Programa 'alimentación Y Deporte Inteligente' | Igualatorio Cantabria, Marisma, Fundación De Enfermería De Cantabria

Diversión y hábitos saludables desde el colegio

Natalia Constanzo explica a los pequeños las claves de una alimentación saludable.
'Activa tu vida, muévete' y 'Emergencias Acuáticas', talleres para los colegios
CRISTINA PASCUAL

Utilizar las escaleras en lugar del ascensor, salir a pasear con el perro, colaborar en las tareas del hogar o jugar durante el recreo. Estos son solo algunos de los ejemplos de actividades cotidianas que los niños pueden realizar a diario para mantenerse activos y reducir el sedentarismo. A través del taller 'Activa tu vida, muévete', impartido por técnicos de Marisma Wellness Center, se pretende que los niños conozcan y sepan diferenciar entre actividades deportivas, cotidianas y aquellas otras que se vinculan con el tiempo de ocio. Para ello, la sesión se apoya en un calendario semanal en el que se recogen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud en cuanto a actividad física se refiere. De este modo, mientras los niños se divierten y van pegando sus fichas imantadas sobre un panel, identifican qué actividades practican y qué otras podrían realizar para sentirse mejor; cuántos días de la semana hacen ejercicio y con quién. Además, se hace hincapié en destacar aquellas acciones sedentarias que se pueden reducir y se les anima a sustituirlas por una forma de vida más activa.

Este taller, junto a los de 'Plato Saludable' y 'Emergencias Acuáticas', componen el programa Alimentación y Deporte Inteligente, que nació hace dos años de la mano de Marisma y la Fundación de Enfermería de Cantabria. Hoy cuenta, además, con el patrocinio de Igualatorio Cantabria.

Los talleres provocan la actividad física.
Los talleres provocan la actividad física.

Actividad física

La OMS aconseja a los niños acumular 60 minutos de actividad física de intensidad moderada o vigorosa al día. Sin embargo, «en España, menos de la mitad de los niños y adolescentes cumple con estas recomendaciones».

Tras una primera parte del taller, algo más teórica, empieza el movimiento; unas sencillas coreografías de zumba, que ayudan a pasar un buen rato a los más pequeños y que les recuerda que la actividad física también resulta muy divertida.

Tal y como reconoce Isabel Vega, directora gerente de Marisma Wellness Center, «este es un proyecto dirigido a colegios, con el que pretendemos concienciar sobre la mejora de los hábitos de vida saludable a los niños para que, a partir de ahí, se transmita a las familias y el resto de la sociedad». Por eso, al finalizar la sesión se les aconseja «que se lleven la plantilla a sus casas, lo pongan en un sitio donde lo pueda ver toda la familia y lo vayan completando juntos a lo largo de las semanas». «Se trata de que un proyecto tan vivo y dinámico como este, no se quede entre las cuatro paredes de un aula, sino que salga a la calle y tenga vida», explica Isabel Vega.

Ejercicio de socorrismo.
Ejercicio de socorrismo.

Emergencias acuáticas

También de Marisma depende el 'Taller de Emergencias Acuáticas', que se ha llevado a cabo con alumnos de 5º de Primaria. En la piscina del centro deportivo pasan por cuatro estaciones o actividades diferentes y en cada una de ellas reciben, por ejemplo, nociones básicas sobre las normas de higiene y seguridad en una piscina; el protocolo de actuación en caso de accidente, o cómo utilizar un chaleco salvavidas, si fuera necesario

A través del juego y la vivencia de diversos roles (persona en peligro, socorrista, accidentado…), los chicos y chicas se acercan a estas recomendaciones de prevención y actuación ante posibles casos de emergencia.

El taller ideado por los técnicos de Marisma, se basa en las recomendaciones de la Federación Cántabra de Natación y la campaña nacional #stopahogados, de la Federación de Salvamento y Socorrismo.

Plato saludable

Natalia Constanzo es enfermera y forma parte de la Fundación de Enfermería de Cantabria. Es una de las coordinadoras del proyecto ADI y se ha encargado de impartir el taller 'Plato Saludable' entre los alumnos de segundo de primaria de los colegios Las Mercedarias, Castroverde, Sardinero, Marqués de Estella, Cabo Mayor, Atalaya, Esclavas y R. Inmaculada.

Según un estudio de la OMS, realizado en 2018, en España el 40% de los niños tiene sobrepeso u obesidad. La Organización Mundial de la Salud ha detectado bajos niveles de actividad física y de ingesta de fruta y verdura, así como un consumo elevado de dulces y bebidas azucaradas.

«Nuestro principal objetivo, como enfermeras y figuras responsables de la prevención es generar salud, construir salud. Nuestra preocupación e implicación en la adquisición de hábitos de vida saludable debe empezar desde la infancia».

Aprender a comer de forma saludable es esencial, ya que condiciona la futura salud de esos niños y niñas. «Es fundamental comenzar en edades temprana a sentar las bases sobre lo que no deben comer y lo que sí debe formar parte de su alimentación diaria y la de su familia. Educar en salud es una de las mejores estrategias para prevenir enfermedades», afirma Constanzo.

Basado en la herramienta del plato saludable de Harvard, los niños reciben una animada explicación sobre los diferentes tipos de alimentos que hay y cuáles son sus principales cualidades (verduras y vegetales, cereales integrales, proteínas, frutas…). Acompañada de personajes de dibujos animados, fotografías, ilustraciones y algún vídeo, Natalia involucra a los niños, que participan activamente contando cuáles son sus comidas favoritas, los aperitivos que traen al cole o su merienda frecuente. Profesores y familiares reciben, además, una carpeta informativa, con la intención de que la actividad continúe una vez finalice el taller.

«Los padres se involucran y nos devuelven sus encuestas con mucho detalle e información de valor. Las familias son muy receptivas y quieren que se les ayude. Están deseosos de aprender y los profesionales de la salud debemos unirnos para estar ahí», afirma Natalia Constanzo.

Para Juanjo Acevedo, coordinador de Infantil y Primaria en el Colegio Las Esclavas del Sagrado Corazón, «debería ser obligatorio educar a los niños en hábitos de vida saludable. A estas edades, los niños son como esponjas y es mucho más fácil hacerles llegar este tipo de mensajes. Además, hay que tener en cuenta que los medios de comunicación tienen mucha fuerza en este aspecto y eso requiere una lucha constante, contra una gran cantidad de mensajes confusos».