El PP advierte de que los presupuestos son propaganda y Ciudadanos exige una bajada de impuestos

El PP advierte de que los presupuestos son propaganda y Ciudadanos exige una bajada de impuestos
Alberto Aja

Las primeras reacciones al proyecto de ley del Gobierno PRC-PSOE hablan de continuismo y de falta de políticas de desarrollo

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

Las primeras reacciones al Proyecto de Ley de Presupuestos de Cantabria han sido para ahondar en sus defectos y carencias y apuntar ya las primeras enmiendas. El Partido Popular y Ciudadanos han hablado de continuismo, el sindicato educativo STEC cree que son «descorazonadores» y Podemos, cuya crisis interna ha paralizado cualquier negociación de apoyo, ha pospuesto toda valoración a un análisis más calmado. Únicamente el PSOE, partido en el Gobierno, ha mostrado sus respaldo a unas cuentas que «mejoran las del 2018 y tienen un marcado carácter social».

Para la presidenta del PP Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, el proyecto de ley registrado por el Gobierno PRC-PSOE, es «de propaganda electoral» más que de «desarrollo regional» y, por ello no descarta que su partido vaya a pedir su devolución a través de una enmienda a la totalidad. Sáenz de Buruaga ha calificado de «continuista, irreal, ficticio una vez más, y de imposible incumplimiento» ese presupuesto que, añade, «cae en los mismos errores y va a tener las mismas consecuencias».

En declaraciones a los periodistas, después de un encuentro con ganaderos para hablar del proyecto de Ley de Caza y del plan de gestión del lobo, Sáenz de Buruaga ha apostillado que con ese documento económico el Gobierno regional «pretende engañar a los ciudadanos».

Aunque reconoce que aún no han hecho un análisis «serio y riguroso» del proyecto de Ley de Presupuestos, al no tener tiempo porque fue registrado ayer en el Parlamento, con los primeros datos que se han estudiado, la líder del PP cree que el Gobierno «insiste en la política económica fracasada que ha mantenido y sigue manteniendo en Cantabria aún en un contexto de recuperación» y continúa con «una situación de parálisis económica y estancamiento».

Sáenz de Buruaga critica que ese nuevo documento económico no contenga «ninguna medida novedosa para impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo» y, al contrario, señala que las inversiones productivas caen un 2 por ciento y el Gobierno mantiene subidas de impuestos que ha asegurado que ha llevado a cabo en toda la legislatura.

A juicio de la presidenta regional del PP, existe un «afán recaudatorio» por parte del Gobierno PRC-PSOE, que es «absolutamente necesario revertir».

De impuestos también ha hablado el portavoz de Ciudadanos en Cantabria, Félix Álvarez, quien ha opinado que el Gobierno PRC-PSOE «ha perdido la oportunidad de aliviar el bolsillo de los cántabros» con el proyecto de Ley de Presupuestos para 2019. Por ello, ha asegurado que su partido no lo apoyará si no incluye «una bajada de los impuestos».

En un comunicado, Álvarez ha considerado «continuista» este documento y ha insistido en que para que Cs lo respalda debe incluir medidas concretas de reducción de impuestos, como las que plantea el partido para suprimir el de Sucesiones y Donaciones y bajar el IRPF en los dos primeros tramos autonómicos.

Álvarez ha mostrado su «sorpresa» ante la previsión de crear una oficina anticorrupción, que califica de «paripé que ni el propio Gobierno se cree«. »El Ejecutivo no debe hacer experimentos con algo tan importante como la transparencia de la Administración«, considera.

Por ello, el portavoz de la formación y diputado nacional ha apostado aprobar la Ley de Protección Integral de Denunciantes por Corrupción que ha presentado su partido, para «defender de posibles represalias a los empleados públicos, con el fin de continuar avanzando en el impedimento de corruptelas en las instituciones».

También ha considerado Álvarez «vital» para Cantabria que el Gobierno disminuya el gasto improductivo a través de una mejor gestión de los recursos humanos, la centralización de compras y la eliminación de duplicidades.

Presupuestos Cantabria

El sindicato STEC se ha centrado en las cuentas de Educación, para asegurar que las cifras del presupuesto presentado la consejería para 2019 no puedes ser «más descorazonadoras» y califica de «escaso» el incremento de un 2,5 por ciento para esta materia frente al aumento de más de un 4 % de media general.

En nota de prensa, el sindicato ha recordado que ya criticó que el incremento de Educación del 2,95 por ciento para 2018 era «completamente insuficiente», por lo que asegura que la previsión para 2019, «más escasa aún», deja «en evidencia la nefasta gestión del consejero».

Asimismo, STEC ha destacado que Educación tiene por delante «una infinidad de problemas pendientes de resolución» como son adecuar los ratios a un nivel que permita mejorar la calidad de la enseñanza, abordar la adecuación retributiva del profesorado o atender con los recursos suficientes a la atención a la diversidad.

Las únicas palabras positivas han venido este martes de la mano de la secretaria de Economía del PSOE de Cantabria, Ainoa Quiñones, para quien las cuentas presentadas el lunes por el Gobierno del que forma parte su partido son «buenas porque mejoran los del 2018» y tienen «un marcado carácter social». «Estamos ante unos presupuestos creíbles y realizables y para seguir dando pasos adelante», afirma en un comunicado de prensa.

Quiñones considera que las cuentas, que ascienden a 2.850 millones de euros, un 4,47 por ciento más que en el presente ejercicio, «se han elaborado pensando en los cántabros y situando a las personas en el centro de las políticas sobre todo, en las que más lo necesitan y sin dejar a nadie atrás».

A su juicio, este Gobierno «prioriza las políticas sociales» tal y como se constata, dice, con los 1.850 millones de euros que destina el presupuesto a gasto social, un 2,86% más que este año, porque continúa, «queremos mejorar nuestra educación, avanzar en sanidad, apostar por la dependencia, mejorar el acceso a la vivienda o fomentar políticas de empleo que son de dónde surgen las principales preocupaciones que afectan a los ciudadanos y ciudadanas».