Revilla responde al PP que no hay motivos para cesar a la consejera de Sanidad

Iamgen de la consejera Real, este viernes por la mañana en Sierrallana./Luis Palomeque
Iamgen de la consejera Real, este viernes por la mañana en Sierrallana. / Luis Palomeque

El presidente explica que el «límite» para que eso ocurra está en la apertura de un juicio oral o en que la Fiscalía aprecie indicios de delito por su parte

DM .
DM .Santander

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, no ve motivos para cesar a la consejera de Sanidad, María Luisa Real, o para que dimita y ha subrayado que el «límite» para que eso ocurra está en la apertura de un juicio oral o en que la Fiscalía aprecie indicios de delito por su parte.

Revilla se ha manifestado así a preguntas de los periodistas sobre la situación de Real tras la dimisión Alejandro Rojo como gerente de Atención Primaria, cuyo nombre aparece en el informe de la Fiscalía, que aprecia indicios de delito en las contrataciones del Servicio Cántabro de Salud (SCS) y las peticiones de partidos de la oposición para que cese a la consejera.

«He hecho todo lo que tengo que hacer», se ha defendido el presidente cántabro de las acusaciones este jueves de la presidenta regional del PP, María José Sáenz de Buruaga, quien ha recalcado que tienen «muy claro» dónde está el «límite» para las dimisiones.

Ese límite está, según ha añadido, en la apertura de un juicio oral o, como en este caso, en un informe de la Fiscalía que aprecia indicios de delito en tres personas, que son junto a Rojo, el exgerente, Julián Pérez Gil, y el exsubdirector de gestión Económica, Javier González, que ya habían dimitido previamente.

«Y donde no hay ninguna persona que tenga responsabilidades, pedir la dimisión, eso es ser carroñeros», ha recalcado Revilla, quien ha reiterado que en la lucha contra la corrupción no le gana nadie y ha explicado que, en el momento en que le llegue una notificación de que hay alguien que es presuntamente responsable, le cesa.

El presidente ha defendido, además, que en su Gobierno «nadie se ha llevado un euro», aunque ha reconocido que se han podido cometer «errores», pero que si son motivo de dimisión tienen que ser los jueces y fiscales los que lo marquen. «Ese es el nivel al que hay que llegar», ha sentenciado.

Ver más