Podemos abandona el Parlamento de Cantabria

Blanco, Ordóñez y Bolado durante una votación parlamentaria /Javier Cotera
Blanco, Ordóñez y Bolado durante una votación parlamentaria / Javier Cotera

El partido se desvincula del grupo parlamentario: «Los últimos acontecimientos nada tienen que ver con el tipo de política que hemos venido a hacer», dice la Gestora de la formación morada en un comunicado

DM .
DM .Santander

Podemos se desvincula de su grupo parlamentario, que «deja de representar la política de la organización» en la comunidad autónoma tras la decisión de dos de sus tres diputados de cambiar a la, hasta diciembre portavoz, Verónica Ordóñez.

Podemos consiguió en las elecciones autonómicas de 2015 en Cantabria tres diputados: Verónica Ordóñez, Alberto Bolado y José Ramón Blanco. El pasado 28 de diciembre, el grupo parlamentario acordó, con los votos de Bolado y Blanco, cesar a Ordóñez como portavoz y nombrar a Bolado.

Esa decisión fue adoptada después de que la dirección nacional del partido anunciara la creación de una gestora, criticada por Bolado y Blanco, y que sacó de su responsabilidad en la formación a la hasta entonces secretaria general en Cantabria y diputada nacional, Rosana Alonso.

«El equipo técnico de Podemos Cantabria ha decidido desvincular políticamente a Podemos del grupo parlamentario por los últimos acontecimientos que han afectado a nuestra organización y que nada tienen que ver con el tipo de política que Podemos ha venido a hacer», añade en ese comunicado el partido.

Y, aunque no cita a los parlamentarios Alberto Bolado y José Ramón Blanco, Podemos habla de «los diputados que no reconocen las decisiones de los órganos directivos del partido», e indican que como «no abandonan su acta, el grupo parlamentario deja de representar la política de la organización».

«La coherencia con los principios ideológicos y éticos de nuestra organización y la voluntad de anteponer la defensa de los intereses sociales de los cántabros y cántabras a sillones y ámbitos de poder, ha obligado a tomar esta decisión al equipo técnico, que ya ha comenzado a trabajar para reparar la imagen de Podemos», afirma la gestora.

«Poner el foco en la gente»

También asegura que está centrando sus esfuerzos «en resolver los problemas de los cántabros» que votaron a Podemos, «porque estaban seguros de que otra Cantabria es posible».

«De nuevo volvemos a poner el foco en la gente y comenzamos a trabajar para hacer realidad el cambio político que necesita nuestra comunidad, una Cantabria feminista, social, igualitaria y digna», afirma en su nota de prensa la gestora.

Previamente, Rosana Alonso fue relevada de la dirección del partido en un movimiento que calificó como un «pucherazo tan evidente», «indecente» e «infame» que «una jueza reconoció que se podían estar vulnerando nuestros derechos fundamentales y paralizó el proceso de primarias».

Este mismo lunes, el secretario nacional de Organización de Podemos, Pablo Echenique, confirmaba que se están estudiando las opciones para confeccionar las listas electorales, de acuerdo a las indicaciones del departamento legal del partido, tanto en Cantabria como en La Rioja, donde las candidaturas han terminado en los tribunales.

«Tienen mucha tarea por delante. Confío en que la gente que está en el equipo técnico es muy solvente. Es gente que no ha participado en los conflictos y que ha intentado solucionar las cosas mediante el diálogo. Creo que tienen mucha tarea por delate pero también confío en que la van a poder llevar a cabo y van a contar con toda la ayuda que les podamos dar», ha afirmado.

Ordóñez sale del grupo

Minutos después de esta decisión de Podemos, la diputada Verónica Ordóñez, cuya suspensión de militancia ha sido revocada, ha anunciado que planteará a la gestora abandonar el grupo parlamentario, porque considera que es su «única opción» en estos momentos.

Ordóñez ha anunciado que va a trasladar este mismo lunes al equipo técnico su decisión de abandonar y si la gestora la respalda, presentará su solicitud este martes en la Cámara. Esto supone, de facto, la desaparición del grupo parlamentario, al pasar ella a convertirse en una diputada no adscrita y sus hasta ahora compañeros de escaño pasar a integrarse en el grupo mixto, junto a Juan Ramón Carrancio y Rubén Gómez (Cs). Esta decisión obligará a la mesa del Parlamento a plantear en su próxima reunión, una serie de cambios, tanto en la distribución de los grupos, como a la hora de comparecer y desarrollar el trabajo de la Cámara