Más de un millar de docentes vuelve a echarse a la calle con la vista puesta en la reunión con Revilla

Parte de los profesores concentrados frente a la Consejería. / Fotos: Daniel Pedriza Vídeo: Héctor Díaz
Cantabria

La segunda jornada de paros parciales ha sido seguida por el 77,1% de los maestros, según la Junta de Personal que presentará mañana al presidente dos propuestas de calendario | La Consejería rebaja el seguimiento al 46,2%

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

Algo más de un millar de personas se han echado esta tarde de nuevo a la calle como colofón a la segunda jornada de la huelga parcial de maestros, convocada hoy en todos los colegios públicos de Cantabria para protestar contra la eliminación parcial de la jornada lectiva reducida de junio y septiembre.

Con algo menos de seguimiento de la desarrollada la pasada semana y adelantada a las 5 de la tarde, la marcha recorre el centro de la ciudad con una pancarta que apela al bienestar y derecho de las familias y al orgullo y la dignidad de ser docente. Entre las consignas lanzadas: «La calidad de la educación no se mide» y «Todas las horas cuentan». Los docentes quieren han convertido esta protesta en símbolo de su «fuerza», y con la esperanza de que la reunión de los sindicatos mañana, jueves, con el presidente, Miguel Ángel Revilla, ponga fin al conflicto.

Esta manifestación cierra una jornada de paros parciales que ha tenido un seguimiento del 77,16% de los 2.589 profesores que tenían derecho a ejercerla, según datos de la Junta de Personal Docente. Es decir, un seguimiento aún mayor que el registrado el pasado jueves, cuando alcanzó el 76,5%. No obstante, la Consejería de Educación rebaja ese seguimiento, de forma provisional, al 46,2% e insiste, ante las demandas de los sindicatos, que es preciso cumplir con la legalidad. Por ello apela a la «responsabilidad de todos» a la hora de abordar el conflicto surgido en la comunidad educativa en torno al calendario escolar.

Los sindicatos docentes STEC, ANPE, CC OO y UGT quieren felicitar al profesorado que trabaja en las etapas de Infantil y Primaria por su «compromiso con la enseñanza pública», siguiendo de forma «masiva» el paro convocado. «Este respaldo tan mayoritario nos permite decir, sin ánimo de exagerar, que ha sido un paro histórico».

De forma paralela, más de medio millar de maestros se han concentrado esta mañana ante la sede de la Consejería de Educación en protesta por la eliminación parcial de la jornada lectiva reducida de junio y septiembre en los colegios de Infantil y Primaria que ha decidido la Administración educativa para el próximo curso. Una cifra muy similar a la que se congregó en la concentración matinal del pasado jueves, al igual que los mensajes que reivindicaron a viva voz los docentes allí concentrados: que el consejero Francisco Fernández Mañanes rectifique o dimita.

«Ni una hora más», «Somos docentes, no delincuentes» o «Conciliar sí, delegar no» fueron algunos de los lemas que se pudieron leer en los carteles que portaban los presentes.

Los convocantes de las movilizaciones, la Junta de Personal Docente, anunciaron que van a presentar mañana a Miguel Ángel Revilla dos propuestas de calendario alternativas con el objetivo de desbloquear el conflicto. Y que si reciben el visto bueno del presidente de Cantabria, se las trasladarán a continuación a la Consejería de Educación. Así lo anunció esta mañana José Ramón Merino, de STEC. Los sindicatos ven en este encuentro «la última oportunidad» de intentar variar el rumbo de los acontecimientos.

Ver más

El calendario escolar que aprobó de forma unilateral la Consejería de Educación en la Mesa Sectorial del pasado 12 de junio aún no se ha publicado en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), una demora mayor de la habitual, que la Junta de Personal interpreta como «un gesto de buena voluntad» por parte del Gobierno de cara al encuentro con Revilla.

A la vista de estos porcentajes «tan masivos», las organizaciones sindicales afrontan la reunión de mañana con «optimismo» y el propósito de «buscar soluciones a un conflicto provocado exclusivamente por el señor Mañanes, del que aún estamos a tiempo de salir y hallar una solución consensuada para evitar que el próximo curso continúe esta situación no deseada».

Con la manifestación de esta tarde y la huelga de hoy finalizan las movilizaciones en este curso, que acaba este viernes, día 22. Sin embargo, ha añadido que se mantendrán en el inicio del próximo «en función de cómo se resuelva el conflicto por la jornada reducida». «En el inicio del curso que viene seguirán desde septiembre u ojalá haya una solución, ojalá haya un acuerdo, y que podamos recobrar la paz, la tranquilidad y el buen hacer en todos los centros», ha añadido.

Ha criticado, además, que la Consejería de Educación cumpla «tan escrupulosamente» la ley con la jornada reducida y haya incurrido en un «defecto de forma» al no haber convocado correctamente con un plazo de 72 horas la Mesa Sectorial de Educación del pasado 12 de junio, donde se aprobó el calendario.

Justificación de la Consejería

La Consejería de Educación ha vuelto a apelar hoy a los informes de los servicios jurídicos que respaldan la decisión adoptada y ha emitido un detallado comunicado en el que narra los pasos dados para rebatir las acusaciones de falta de diálogo esgrimidas por los sindicatos.

Así pues, explica que el informe de los Servicios Jurídicos de la Consejería deja la puerta abierta a compensar con más horas a lo largo del año, como es lo que sucede en la comunidad autónoma de Navarra, que realiza media hora más de lunes a jueves, entre los meses de octubre a mayo. También considera viable compensar con más días lectivos, tal y como hace Canarias, entre otras comunidades, que tiene 182 días lectivos.

Desde la Consejería de Educación se subraya que «nadie en España tiene una jornada reducida de 3,5 horas», como insiste la Junta de Personal. En este sentido, explica que aquellas comunidades que tienen jornada reducida, «la minoría de ellas», disponen de 4 horas en septiembre y junio con menos días de reducción. Además, informa, la mayoría de estas CCAA, concretamente trece, compensan horas aumentando días lectivos o manteniendo la jornada sin cambios todo el curso.

Educación ha señalado que «siempre» ha estado abierto a la negociación y se ha encontrado con que las organizaciones sindicales «ni siquiera han entrado a valorar las propuestas» realizadas desde la Administración. Por ello ha recordado las dos propuestas planteadas en la primera Mesa Sectorial, en la que se aprobó un calendario; los informes realizados a petición de las partes y la presentación de tres propuestas por parte de la Consejería, pese a que los sindicatos tenían como «único objetivo» la aprobación «parcial» del calendario con jornada reducida, lo que «no es legal» salvo que se contemple una compensación.

Por tanto, la Consejería de Educación insiste en que la propuesta por la que se ha decantado su departamento es la «fórmula más razonable» para afrontar la situación actual, dado que el cumplimiento de la legalidad es «ineludible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos