 17.30 horas, frente al Lealtad. Un duelo en el que el equipo de Carlos Pouso tratará de romper su maleficio de más de dos meses sin ganar fuera de causa ante un conjunto asturiano, al borde del descenso, que se juega la vida.

El Lealtad, una vez más y liderado por su presidente, Pedro Menéndez, ha mostrado su hospitalidad al Racing y a sus aficionados. Además de colocar gradas supletorias para acoger la gran afluencia de público, junto al estadio ha preparado una fan zone para que los seguidores verdiblancos disfruten en las horas previas al partido.

Las calles de la localidad maliaya se han visto invadidas, ya desde por la mañana, por la afición cántabra, que ha degustado los atractivos turísticos y gastronómicos de la zona. La sidra ha sido la gran protagonista. No será un desplazamiento tan masivo como el de las dos temporadas anteriores, en los que llegaron más de 3.000 personas hasta Villaviciosa. Pero, aún así, la parroquia racinguista espera vivir otra buena fiesta con el fútbol como excusa.

La previa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos