Antonio Resines, padrino del mercadillo navideño del Hospital Santa Clotilde

Antonio Resines, en la puerta de los Cines Groucho de Santander./ROBERTO RUIZ
Antonio Resines, en la puerta de los Cines Groucho de Santander. / ROBERTO RUIZ

El actor de Torrelavega vendrá a Santander el próximo 14 de diciembre para colaborar con esta causa solidaria

Leticia Mena
LETICIA MENASantander

Antonio Resines se ha convertido en toda una referencia para apadrinar actos en Cantabria y es que el actor de Torrelavega intenta colaborar siempre que puede cada vez que le llaman de la región. La salud le jugó una mala pasada en verano y no pudo venir a ejercer de embajador a la fiesta de Limones Solidarios de Novales, pero ya está bien y con ganas de venir por la tierruca.

Esta vez la llamada le ha llegado del Hospital Santa Clotilde, donde le han nombrado padrino de honor del III Mercadillo Solidario Navideño que se celebrará entre los días 10 y 14 de diciembre. Ya está recuperado de la operación de cadera a la que ha tenido que enfrentarse por la artrosis que padece. «Tengo la pierna izquierda muy mal. Tengo una cantidad de operaciones… Tengo clavos, placas, brocas rotas dentro de los huesos…», le dijo a David Broncano hace unas semanas en el programa La Resistencia, donde llegó caminando con la ayuda de una muleta. Pero ya está recuperado, dijo ayer a este periódico y confirmó que el próximo 14 de diciembre estará en Santander.

Resines es un cántabro «legal, noble, gracioso. Es lo que ves, o sea, de verdad. Un caso escaso. El amigo que a todo el mundo le gustaría tener, un tipo del que te puedes fiar, uno de los nuestros«, dice Fernando Trueba de él en el libro 'Pa' habernos matao' que el torrelaveguense publicó el año pasado.

El actor de Torrelavega será el tercer 'Padrino de Honor' del Mercadillo Solidario Navideño del Hospital Santa Clotilde de los Hermanos de San Juan de Dios, tras la campeona olímpica de salto de altura en Río 2016, Ruth Beitia, y el artista santanderino Roberto Orallo.

La recaudación irá para Zambia

El mercadillo se instalará en la zona de acceso principal al edificio y en su primera planta y estará abierto de ocho de la mañana a dos de la tarde y de cuatro a ocho. En los puestos se podrán adquirir diferentes objetos donados por particulares, profesionales del centro y voluntarios, así como artículos donados o adquiridos y elaborados artesanalmente por usuarios de los centros de atención a personas con discapacidad de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en Gijón, Valladolid y Vigo, a través de los talleres ocupacionales.

En esta ocasión la causa elegida a la que irá destinada la recaudación es la 'Perforación y construcción de un nuevo pozo eléctrico y la reconstrucción del ya existente en el Centro de Rehabilitación de la Sagrada Familia de Monze Community-Zambia, para suministrar agua potable al centro y sus pacientes'.

En anteriores ocasiones se destinó a la atención social y sanitaria de personas sin recursos en el Albergue San Juan de Dios de Madrid y al proyecto para la mejora de la promoción y atención de la salud en las comunidades rurales del Departamento Chuquisaca, en el sur de Bolivia.

Resines, una vida de película y de huesos rotos

Antonio Resines (Torrelavega, 1954) es uno de esos actores que cae bien en cuanto se le conoce. Cercano y campechano se mete al público en el bolsillo en cada proyecto que emprende. Lleva más de cuatro décadas en el teatro, cine y televisión, donde ha recopilado numerosos premios y reconocimientos, incluso fue presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.

Se dio a conocer para el gran público a comienzos de los años 80 con 'Ópera prima', participando en más de sesenta películas de todos los géneros cinematográficos, protagonizando o formando parte de una treintena de series televisivas, algunas de enorme éxito como 'Los Serrano'.

En el campo de la literatura publicó el pasado año su autobiografía 'Pa' habernos matao', un libro lleno de anécdotas que muestran su particular visión de la vida de un artista que ha demostrado amoldarse a todos los registros. En la presentación del libro, su amigo Fernando Trueba se preguntaba «cómo un hombre tan tremendamente discreto como es Antonio, al que no le sacas un secreto ni con la Guardia Civil, y tan carente de maldad iba a ser capaz de escribir un libro de memorias, cuando, como todo el mundo sabe, un libro de memorias para lo que sirve es para ajustar cuentas».

Unas memorias que cuentan su vida, desde que aprobó el PreU hasta iFamily, la serie que en 2017 grababa para TVE, pasando por su Goya por «La buena estrella» (1997). «Tardé mucho en considerarme actor, pero desde que empecé a hacerlo siempre pensé que la suerte me ha llevado a tener la mejor profesión del mundo», dice el actor para cierre de su libro.

«Pa' habernos matao» incluye un cuadernillo interior con decenas de fotos de rodajes, personales, familiares y hasta certificados médicos su paso por los hospitales, otra de las características de este hombre al que Trueba califica de «manual de traumatología» andante, ya que no ha dejado de romperse huesos desde que lo conoce.

Pero lo que sus amigos recuerdan de él, aparte de que «daba gusto trabajar con él», según Carmen Maura, y que era «una alegría que siempre te estuviera haciendo reír», según Verónica Forqué, es su «melenaza y su bigote».

Desde su aterrizaje en el cine «sin querer», en 1978, han pasado casi cuarenta años y 139 papeles en diferentes películas, cortos y series de televisión, que también tienen su guía dentro del libro.

«Antonio es legal, noble, gracioso. Es lo que ves, o sea, de verdad. Un caso escaso. El amigo que a todo el mundo le gustaría tener, un tipo del que te puedes fiar, uno de los nuestros», resume Fernando Trueba en el divertido prólogo de 'Pa' habernos matao'.

 

Fotos

Vídeos