La Sociedad Año Jubilar debe abonar otros 30.000 euros por el 'Carmina Burana' de clausura

Uno de los actores de Carmina Burana, en la actuación celebrada en Potes. /Alberto Aja
Uno de los actores de Carmina Burana, en la actuación celebrada en Potes. / Alberto Aja

La empresa organizadora del espectáculo accedió a esa compensación extra por el cambio de fecha y de escenario, según reconoció el consejero Francisco Martín

Teodoro San José
TEODORO SAN JOSÉSantander

La Sociedad Año Jubilar Lebaniego ha abonado ya los 50.000 euros previstos inicialmente a la empresa encargada del espectáculo de clausura del Jubileo, 'Carmina Burana' de La Fura dels Baus, pero aún tiene pendiente de abonar otros 30.100 euros por la modificación introducida en el contrato, a raíz de los cambios de funciones y fecha derivados, asimismo, del traslado del evento, de la explanada del monasterio de Santo Toribio al recinto ferial de Potes, por la negativa del Obispado a que se representara junto al templo.

Ambas cuantías y el estado de su tramitación fue detallado el lunes, ante el Pleno del Parlamento, por el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, que respondió a una pregunta del PP, formulada por el diputado y exdirector de Turismo, Santiago Recio. En su respuesta, el regionalista ha aclarado al popular que el coste para el Gobierno autonómico ha sido «cero», ya que el desembolso del evento ha corrido a cargo de la citada sociedad, que se financia a través de patrocinadores.

Así, Martín ha defendido la «transparencia absoluta» en torno a un evento «magnífico» que resultó, además, «barato» para los cántabros. En consecuencia, ha pedido a Recio que no ponga «en tela de juicio la honorabilidad» del contrato suscrito con la empresa Servicios Especializados en Distribución Artística (SEDA) SL para realizar el evento.

Martín defendió en el Pleno la «transparencia» en torno a un evento que resultó «barato» para los cántabros

En este punto, el responsable del ramo ha admitido que con el modificado del contrato, a raíz de los cambios -la representación se pospuso de abril a mayo, con doble función además- la adjudicataria pedía «el oro y el moro», a lo que se opusieron los técnicos encargados del mismo, que accedieron a la citada compensación, de 30.000 euros a sumar a los 50.000 y que están aún pendientes de pago.

Este espectáculo de 'Carmina Burana' iba a representarse el 14 de abril como broche final al Año Santo Lebaniego. Sin embargo, el Obispado de Santander prohibió que la obra se representara en la explanada del monasterio porque el «contenido moral de la obra es contrario a los principios de la Iglesia», como adujo el obispo Manuel Sánchez Monge. Este imprevisto obligó al Gobierno de Cantabria a cambiar su calendario y trasladar la clausura del Año Jubilar al centro de Potes un mes más tarde de lo previsto y en dos sesiones, el 11 y 12 de mayo, tras consensuar las fechas con los alcaldes y los hosteleros de la zona. Las representaciones registraron sendos llenos en la carpa que se instaló en el recinto de La Serna.

Aparcamiento en el Pctcan

Por otro lado -según informa Europa Press- y también en respuesta a otra pregunta formulada en la sesión, esta vez por el diputado y portavoz de Cs, Rubén Gómez, sobre el aparcamiento en el Parque Científico y Tecnológico de Cantabria (Pctcan), el consejero ha negado que haya «falta» de plazas, pues hay un total de 1.250. De ellas, la gran mayoría (950) corresponden al aparcamiento subterráneo (de pago) mientras que las 300 restantes son en superficie (dentro de la zona vallada, pero gratis), y a las que hay que sumar otras a lo largo de los viales.

«No hay 1.250 vehículos a diario en el Pctcan», señaló Martín, a la par que destacó que el aparcamiento de pago está «casi siempre vacío», pese a que existe un bono mensual de 35 euros al mes y otro por horas (de 8 a 15 horas o de 13 a 20 horas) por 25 euros mensuales.

Aún así, suele haber «coches subidos a la acera», ha apuntado el responsable del ramo, que ha concluido que en el recinto no hay un problema de aparcamiento, sino de «educación».