Santander tendrá una rebaja fiscal en 2017

Un momento del pleno celebrado este miércoles en el Ayuntamiento de Santander.
Un momento del pleno celebrado este miércoles en el Ayuntamiento de Santander. / Celedonio Martínez
  • El equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento saca adelante la propuesta con el apoyo de Ciudadanos en un Pleno en el que se han aprobado inversiones por valor de 11,8 millones de euros

El equipo de Gobierno (PP) del Ayuntamiento de Santander ha sacado adelante en el Pleno su propuesta de rebaja fiscal para 2017 con el apoyo de Ciudadanos, mientras que el resto de la oposición (PSOE, PRC, Ganemos, IU y el edil no adscrito Antonio Mantecón) ha votado en contra por considerarla "insuficiente", así como "exigua e imperceptible" en la economía de los vecinos.

La concejala de Economía y Hacienda, Ana González Pescador, ha defendido estas ordenanzas que supondrá un ahorro adicional para los vecinos de unos 3,4 millones de euros y se sumarán al resto de bonificaciones, exenciones e incentivos fiscales puestos en marcha en los últimos años.-

Se establece una reducción del 0,6 por ciento en la tasa de agua y alcantarillado, además de la congelación del resto de tasas y precios públicos, que también se habían congelado este año. También se incluye una bonificación del 75% del impuesto de obras para actuaciones en el Área de Regeneración y Renovación Urbana del Cabildo de Arriba.

Además, se ha vuelto a solicitar al Ministerio de Economía una nueva reducción de valores catastrales en el municipio del 10% -que se sumará al descenso del 15% aplicado ya en 2016- con efectos directos en el IBI y la Plusvalía.

Toda la oposición, excepto C's, ha criticado la propuesta porque, aunque "puede sonar bien", la "realidad" es que "esconde una subida", algo a lo que, según socialistas y regionalistas, sucede "desde que Iñigo de la Serna es alcalde". Han denunciado que, en sus años al frente del consistorio, "la tasa de basuras se ha incrementado un 110%, la de agua un 50% y un 80% el IBI", y han lamentado que vuelva a "vender" una rebaja.

El portavoz del PSOE, Pedro Casares, ha explicado que el PP baja un 0,6% las tasas de alcantarillado y aguas y congela el resto cuando ha habido "inflación negativa" por lo que "lo que está haciendo es una subida".

Sobre bonificaciones del Cabildo, todos se han mostrado favorables aunque Mantecón ha considerado que se deberían extender a zonas como Prado San Roque o Entrehuertas mientras que PRC ha dicho que éstas ya se anunciaron en noviembre de 2015 por lo que duda de que vayan a tener efecto el próximo año.

En cuanto al IBI, PSOE y PRC han criticado que el PP hable "año tras año" de su bajada cuando la recaudación ha pasado "de 32 a 58 millones de euros" desde que De la Serna ocupa la Alcaldía. De la Serna ha señalado que esas afirmaciones son "demagógicas" y ha asegurado que Santander tiene el tipo impositivo "más bajo de su historia" y es un 33% más bajo que la media de las capitales de provincia.

Reconocimiento de facturas

También se ha debatido un reconocimiento extrajudicial de crédito de 1,8 millones por diversas facturas, de las cuales destaca, según ha explicado González Pescador, el pago a la empresa que presta el servicio de ayuda a domicilio, que supone un 60% del total, y que se debe a la prórroga del contrato con actual adjudicataria mientras concluye la tramitación del nuevo.

Ha salido adelante con los votos de PP y C's mientras que el resto ha votado en contra y ha considerado que este expediente "vergonzoso" es el "reflejo de la gestión económica desastrosa" del PP, a quien ha criticado que defienda como "gastos excepcionales y urgentes" comidas, la televisión del TUS o un viaje de la Hermandad del Rocío de Santander a Ayamonte.

González Pescador ha insistido en que la mayor parte es del servicio de ayuda a domicilio por lo que "sería una irresponsabilidad no aprobarlo", y que todos los gastos están "justificados por informes técnicos".

Las explicaciones de PP han servido para C's, cuyo edil David González ha dicho saber que el retraso en esos pagos "ha sido por cuestiones ajenas al Ayuntamiento, pero no para el resto que cree que el expediente trata de justificar "gastos al margen de la ley".

El alcalde ha asegurado que los gastos cuentan con los informes "favorables" de los servicios técnicos y ha enfatizado que PP es la primera vez que trae un expediente de este tipo cuando en otros ayuntamientos es habitual.

11,8 millones en inversiones

Con los votos a favor del PP y C's y en contra de PSOE, PRC, Ganemos, IU y Mantecón, se han aprobado inversiones por 11,8 millones para la construcción de la sede de talleres municipales y Policía Local, las escaleras mecánicas del Paseo de Pereda a General Dávila y la mejora de eficiencia energética en edificios municipales.

Estas inversiones han salido adelante con dos modificaciones presupuestarias para una "operación global" para, por un lado, amortizar deuda y, por otro, suscribir un nuevo crédito.

Según González Pescador, el Consistorio amortizará deuda por importe de 11,8 millones, utilizando los últimos remanentes de 2014. Se trata de fondos que en principio se iban a destinar a financiar inversiones como las nuevas cocheras del TUS, que se están ejecutando con remanentes de 2015, y la nueva sede de los talleres municipales, cuya contratación se va a iniciar ahora.

C's ha justificado su voto favorable a la necesidad de dar una "sede digna" a los talleres municipales y la Policía Local, pero el resto ha achacado esta operación a la "chapucera ejecución presupuestaria" que lleva a cabo el PP y por la que los regionalistas han llegado a cuestionar la necesidad de elaborar unos presupuestos que el equipo de Gobierno "no se molesta en cumplir".

No al Plan de rehabilitación

Por otro lado, se ha rechazado la propuesta de Mantecón de elaborar un Plan de Ayudas a la Rehabilitación y Mejora de Edificios y Viviendas con los votos en contra del PP y la abstención de C's, a pesar de contar con el apoyo de PSOE, PRC, Ganemos e IU.

Mantecón ha defendido el impulso de este tipo de plan para acabar con la "masiva" construcción de viviendas cuando la capital pierde población año tras año y que está sustentada en un Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que "pretende agotar todo el suelo".

La propuesta ha sido suscrita por el PRC que, aunque aprobó en 2012 el PGOU debido a la situación de "decadencia productiva", ha considerado que "hay que repensar la ciudad" porque ésta no puede ser "un juguete constructivo" y se debe adaptar a "la voluntad y las necesidades" de los vecinos que ya no son las mismas.

En el mismo sentido, se ha pronunciado el PSOE, que considera que "hay que rectificar para avanzar en otro modelo de ciudad" en el que la rehabilitación juegue un papel fundamental en lugar de promover en barrios consolidados proyectos que "desplazan a los vecinos".

Ante ello, el portavoz del PP y concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, ha manifestado que el PP "no necesita lecciones" sobre rehabilitación y regeneración urbana. Ha detallado que, desde 2007, se han concendido ayudas por valor de 1,2 millones de euros a más de 150 comunidades de vecinos. Además, en el presupuesto de este año hay una partida de 300.000 euros para tal fin, lo que supone un 50% más que en 2015.