Raciones y hamburguesas en el restaurante Soul Santander

Interior del establecimiento ubicado en la calle Vargas. /
Interior del establecimiento ubicado en la calle Vargas.

Héctor López da continuidad con nuevos aires y una cocina tradicional con toques al negocio familiar Casa Miguel Ángel

JOSÉ LUIS PÉREZ

Casa Miguel Ángel ha sido un negocio de referencia en la calle Vargas. Cuando cerró por jubilación de su propietario se instaló allí un restaurante oriental. Cerrada esa etapa, el hijo del propio Miguel Ángel, Héctor López Casas, aprovechando la experiencia de haber crecido en el negocio familiar, retomó hace casi un año la actividad y se puso al frente de local, reorientó la imagen, modernizó las instalaciones y eligió Soul Santander como nombre para poner al alcance del cliente una propuesta atractiva, contemporánea, fácil de entender y con una correcta relación precio-calidad.

En Soul Santander, Héctor dirige el negocio desde la cocina, donde desarrolla una propuesta gastronómica para cada momento del día, desde el desayuno a las meriendas. Para comidas, además del menú del día a 11,90 euros, y para cenas hay una carta de picoteo, que se va renovando de forma progresiva a medida que el chef-propietario plantea nuevas especialidades o retira aquellas que ya han cumplido su ciclo. Por otro lado, las hamburguesas 'cuidadas' se han convertido es una de las referencias de Soul. Y en la barra no faltan los pinchos, que todos los días, a partir de las 20 horas, se pueden tomar con un Rioja de la casa, una caña o un refresco a un precio de 2,50 euros.

La especialidad de la casa son los nachos Soul, con pulled pork, guacamole, queso cheddar y jalapeños
La especialidad de la casa son los nachos Soul, con pulled pork, guacamole, queso cheddar y jalapeños

Menú y carta

El menú de diario es competitivo en precio y en variedad de propuestas. Por 11,90 euros, que incluye jarra de vino, agua, refresco o caña y pan, el comensal podrá elegir entre cuatro opciones. A modo de ejemplo, el pasado martes se podía optar en el primer plato por unas lentejas con chorizo, una pasta salteada con soja, berenjena y calabacín de la huerta, una ensalada mixta y un arroz con verduras.

Para el segundo plato, el abanico de posibilidades era una costilla asada al horno a la barbacoa, unos chicharrillos a la plancha con guarnición, un pollo al ajillo con patatas y unos huevos con morcilla y patatas fritas. El menú se completa con varios postres caseros del día.

Colas de langostinos flambeadas.
Colas de langostinos flambeadas.

Raciones para compartir

Pero donde mejor se concreta el estilo culinario de Soul es en su carta de picoteo, con una treintena de propuestas ideales para compartir.

Se comienza con unas ensaladas, desde la de burrata con tomate y pesto, a la templada de bacalao, la clásica césar o la de cecina con queso de cabra y cebolla caramelizada. Luego están la tabla de ibéricos, el queso francés Comté, las rabas «de aquí», las patatas bravas o las croquetas de jamón. Especialidad de la casa y uno de los platos de mayor éxito son los nachos Soul, que llevan pulled pork -carne mechada-, guacamole, queso cheddar y jalapeños. En esta línea también funciona bien el plato Cheese Soul, con patata teja, salsa ranch y bacon horneado.

Otra ración que está bien conseguida es la de colas de langostinos flambeados: la salsa es un peligro y puede terminar con las existencias de pan... Completan la carta actual los huevos de corral con setas y ralladura de foie; el chorizo a la sidra; el pisto casero de la abuela; el salteado de verduras; los callos de la abuela; los champiñones riojanos al ajillo; las patas de pulpo braseadas con puré gallego; el tataki de atún sobre cama de guacamole y cebolla caramelizad, y el entrecot a la plancha laminado con queso Comté.

Burgers

Hasta cuatro especialidades ofrece Soul en este capítulo, todas ellas a 11,50 euros. Burger Soul y Guasoul llevan 200 gr de carne de vaca vieja, la primera con queso de cabra y la segunda con un queso holandés. Luego está la burger Popesoul, con espinacas y manzana confitada con paté de calabacín, y la burger Chickensoul, con pollo y pavo.

Finalmente los postres son dulces caseros, como la tarta de queso, un crep relleno, el coulant de chocolate, el sorbete de limón o el crujiente de helado de orujo con chocolate blanco y sobao pasiego.

Restaurante Soul Santander

Dirección: C/ Vargas 57 E. Santander.

Teléfono: 942 093632.

Inaugurado: 17 agosto 2018.

Estilo de cocina: Casera con algunos toques modernos.

Precio medio de la carta:

Entre 15 y 20 euros.

Menú diario: 11,90 euros.

Capacidad: 110 comensales, 50 abajo y 60 en planta.

Terraza: 14 mesas.

Horario: De 8 h. (10 los sábados) a fin de servicio de cenas.

Cierra: Domingo.

Bodega: 14 DO's.

Café: Dromedario. Wifi: Sí.

Aparcamiento: Zona de OLA.