La reunión con el Gobierno no despeja las dudas de los empleados del CAD de Sierrallana

Reunión celebrada este lunes./DM
Reunión celebrada este lunes. / DM

Los afectados piden claridad sobre plazos y presupuestos y critican que no haya compromisos por escrito, mientras el Ejecutivo insiste en que el objetivo es un «centro público puntero»

PILAR CHATO y EFESantander

Empleados y familiares de lo usuarios del Centro de Atención a la Dependencia (CAD) de Sierrallana y el Gobierno se sentaban este lunes a la mesa, juntos, con el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, a la cabeza. El objetivo, despejar las dudas planteadas y que han llevado, incluso, a varias jornadas de huelga en el centro, ante el temor de una «privatización encubierta» o el traslado de pacientes a centros privados durante las obras que se van a acometer en el edificio. Al concluirse el encuentro, familiares y trabajadores han planteado que las incógnitas y las dudas persisten, especialmente en cuanto a los presupuestos para la obra y los consiguientes plazos, y critican la falta de compromisos por escrito.

El objetivo del encuentro era «reenfocar» la información que el Gobierno ha ofrecido hasta ahora a los trabajadores y a las familias sobre el proyecto de mejora del módulo 1 y que ha suscitado acusaciones de opacidad. Ahora, tras este primer encuentro, las tres partes han acordado nuevas reuniones periódicas.

Desde el Gobierno se insiste en su «sana ambición de hacer del CAD de Sierrallana un centro público puntero en atención a la dependencia». La directora del ICASS, Felisa Lois, sí que ha dado un dato concreto, serán una veintena los usuarios del CAD que tendrán que ser trasladados temporalmente durante las obras.

Toni Collantes, portavoz de los 170 empleados del CAD, ha echado en falta compromisos concretos y que estos sean por escrito ya que ha salido del encuentro «sin ninguno». Insistió en que no se oponen a las reformas pero sí exigen que los usuarios no salgan hasta última hora, que sean trasladados a otro centro público, como el CAD de Laredo o el de Cueto, y que vuelvan a Torrelavega una vez concluyan las obras.

Ver más

«Mucho hablar y no hay ningún compromiso por escrito de que los chicos vuelvan al CAD, y eso es lo que queremos sobre todo», ha recalcado Collantes, quien ha puntualizado que los trabajadores no se oponen a estas obras, al igual que tampoco lo hacen las familias.

En este sentido, Marga Monteoliva, en representación de las familias de los usuarios, ha advertido de que quedan «incógnitas» sin resolver y ha apuntado dudas sobre los plazos previstos para la ejecución del proyecto y que los usuarios trasladados puedan regresar al centro antes de acabar esta legislatura. «Creo que el proyecto va a estar muy ajustado», ha opinado Monteoliva, quien ha advertido de que si se agota la edificabilidad del centro habría que plantear una modificación puntual del plan urbanístico de Torrelavega, lo que alargaría los plazos.

Y ha esbozado dudas sobre el presupuesto del proyecto que se incluirá en las cuentas regionales de 2018, según les ha asegurado este lunes el Gobierno de Cantabria a familias y trabajadores.

«Todas estas incógnitas nos quedan encima de la mesa», ha manifestado Marga Monteoliva, quien, de todos modos, confía en que el Gobierno pueda cumplir los plazos que baraja y ha valorado que, por primera vez, se haya convocado a las familias a una reunión.

Posible ampliación de la plantilla

Felisa Lois calcula que serán en torno a una «veintena» de residentes los que deberán abandonar las instalaciones de Torrelavega, si bien el número definitivo se decidirá en función de las necesidades que se planteen cuando se acometan los trabajos. La directora del ICASS ha asegurado el mantenimiento de la plantilla o, incluso, «muy probablemente», su ampliación tras la ejecución del proyecto.

Suspensión de las protestas

El comité de empresa del CAD de Sierrallana ha convocado una asamblea de trabajadores para el miércoles para exponer la situación y los planes de mejora de estas instalaciones y plantear la suspensión de las movilizaciones, una vez que hay un compromiso de constituir una mesa informativa sobre este proyecto.

El comité de empresa ha explicado a Efe que la asamblea está prevista para el miércoles, a las dos y media de la tarde.

El comité explica que, una vez que se ha alcanzado el compromiso de abrir una mesa informativa sobre este proyecto, en la que se informará puntualmente de los pasos que se dan a los representantes de los trabajadores, se planteará en la asamblea suspender las movilizaciones.

El compromiso que se ha alcanzado, según el comité, es que se le dará información del proyecto tanto en la fase de elaboración como de concurso y al adjudicarlo, por si la representación de los trabajadores quiere "hacer sugerencias".

«Todos los pormenores que tengan que ver con el desarrollo de esa obra y con el posible traslado de residentes, en un número todavía inespecífico a otro centro, se irá plasmando en esos encuentros», ha aseverado Felisa Lois, quien ha valorado como «muy positivo» el que se ha producido esta mañana.

La directora del Icass ha apostado, además, por «ser ambicioso» y ha apuntado que, a la par que se desarrolla la mejora del módulo 1 del CAD de Sierrallana, se va a «pensar» en el desarrollo del resto del centro para hacerlo «puntero» y mejorar la atención.

«Esto es como lo que ocurrió en el hospital Valdecilla hace años. Valdecilla se planteó una serie de retos de mejora, para ser centro de referencia, y nosotros tenemos esa ambición», ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos