La cubierta del parque Manuel Barquín se realizará a pesar de las protestas por la tala de árboles

La cubierta del parque Manuel Barquín se realizará a pesar de las protestas por la tala de árboles
Luis Palomeque

El alcalde de Torrelavega respeta las críticas pero recuerda que el proyecto se aprobó por «una amplia mayoría de la corporación»

Pilar González Ruiz
PILAR GONZÁLEZ RUIZSantander

La tala de árboles del parque Manuel Barquín para construir una cubierta para el parque sorprendió, primero, para indignar después a muchos vecinos de Torrelavega. No daban crédito a ver talados varios ejemplares de la zona verde más destacada de la ciudad.

La explicación ante lo que consideraron una «atrocidad» era el estado de los árboles talados y la futura instalación de un parque de juegos cubierto. La plataforma Torrearboleda organizó incluso una concentración como muestra de protesta el pasado sábado.

La respuesta por parte del alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, ha sido tajante: el Ayuntamiento no modificará el proyecto para cubrir la zona infantil del parque Manuel Barquín pese a las protestas y las críticas.

Origen del proyecto

En la aprobación de los presupuestos de 2016, ACPT y PP solicitaron como contrapartida para aprobar las cuentas, cubrir este parque como idea para disponer de lugares de ocio al aire libre.

El equipo de gobierno -PSOE-PRC- recogió la propuesta y aprovechó para renovar toda la zona de juegos desgastados por su uso, dado que es el más utilizado de la ciudad, presentando un proyecto conjunto de nuevo parque.

En 2016 se consignó una partida presupuestaria que se complementó en los presupuestos generales de este pasado 2017, siendo finalmente adjudicada la obra en 426.283 euros a la empresa SIEC tras presentarse doce empresas a su licitación.

El regidor ha selañado que respeta las protestas pero recuerda que la obra fue aprobada «por una amplia mayoría de la Corporación» y así se va a ejecutar. Concretamente será una empresa local la que realiza los trabajos, presupuestados en 426.283 euros, y que el pasado lunes procedió a talar la veintena de árboles situados en la zona cercana a la zona infantil. Las obras deberían estar listas a finales de mayo.

La cubierta estará formada por una estructura de madera de casi 10 metros de altura mediante tres elementos solapados entre sí, que sustentará un techo de policarbonato traslúcido para que el parque infantil pueda ser utilizado por niños y familias al resguardo de la lluvia y del mal tiempo.

La superficie del área de juegos será de unos 600 metros cuadrados con juegos para diferentes edades, desde los menores de 3 años hasta los 14 años de edad, habiéndose elegido un diseño del contenido lúdico que armonice con el espacio verde que le rodea, adaptado a las distintas edades, que resulte accesible, y atractivo para la población infantil y juvenil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos