Nacho Basurto, un chef con talento y brillante trayectoria

Nacho Basurto en Asubio Gastro, su último proyecto gastronómico./DM
Nacho Basurto en Asubio Gastro, su último proyecto gastronómico. / DM

Investigador infatigable y gran defensor de los productos de Cantabria, estuvo al frente de La Cúpula del Rhin, recibió una estrella Michelín en El Solar Puebla, en Bezana, y ahora dirige Asubio Gastro en Santander

José Luis Pérez
JOSÉ LUIS PÉREZSantander

Nacho Basurto (Requejada, 1967) empezó a moverse entre los fogones apenas con 13 años. Terminados sus estudios básicos, entró en El Nuevo Molino de Víctor Merino donde empezó por abajo hasta convertirse en el principal representante de aquellas generaciones de jóvenes aprendices de cocineros que formaron escuela y con el paso de los años se abrieron paso en el ámbito profesional hasta llegar a lo más alto.

Tras formarse y trabajar en los diferentes negocios de la familia Merino y salir de Cantabria para desarrollar su pasión en restaurantes de prestigio nacionales e internacionales, Basurto se vinculó al Rhin donde estuvo aproximadamente una década al frente de La Cúpula, restaurante al que convirtió en una de las referencias de Santander.

En 1986 recibió el premio al mejor cocinero joven nacional y al año siguiente se impuso en el prestigioso campeonato para jefes de cocina Tattinger.

Investigador infatigable y gran defensor de los productos de Cantabria y cocinero con talento, Nacho Basurto ha sido uno de los pioneros en el desarrollo de algunas nuevas tecnologías como la cocina al vacío que desarrolló tanto en el restaurante como en el ámbito del cátering.

Tras el cierre de La Cúpula, Basurto abrió La Puchera, un proyecto adelantado a su tiempo, y se hizo cargo del restaurante El Solar de Puebla, donde tuvo una estrella Michelin.

En 2010, en plena crisis, Basurto abrió Asubio en la calle Daóiz y Velarde, un concepto de gastrobar, novedoso, con una cocina divertida, con platos clásicos actualizados, buen producto de Cantabria y pinchos de autor. El éxito llegó de inmediato tanto por el flujo de clientes y su grado de satisfacción como por los premios que ha acumulado con sus pinchos en concursos regionales.

Ahora, ha dado un paso más con Asubio Gastro, donde va más allá, siempre con el objetivo de ofrecer bocados fruto de su pasión entre los fogones.

Conoce Asubio Gastro, su último proyecto

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos