SAN MIGUEL DE MERUELO

Ramón Rueda, director del instituto, junto al profesor Antonio Ruiz, acompañando a los estudiantes Catalina Mocanu, Daniela Ruiz Galeano, María Mazo Fernández, Diego Alonso Ugalde, Marcos León Barrios, Marcos Perera Hazas, Alejandro Terán Jaén, Francisco Javier Saiz de la Maza Ramírez, José Manuel Fernández Alvarado y Santiago Blanco Acebo.
Ramón Rueda, director del instituto, junto al profesor Antonio Ruiz, acompañando a los estudiantes Catalina Mocanu, Daniela Ruiz Galeano, María Mazo Fernández, Diego Alonso Ugalde, Marcos León Barrios, Marcos Perera Hazas, Alejandro Terán Jaén, Francisco Javier Saiz de la Maza Ramírez, José Manuel Fernández Alvarado y Santiago Blanco Acebo.

El objetivo de la participación en STARTinnova del IES San Miguel de Meruelo es aprovechar la oportunidad que se ofrece a los alumnos de tener una visión real del funcionamiento de una empresa y, en especial, hacerles ver como el autoempleo puede llegar a ser una alternativa muy válida para acceder al mercado laboral. En esta cuarta edición participan con Lupa como empresa mentora.

Nadie nace enseñado aunque en una generación en la que el lenguaje 2.0, y sucesivos, se maman desde la cuna, todo parece innato. Las nuevas tecnologías parece que traen bajo la manga un as de confianza y seguridad de tal calibre, que todo se llega a dar por hecho sin necesidad de hacer preguntas. Ese es otro de los retos de STARTinnova: romper el miedo que tiene la juventud a la acción de 'preguntar' todo lo que no se sepa y se quiera aprender.

No hay preguntas fáciles ni obvias, todas suman en el camino del cambio. Esa es la concatenación de términos. Las respuestas alientan la senda del cambio y lo hacen siguiendo los pasos que marca la creatividad.

Según explican los tutores, en este proyectos se mezclan de un lado las inquietudes de los jóvenes y del otro los empresarios con todas las respuestas. Todo un proceso guiado por los tutores de los grupos, que reciben el apoyo de los universitarios 'e2'.

Así es como se crean los equipos, otro de los puntos importantes que se tocan en STARTinnova. Como individuos que vivimos en sociedad somos integrantes de una comunidad que funciona en grupo a todos los niveles. Esta práctica se aplica a las empresas donde cada persona realiza unas funciones dentro de un organigrama y un reparto de tareas que hacen que el trabajo salga adelante.

Esa es la idea que van a tener que poner en práctica los grupos participantes en STARTinnova para que su propuesta salga adelante. Desde el inicio tendrán que ser conscientes de que todos los integrantes de los grupos suman y aportan algo. Tendrán que aprender a escucharse y a reconocer las cualidades de cada uno para aprovecharlas en las distintas fases del proceso: desde el 'brainstorming' inicial hasta la defensa final del proyecto, pasando por el valor de la comunicación que hará que se transmita la pasión con la que está creada la idea. Parecerá un trabajo más de clase pero no lo será. En frente tendrán a expertos que juzgarán su trabajo. Será un salto en el tiempo al futuro próximo que les espera donde estarán en otra etapa de sus vidas pero con un objetivo parecido al que les ocupa en STARTinnova.

Esta es una oportunidad que se les presenta. Tiene una apariencia de actividad extraescolar con un envoltorio de presentación que acaba resultando también una competición. Sin embargo, el premio no sólo es llegar a la final ya que también lo es demostrar el valor de querer comenzar.