La Guardia Civil prosigue su investigación sin descartar el homicidio de Esther Díaz

La Guardia Civil prosigue su investigación sin descartar el homicidio de Esther Díaz
DM

El Juzgado de Laredo ya tiene sobre la mesa los resultados de la autopsia practicada al cadáver, que se realizó el viernes

NACHO GONZÁLEZ UCELAY SANTANDER.

El equipo de Policía Judicial que la Guardia Civil tiene trabajando en el fallecimiento de Esther Díaz, la mujer de 51 años encontrada muerta la pasada semana en la cuneta de una pista forestal que atraviesa Guriezo y Liendo, sigue avanzando en su investigación sin despreciar ninguna hipótesis aunque cada vez más convencido de que tiene entre sus manos un caso de homicidio.

Al menos eso muestra con los pasos silenciosos que va dando para intentar averiguar qué le sucedió a Esther en la madrugada del miércoles al jueves de la semana pasada, arco periódico en el que la mujer , vecina de la localidad de Lugarejos, a un kilómetro escaso del lugar donde un vecino la encontró muerta, perdió la vida sin que aún haya trascendido cómo.

Según ha podido saber este periódico, los investigadores ya maniobran conocedores de los resultados de la autopsia practicada al cadáver, examen que se realizó al día siguiente, viernes, y en el que participaron varios forenses.

Ver más

Por supuesto, también los conoce la magistrada del Juzgado de Instrucción Número 1 de Laredo, que, informada si no por escrito sí al menos verbalmente de sus contenidos, el sábado decidió decretar el secreto del sumario blindando así la investigación policial.

En base a las conclusiones extraídas del informe forense, los agentes han seguido escrutando a lo largo de todo el fin de semana tanto la vida personal y profesional de Esther, que estaba casada y tenía dos hijas y trabajaba como empleada en un conocido restaurante de Guriezo, como su vida social.

Además de entrevistarse con familiares, amigos y vecinos de la víctima, y con el propietario, los trabajadores y los clientes más asiduos del local en el que servía comidas, los investigadores también han visitado el albergue de peregrinos ubicado en el Pontarrón de Guriezo, donde han echado un vistazo al libro en el que algunos viajeros suelen dejar anotaciones.

Ello en busca de un indicio que pudiera aproximarles a cualquier persona que en su peregrinaje hacia Compostela (la pista forestal donde fue encontrado el cuerpo forma parte del Camino de Santiago) hubiera visto u oído algo sospechoso cuando pasó por allí con las primeras luces del viernes antes de que lo hiciera el vecino castreño que descubrió el cuerpo tirado en la cuneta y junto a su vehículo.

Aún sin un relato claro de lo sucedido, y todavía sin detenciones, la Guardia Civil afronta hoy su quinto día de investigación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos