Identificadas todas las víctimas del accidente mortal de la Avenida del Faro

fotogalería

Numerosos jóvenes quisieron estar presentes en el minuto de silencio celebrado este mediodía en la plaza del Ayuntamiento de Santander. / Antonio 'Sane'

  • Además del santanderino de 36 años Fernando Nieto, ha fallecido el vecino de Cueto Francisco José Odriozola, de 32, y la paraguaya Nathalia Alexandra Mancuello, de 22 años, hermana de la única superviviente, Liz Katerine, de 25

  • Horas antes del trágico accidente, los cuatro se hicieron una foto en una conocida discoteca de la ciudad

Los cuatro ocupantes del coche que se estrelló el sábado por la mañana en la Avenida del Faro ya están plenamente identificados. Solo una de las chicas ha sobrevivido al brutal impacto contra un árbol. Se trata de Liz Katerine Mancuello López, de 25 años y nacionalidad paraguaya, que se recupera en el hospital Valdecilla de las lesiones que sufrió. Los otros tres han muerto, entre ellos su hermana, Nathalia Alexandra, de 23 años. Ella era la copiloto del conductor, Fernando Nieto de Peralta, santanderino de 36 años. La tercera víctima es el vecino de Cueto Francisco José Odriozola Ganzo, de 32 años, que viajaba en el asiento de atrás con la única superviviente, que fue sacada del coche por unos testigos justo antes de que acabara envuelto en llamas.

ver más

A falta de que Liz Katerine ofrezca a la Policía Judicial su versión de las circunstancias en que se produjo el siniestro, se ha podido saber que esa noche los cuatro ocupantes del coche estuvieron en una conocida discoteca de Santander, en la que se hicieron una fotografía que ha corrido como la pólvora por las redes sociales.

No obstante, la identificación oficial de los dos cuerpos calcinados no se conocerá hasta la próxima semana, toda vez que las muestras biológicas obtenidas tras la autopsia han sido remitidas a Madrid para su cotejo, según informa la Policía Nacional.

Minuto de silencio

Con sus nombres se cierra el accidente más trágico ocurrido en Santander desde hace trece años, una desgracia que este domingo ha dejado la ciudad sumida en un luto oficial. En el minuto de silencio celebrado este mediodía en la Plaza del Ayuntamiento, cientos de personas, muchas de ellas jóvenes, lloraron a las víctimas del siniestro, del que ya solo quedan unas flores al pie del árbol contra el que chocaron en Mataleñas.

Tras el minuto de silencio, que en realidad se han prolongado bastante más que esos 60 segundos, y los aplausos con el que ha concluido el acto, el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, ha podido hablar con algunos de los familiares y amigos de las víctimas que se han acercado hasta la Plaza del Ayuntamiento.

Incluso, había un grupo de personas que han portado durante el minuto de silencio la bandera de Paraguay, de donde, era una de las víctimas (Nathalia Alexandra Mancuello) y su hermana Liz Katerine, quien se encuentra hospitalizada en Valdecilla.

El alcalde de Santander ha explicado que con este acto convocado por el Ayuntamiento se pretende trasladar el "cariño", "apoyo" y "solidaridad" de la ciudad a los familiares y amigos de las víctimas "en un momento tan doloroso" y desear que la joven herida se recupere "los antes posible", tanto de sus lesiones "físicas" como "emocionales". Ha subrayado que Santander y sus ciudadanos sigue "conmocionados" por el "trágico accidente" que ha causado una "profunda impresión" en la ciudad.

El alcalde también ha agradecido y reconocido la solidaridad y "valentía" de algunos ciudadanos anónimos que presenciaron el accidente y ayudaron a las víctimas, "aun a riesgo de su propia seguridad".

De la Serna no ha querido hacer "hipótesis" sobre las posibles causas y circunstancias del accidente porque hay una investigación en curso para determinarlas.

"Encomiable la labor de los Cuerpos de Seguridad"

Lo que si ha hecho el alcalde de Santander esta mañana es detallar algunos aspectos del dispositivo de rescate de las víctimas y de la extinción del fuego en el vehículo accidentado y ha calificado de "encomiable" la labor de los Cuerpos de Seguridad que acudieron al lugar del accidente.

De la Serna ha defendido la actuación de los policías y ha explicado que hasta la llegada de los Bomberos, estos usaron once extintores que llevaban en los coches para intentar sofocar el incendio del coche. Según el alcalde, la Policía Local fue quien primero llegó al lugar del siniestro, en la Avenida del Faro, cerca de la Casa de los Guardeses tras recibir el aviso a las 9.35 horas de un testigo del suceso y los agentes usaron un extintor que había en el vehículo policial --"lo llevan todos", ha aclarado-- para intentar sofocar el incendio del vehículo, además de otros que les facilitó el vigilante de seguridad de la Mutua Montañesa, próxima al lugar del accidente, y de otro que aportó un autobús municipal que realizaba la ruta. En total once hasta la llegada de los Bomberos (5 de la Policía, cuatro de la Mutua, uno del autobús municipal y el restante de una grúa).

Respecto a los Bomberos ha explicado que tardaron en llegar "9 minutos" al lugar del accidente, a donde trasladaron dos dotaciones completas con doce efectivos, dos de ellos mandos y dos conductores.

De la Serna ha asegurado que los Bomberos "utilizaron todos los medios disponibles para extinción del fuego" pese a que --ha reconocido-- hubo "grandes dificultades".

El alcalde ha dado estas explicaciones tras algunas informaciones publicadas en algunos medios de comunicación sobre el operativo de extinción y rescate que se llevó a cabo.