El terrorista de la furgoneta permanece huido

Hay tres hombres detenidos, pero ninguno de ellos es el autor material de la matanza

YOLANDA VEIGA

La investigación del brutal atentado de Barcelona, que ha causado 13 muertos y más de un centenar de heridos, continúa con la búsqueda del autor del atentado. La Policía ha detenido a tres personas -dos este jueves y una este viernes por la mañana- por su implicación con el ataque pero ha confirmado que ninguna de ellas es el conductor de la furgoneta, que sigue huído.

El atentado se produjo a las cinco menos diez de la tarde, cuando un vehículo entró a gran velocidad en las Ramblas arrollando a decenas de personas a su paso. El conductor de la furgoneta no ha podido ser localizado ni han trascendido datos de su identidad.

En una comparecencia de prensa el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, ha confirmado que a lo largo de la tarde del jueves se produjeron dos detenciones. Los arrestados son un ciudadano marroquí localizado en Ripoll (Girona) y un hombre nacido en Melilla y detenido en Alcanar. En esta localidad de Tarragona se produjo la madrugada del jueves una explosión en una vivienda que causó la muerte de una persona y que los Mossos d'Esquadra vinculan con el atentado. La tercera detención la han llevado a cabo este viernes por la mañana los Mossos d'Esquadra en Ripoll. Por el momento no se conocen más datos.

Los autores del ataque contra el corazón turístico de la ciudad condal utilizaron dos furgonetas blancas para perpetrar la matanza. Una, la que provocó el arrollamiento, fue localizada en el lugar de los hechos y la otra se encontró poco después en el municipio de Vic.

La persona abatida no tiene conexión con el ataque

En la misma tarde del jueves, apenas dos horas y media después del arrollamiento masivo, se produjo otro incidente que inicialmente se relacionó con el atentado pero que los Mossos han confirmado que no tiene nada que ver.

Un vehículo se saltó un control policial en La Diagonal, hiriendo a su paso a una sargento, que sufrió una lesión en el fémur. El conductor, de nacionalidad española, falleció poco después en un intercambio de disparos con los agentes en Sant Just Desvern, a unos 10 kilómetros de Barcelona. Josep Lluís Trapero, portavoz de los Mossos, confirmó en la comparecencia pública de la noche que este suceso no tiene relación alguna con el ataque terrorista.

Fotos

Vídeos