Las raíces cántabras de Juan Ramón Jiménez

Juan Ramón Jiménez Mantecón./
Juan Ramón Jiménez Mantecón.

La Sociedad Cántabra de Escritores viaja a su pasado en Villafufre en el 135 aniversario del nacimiento del poeta

LOLA GALLARDOSantander

Juan Ramón Jiménez, el poeta andaluz universal autor de Platero y yo, tenía raíces cántabras. Su madre era Purificación Mantecón, Mamá Pura, descendiente de los Mantecón de Rasillo de Villafufre. Una mujer a la que el poeta dedicó hermosos poemas. Ella fue un pilar fundamental del universo femenino de Juan Ramón Jiménez, junto a su compañera Zenobia. Salvador Arias ha rescatado el origen cántabro del poeta en Las raíces cántabras de un Premio Nobel. Juan Ramón Jiménez. Un libro que recoge el árbol genealógico del poeta «descendiente de la Condesa de Casa Mantecón». La Sociedad Cántabra de Escritores reivindica las raíces cántabras del poeta y lo hace con dos conferencias que coinciden con el 135 aniversario del nacimiento del poeta el 23 de diciembre de 1881.

Conferencias

Santander. Juan Antonio González Fuentes hablará sobre la poesía de Juan Ramón Jiménez. En la Cátedra Menéndez Pelayo, hoy, a las 19.30 horas.

Vega de Villafufre. Salvador Arias Nieto presenta su libro sobre el poeta en la Casa de Lope de Vega. Estará acompañado por la guitarra de Manuel Iberia. El viernes, a las 19.30 horas.

Juan Antonio González Fuentes, Premio de Las Letras Ciudad de Santander 2016, impartirá hoy una conferencia en la Cátedra Menéndez Pelayo de Santander (19.30 horas), bajo el título Juan Ramón y el lenguaje poético moderno: Espacio. Posteriormente, el mismo día del aniversario del nacimiento del poeta, el viernes, Salvador Arias Nieto hablará sobre su libro Juan Ramón Jiménez. Las raíces cántabras de un premio Nobel. Será en la Casa de Lope de Vega, en Vega de Villafufre (19.30 horas) y contará con el acompañamiento musical de la guitarra de Manuel Iberia.

Salvador Arias Nieto (Santander, 1944) es además de escritor, investigador, enamorado del flamenco y de los toros. Licenciado en Farmacia por la Universidad de Granada, dirigió durante año el Aula de Cultura La Venencia. Ha escrito, entre otros, el libro que recoge las raíces cántabras de Juan Ramón Jiménez y un trabajo sobre el rastro genealógico del músico cántabro Ataúlfo Argenta.

La Sociedad Cántabra de Escritores, que preside Marino Pérez Avellaneda, volcará sus esfuerzos este año en llevar a los colegios e institutos y a la sociedad cántabra en general, el homenaje a la figura y obra de Juan Ramón Jiménez Mantecón y de sus ancestros cántabros. Arturo del Villar ya relató en la revista Historias de Cantabria el monográfico sobre poetas de Cantabria editado en 1993, coordinada por José Ramón Saiz Viadero, el origen noble y cántabro del poeta andaluz, descendiente de Juan José Mantecón, conde de Casa Mantecón, que nació en Rasillo, en el concejo de Villafufre, del valle de Carriedo, y tuvo que emigrar a Huelva. Sus antepasados unen al premio Nobel de Literatura de 1956 al pasado de Lope de Vega, Quevedo, Calderón de la Barca y Góngora, que también tuvieron su solar en la Montaña y presumieron de ello.

Juan Ramón no presumió nunca ni de su linaje ni de sus títulos, todo lo contrario. Su ideal era la que él llamaba aristocracia de la intemperie, la del pueblo llano. Juan Ramón Jiménez defendió siempre la libertad, la igualdad y la fraternidad entre los hombres, puso su vida y su obra al servicio de la República hasta su muerte en el exilio por no someterse a la dictadura,

De Villafufre a Moguer

Ramón Mantecón nació en Villafufre y se casó con María Teresa López, natural de Osuna, en Sevilla. De ese matrimonio nació María Purificación. A esa localidad llegó un logroñés, Víctor Jiménez Jiménez, quien pertenecía a una familia de comerciantes adinerados que controlaban varios negocios en Huelva. Jimenéz se casó con María Purificación en segundas nupcias y fruto del matrimonio nacieron Victoria, Eustaquio y Juan Ramón. A su madre la llamaban Mamá Pura y así lo hizo su hijo en los escritos que dedicó a su memoria.

Mamá Pura heredó de su padre el expediente de nobleza instado por Juan José Mantecón en 1785. Aunque se desconoce si el primer poeta español del siglo XX conocía su ascendencia en La Montaña, sí se sabe lo que opinaba sobre la nobleza. Y era algo que no le gustaba. El título nobiliario se perdió al morir la última condesa de Casa Mantecón, una tía suya monja. Nadie reclamó el título. La Sociedad Cántabra de Escritores busca ahora la casa, quizás con escudo, en la que vivieron los antepasados del poeta.

Mama Pura jugó un papel vital en la vida y obra del poeta. «Era bordadora de profesión y tenía una cultura exquisita y se la transmitió a sus hijos. Juan Ramón siempre dijo que era la persona que mejor hablaba castellano. De ella lo aprendió todo y fue la primera fuente de su poesía». Su familia señala al poeta como «todo sentimiento. Para él escribir es copiar el alma de cada uno».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos