«El puerto deportivo responde a una necesidad real de San Vicente»

Los vecinos de San Vicente llenaron por completo el auditorio municipal. /José García
Los vecinos de San Vicente llenaron por completo el auditorio municipal. / José García

El consejero de Obras Públicas, José María Mazón, presentó el proyecto ante más de 200 vecinos que en su mayor parte lo apoyan

VICENTE CORTABITARTE SAN VICENTE.

«El proyecto del puerto deportivo responde a una demanda histórica de San Vicente de la Barquera y a una necesidad real de nuevos atraques», señaló el consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, en el acto público de presentación de esta infraestructura que se desarrolló en la tarde de ayer en el auditorio municipal totalmente repleto de vecinos y después de haberlo expuesto con antelación en el Ayuntamiento a la Corporación municipal que preside Dionisio Luguera.

Mazón en su breve intervención recalcó que en contra de lo que algunos han señalado no se trata de un «macropuerto», pidiendo a los que tienen ideas diferentes que no deformen la realidad de un proyecto que señaló como muy ajustado a la demanda, indicando que se trata de una gran oportunidad para San Vicente y que sería «suicida no querer cambiar nada, sobre todo cuando va a ser para mejorar el estado actual».

EN CIFRAS

272
marres tendrá el futuro puerto deportivo que se instalarán sobre seis pantalanes dotados de luz y agua.
200.000
mmetros cúbicos de arena será necesario dragar para dotar al puerto de un calado de 2 a 3 metros.
6,5
millones de euros es el presupuesto de este proyecto.

Fue el director general de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, el encargado de ir desgranando todos los detalles de este proyecto, recordando los antecedentes sobre las diferentes propuestas en las que se ha ido trabajando desde el año 2002. Gochicoa señaló que el proyecto actual, tras el estudio de impacto ambiental ya aprobado, se ha visto que se podía construir sin un dique inicialmente previsto que podría ser lo mas impactante, propuesta que llega avalada por un estudio realizado por uno de los organismos con mayor reconocimiento mundial como es el Instituto de Hidráulica.

«Sería suicida no querer cambiar nada, sobre todo cuando se va a mejorar el estado actual»

Según dicho estudio, tras el dragado previsto, tan solo se recibirá una cantidad importante de arena en el primer año, lo que se evitará realizando un foso para recogerla. A partir de ese momento se ha calculado que anualmente se podrán acumular en la zona 95 metros cúbicos de arena, una cantidad que se considera insignificante, teniendo en cuenta que todos los años se dragan en San Vicente entre 10.000 y 20.000 metros cúbicos de arena.

Gochicoa no sólo negó las acusaciones realizadas por los que se oponen de que afectará negativamente al entorno natural de la ría de San Vicente, asegurando que el daño mínimo que podría provocar se verá ampliamente compensando por los efectos beneficiosos que tendrá al posibilitar el concentrar en una misma zona, precisamente en la mas urbana, a las numerosas embarcaciones que en la actualidad se encuentran fondeadas por diferentes puntos de la ría, en zonas mucho mas sensibles.

Este argumento también le sirvió para mostrar la necesidad de este proyecto, señalando que en un estudio realizado el pasado día 22 de enero, se contó la existencia de 156 embarcaciones fondeadas en la ría y de otros 105 fondeos no ocupados en estos momentos, lo que consideró como una muestra evidente de la necesidad de dotar a San Vicente de los nuevos 272 amarres previstos.

Sobre estos amarres recalcó que mas de la mitad se destinarán a las embarcaciones de menos de seis metros de eslora que son las que tienen la mayor parte de los vecinos de San Vicente, incidiendo en que el futuro puerto será público por lo que estará sujeto a los precios establecidos por el Gobierno. Como referencia, dijo que una embarcación de esas características para un marinero jubilado o pensionistas con bajos ingresos, apenas superará los 25 euros al mes.

Otro aspecto importante de su intervención la dedicó a detallar los diferentes estudios realizados e informes solicitados a los organismos implicados para avalar este proyecto, señalando que en la actualidad tan solo se está a la espera de la adscripción a favor de su departamento por parte de la Demarcación de Costas para contar con toda la tramitación administrativa necesaria, algo que se espera se pueda culminar para antes del verano lo que permitirá iniciar el proceso para la licitación del proyecto en este mismo año.

Al cierre de la presentación los asistentes, en su mayor parte favorables al proyecto, pudieron participar planteando diferentes cuestiones al consejero y al director general de Obras Públicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos