El CDIS abre este mes su espacio a Emilio Beauchy, padre del reporterismo fotográfico en Sevilla

E. Beauchy, S/N. Cigarreras, 1880-1890. /Colección Biblioteca Municipal de Santander, CDIS, Ayuntamiento de Santander
E. Beauchy, S/N. Cigarreras, 1880-1890. / Colección Biblioteca Municipal de Santander, CDIS, Ayuntamiento de Santander

La muestra del Centro de Documentación de la Imagen, que custodia imágenes del autor, está organizada con la Universidad andaluza

Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

Considerado uno de los primeros fotoperiodistas españoles, sus fotografías -muchas de ellas comercializadas en álbumes-, difundieron la imagen de la Andalucía del último tercio del XIX. Es el fotógrafo sevillano Emilio Beauchy (1847-1928) hijo del también fotógrafo francés Jules Beauchy, protagonista desde este mes de la nueva exposición del Centro de Documentación de la Imagen de Santander. En realidad un proyecto mas ambicioso, de colaboración con la Universidad de Sevilla que se prolonga en la convocatoria de unas jornadas técnicas y un catálogo. ¿Por qué el CDIS y Santander? la respuesta está en los propios fondos de la entidad que coordina Manuela Alonso, pues custodia 24 imágenes del fotoperiodista sevillano pertenecientes a la Colección Biblioteca Municipal de Santander, a las que se unen otras colecciones públicas y privadas.

El proyecto Beauchy comprende así una exposición, un catálogo y unas jornadas de especialistas que se celebrarán en el CDIS o en el propio Paraninfo de la UC. El director es el profesor y director general de Cultura y Patrimonio de la Universidad de Sevilla, Luis Méndez Rodríguez, que ejerce de comisario, aunque toda la parte técnica se viene abordando desde el CDIS, con Guiomar Lavín a la cabeza como responsable técnica de la sala santanderina.

La exposición está organizado por el Centro de Documentación de la Imagen de Santander, en colaboración con la Universidad de Sevilla y el catálogo lo edita la institución académica andaluza.

La muestra tiene por objeto reivindicar la figura del sevillano Emilio Beauchy, padre del reporterismo fotográfico en esa ciudad, del que se conmemoran 90 años de su fallecimiento.

'Sevilla. Objetivo fotográfico de Emilio Beauchy', que será inaugurada el próximo día 25, se exhibirá durante un mes antes de que el CDIS dedique su cierre de temporada a la mirada de Pablo Hojas, como ya avanzara este periódico. La exposición reúne más de treinta imágenes de este fotógrafo y es el resultado de la colaboración entre ambas instituciones citadas, más la Fototeca de la Universidad de Sevilla. Además de las fotografías que se custodian en ambas instituciones, el proyecto reúne las que forman parte de las colecciones particulares de José Antonio Torcida, Samot y Carlos Teixidor.

El comisario Luis Méndez apunta que la iconografía de este proyecto muestra Sevilla a través de las fotografías que Beauchy tomó «de sus edificios, de sus obras de arte, de sus fiestas y de sus habitantes a lo largo de su vida. «Su producción constata la riqueza patrimonial y la vida popular de Sevilla, ciudad en la que su padre Julio Beauchy instaló su estudio de fotografía en el número 30 de la céntrica calle Sierpes, donde se popularizará su producción retratística gracias al gusto de las clases altas sevillanas por las tarjetas de visita». Éste será el testigo que Emilio Beauchy tomará de su padre, «saliendo del estudio para capturar la ciudad de su momento y otorgándole un importante reconocimiento en vida».

E. Beauchy, Nº 54. Ayuntamiento de Sevilla, 1880-1890.
E. Beauchy, Nº 54. Ayuntamiento de Sevilla, 1880-1890. / Colección Biblioteca Municipal de Santander, CDIS, Ayuntamiento de Santander

Para Beauchy, Sevilla fue una constante temática que reaparece una y otra vez entre sus fotografías proporcionando nuevos encuadres que luego fueron repetidos. Su obra, a juicio del especialista, es «extremadamente original y fue capaz de atrapar el pulso de la ciudad, a la que dedicó, directa o indirectamente, muchas de sus fotografías». En sus imágenes desfilan cigarreras, nazarenos, flamencos, toreros y otros personajes locales que tuvieron para él especial significación. «Y por encima de todo, destaca las vistas de la ciudad, que Beauchy cuida con una estética muy personal hasta conformar uno de los más completos repertorios».

Muchas de sus imágenes ilustraron los periódicos y revistas de su época, como el caso de 'La Ilustración Española' y 'Americana', donde destaca por presentar las características del reportero moderno, presente con inmediatez en el lugar del suceso, en revelar las tomas y enviarlas por ferrocarril para su rápida publicación.

E. Beauchy, Nº 16. Alcázar de Sevilla. Salón de Doña María de Padilla, 1880-1890.
E. Beauchy, Nº 16. Alcázar de Sevilla. Salón de Doña María de Padilla, 1880-1890. / Colección Biblioteca Municipal de Santander, CDIS, Ayuntamiento de Santander

Beauchy se convirtió en referente «por inmortalizar a sus habitantes en seductoras albúminas y copias a la gelatina con sales de plata, dando protagonismo a sus vidas cotidianas, a sus trabajos y a los momentos de diversión como su pionera fotografía de un café cantante». En sus álbumes montaba preferentemente copias a la albúmina. A veces aprovechaba clichés de su padre, realizando nuevos tirajes de copias. Parte de sus fotografías se conservan repartidas entre los fondos de la Biblioteca Nacional, Universidad de Sevilla, Ayuntamiento de Sevilla, Archivo Espasa, Fototeca Hispalense y otras colecciones privadas.

'Café Cantante'

Su fotografía más emblemática, también presente en la muestra santanderina, es la titulada 'Café Cantante', de Sevilla, hacia el año 1888, que ha sido publicada en varios libros de historia y exhibida en importantes exposiciones.

También fue utilizada por el pintor y escritor vinculado a Cantabria, José Gutiérrez Solana, en la realización de su obra también titulada 'Café cantante'.

En 1905 se retiró de la actividad profesional, dejando el establecimiento a su hijo Julio Beauchy García. Falleció en 1928 y sus descendientes guardaron parte del legado fotográfico de la familia. En 2009 algunas de sus obras formaron parte de la exposición itinerante 'Prohibido el Cante. Flamenco y fotografía' del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Sevilla.

 

Fotos

Vídeos