La obra del Desfiladero avanza con las estructuras de los nuevos voladizos

Imagen reciente de los trabajos preparatorios para completar uno de los voladizos sobre el río con el que ampliar la plataforma de la carretera del Desfiladero. /Pedro Álvarez
Imagen reciente de los trabajos preparatorios para completar uno de los voladizos sobre el río con el que ampliar la plataforma de la carretera del Desfiladero. / Pedro Álvarez

Los alcaldes de la comarca se muestran inquietos ante la falta de noticias sobre el proyecto principal y han solicitado una reunión con el delegado del Gobierno

ELENA TRESGALLO | PEDRO ÁLVAREZPotes

Marzo de 2019 es la fecha prevista para concluir las obras de ampliación de los puentes y el arreglo de seis tramos de la N-621 a su paso por el desfiladero de La Hermida, actuación que supone un desembolso de más de siete millones de euros. Un importante trabajo que se suma a las obras para asegurar las zonas de desprendimiento de rocas, pero todo ello no es suficiente para los alcaldes lebaniegos, que hace unos días reclamaban al Ejecutivo central que cumpliera sus promesas con la presentación del proyecto de la mejora integral de los 20 kilómetros de todo el trazado, presupuestado en 60 millones. Hasta la fecha sólo ha trascendido que el documento «está en fase de redacción», y que hay prevista, por parte de Delegación de Gobierno, una reunión con los alcaldes que se celebrará «en unos días». Mientras tanto, este lunes se reanuda el nuevo calendario de cortes de carretera.

Los alcaldes lebaniegos agradecen las obras, pero no olvidan las promesas sin cumplir aún y que siguen encima de la mesa. Es la primera vez en más de un siglo que ven la maquinaria activa en el Desfiladero, pero en la memoria pesan demasiado los muertos y no están dispuestos a que el Gobierno central dé un paso atrás en el proyecto grande que supondrá, para ellos, una mejora sustancial de la seguridad vial y contar con unos accesos dignos, sin perder el atractivo de un desfiladero natural y salvaje a la vez, pero menos peligroso.

«Los trabajos no se han parado pues se han realizado labores que no se percibían» Fernando Hernández | Demarcación de Carreteras

El camino no ha sido fácil. Conjugar las obras de ampliación de las plataformas de los puentes y voladizos con la vida turística en el valle está siendo complicado por los necesarios cortes de tráfico. Durante el verano el Ministerio de Fomento reorganizó los horarios para no perjudicar la temporada turística, pero los trabajos continuaron en todos los tramos. Así lo asegura el jefe de la Demarcación de Carreteras en Cantabria, Fernando Hernández: «Las obras no se han paralizado en ningún momento», comenta tras explicar que se ha aprovechado el verano para hacer aquello que no se ve. «No se ha perdido la continuidad de los trabajos en ningún momento porque se han realizado labores que, quizá, no se percibían porque estaban fuera de la plataforma, como la ejecución de las cimentaciones para hacer las pilas y luego sobre ellas colocar unas vigas y los voladizos».

En estos momentos los cuatro tableros de los voladizos ya están ejecutados y ahora se trabaja en el resto de los tramos. Respecto a la previsión para concluir los trabajos de la primera fase de puentes y voladizos, Hernández lo sitúo en la primavera de 2019, aunque «antes de fin de año estará muy avanzado e incluso echado el aglomerado en la mayor parte de la obra», concluyó.

El proyecto grande

La Delegación de Gobierno mantenía silencio esta semana sobre los plazos previstos para la presentación del proyecto de 60 millones de euros y que supondrá el arreglo integral de la N-621 a lo largo de los 20 kilómetros del Desfiladero. Ese por el que los alcaldes han olvidado esta vez sus colores políticos y empujan juntos para verlo ejecutado. Se lo presentó y prometió el anterior ministro, Íñigo de la Serna (PP), por Navidad. Tras el cambio en el poder central a manos del PSOE, y ante la evidencia de que las fechas se alejan del calendario inicial, en septiembre la inquietud de los regidores por conocer las intenciones del sucesor, José Luis Ábalos, se transformó en una petición conjunta de la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia para instar a Fomento a continuar con el proyecto.

«Lo que me preocupa es la continuidad de la obra en los Presupuestos y en qué estado se halla el proyecto» Secundino Caso | Alcalde de Peñarrubia

Desde la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia, del que forman parte los ocho ayuntamientos de la comarca, se ha solicitado una entrevista con el Delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, para conocer todos los detalles de las obras que se están ejecutando y, sobre todo, el futuro proyecto de acondicionamiento integral. Julio Cires, presidente de la Mancomunidad, envió la petición el pasado día 3 con el fin de conocer más a fondo y de boca de Zuloaga los plazos de ejecución de la obra, el calendario de trabajo previsto o posibles cortes parciales que se puedan llegar a producir, así como información sobre la segunda fase del proyecto, que supondrá las obras del acondicionamiento integral del Desfiladero.

«El proyecto se iba a licitar en estas fechas, pero aún no se ha pronunciado el ministro» Javier Gómez | Alcalde de Potes

Respecto a las obras que se están acometiendo, Cires señala que «se nota una cierta lentitud ya que no es la velocidad que nosotros deseábamos, pero no cabe duda de que si se termina, como así parece, bienvenida sea la obra». El presidente de la Mancomunidad entiende que «ahora que se han realizado los tramos más complejos, estamos en el momento de iniciar las obras del acondicionamiento integral de la carretera porque no conllevarán los cortes que ha habido en las obras que se están ejecutando, principalmente debido a la construcción de los cuatro puentes, y sobre todo porque esta obra es esencial para el futuro de Liébana. Llevamos más de treinta años reivindicándola y si no se lleva a efecto sería una gran decepción para todos los lebaniegos. Tengo la esperanza de que se realice y desde la Mancomunidad vamos todos unidos en esa línea».

Demanda por el resto

Secundino Caso, alcalde de Peñarrubia, señalaba el respecto: «A mí me da casi igual que se produzca algún retraso, que vayan las obras más rápidas o lentas; eso no es lo importante. Lo más importante es que es la primera vez en cien años que hacen alguna obra». «Lo que sí me preocupa», sigue diciendo Caso, «es la continuidad de la obra en los Presupuestos y en qué estado se encuentra el proyecto. Ese es el anhelo de todos los vecinos, que pueda tener una continuidad». Por su parte, Javier Gómez, alcalde de Potes, cree que dejada atrás la época estival «se ha adquirido un mayor ritmo de trabajo y día a día se observan avances que permiten vislumbrar cuál será el resultado la actuación y que dejará tres mil metros de carretera totalmente finalizados. Serán estos tramos los que nos sirvan de ejemplo y base para reivindicar la inmediata acometida del resto de las obras del Desfiladero, en las mismas condiciones que se han realizado los trabajos actuales».

Gómez espera que en la reunión con el delegado se les informe sobre todo lo relativo a los plazos de presentación, licitación y ejecución del proyecto, «que iba a ser presentado en septiembre y licitado en estas fechas por el anterior Gobierno de España, y sobre el cual no se ha pronunciado ni el ministro de Fomento, ni el presidente de Cantabria, ni el propio Zuloaga». Respecto a la variante de Potes, el alcalde espera que se resuelva el trámite de las alegaciones a las expropiaciones, «entre las que se encontraban importantes propuestas de modificaciones al proyecto inicial, presentadas por los municipios afectados de Cillorigo y Potes», indica Gómez, y que de ser atendidas permitirían «cumplir con su función de favorecer tráfico, dotar de aparcamiento público y de no perjudicar a los negocios de Cillorigo».

«Sería una vergüenza si no continúan las obras. Es primordial para el futuro de la comarca» Jesús Cuevas | Alcalde de Cillorigo

Otro de los alcaldes de la comarca, Jesús Cuevas (Cillorigo de Liébana), ha expresado su malestar porque «desde que hubo cambios en el Gobierno central no hemos tenido ninguna noticia ni del estado actual de las obras ni del futuro acondicionamiento integral de la carretera, ya que la fecha actual prevista para acabar lo que se está realizando es el 31 de noviembre».

«Había un compromiso de sacar a licitación el proyecto integral del acondicionamiento de la carretera y no tenemos ninguna noticia», explica Cuecas; «el delegado del Gobierno ha dicho que los compromisos adquiridos por el anterior Gobierno se van a respetar, pero me extrañó mucho que en una reciente visita del ministro de Fomento no se dijera nada de esta carretera ni de la variante de Potes».

Cuevas afirma que «si no se continúan las obras sería una vergüenza. Vamos a esperar la respuesta de Zuloaga. Esta actuación es primordial para el futuro de la comarca. Si no se llevase a cabo, nos obligaría a salir a la calle porque es totalmente necesaria para nuestro progreso».

Cortes nocturnos en el desfiladero de La Hermida

La carretera del desfiladero, la N-621, será objeto de cortes nocturnos a lo largo de esta semana que entra, según ha notificado el Ministerio de Fomento por medio de una nota de prensa. Los cortes se producirán de las 23.00 horas a las 06.00 horas, del lunes, día 22, al jueves, 25. El objetivo de estos cortes es colocar vigas para ejecutar los tramos en voladizo, efectuar el transporte de dichas vigas desde el lugar de acopio, y llevar a cabo su izado mediante grúas a su posición definitiva.

 

Fotos

Vídeos