«La llegada del rock y de la música pop abrió un mundo nuevo en España»

José Ramón Pardo con ejemplares de su libro 'Aquellos años de guateque' que presenta el jueves en Santander./DM .
José Ramón Pardo con ejemplares de su libro 'Aquellos años de guateque' que presenta el jueves en Santander. / DM .

El periodista José Ramón Pardo presenta el jueves en el Ateneo su libro 'Aquellos años del guateque'

Rosa Ruiz
ROSA RUIZSantander

Estudió Derecho y Filosofía y Letras en la Universidad Complutense, y Periodismo en la Escuela Oficial, pero José Ramón Pardo y estará ligado para siempre con la radio musical. Este jueves llegará al Ateneo de Santander con un libro «para nostálgicos o para estudiosos de la música de este país» que lleva por título 'Aquellos años del guateque', una época, años sesenta o primeros setenta, que como él mismo explica fueron tiempos de emparejamiento, casas sin padres, cervezas y panchitos; de juego de la silla, manos en la cintura y Dúo Dinámico... Tiempos en los que tampoco faltaban buenas salas de fiesta, conciertos en directo y, por supuesto, mucho rock and roll».

En realidad, explica, es el retrato de una generación que nació en los años posteriores a la guerra civil, que se hicieron jóvenes a la vez que el rock and roll y que tenían su máxima expresión en el guateque. Una obra que él ambienta en Madrid, pero que «podía haber pasado en Torrelavega, Reinosa, Santander o cualquier otra ciudad de España».

En las páginas de este libro, José Ramón Pardo ha querido hacer un recordatorio «de las cosas que nos pasaban a todos. De las películas que veíamos, de lo que se veía en la televisión por entonces o se escuchaba en la radio»

«Que salgan temas nuevos no quiere decir que sean modernos»

¿Y por qué se centra en el guateque? «Porque aunque pueda parecer que eran tan solo una fiestecilla juvenil o una reunión de chavales, fueron algo muy representativo en un país en el que la enseñanza estaba separada por sexos y que por lo tanto era muy difícil que los chicos y chicas tuvieran un acercamiento como el que pueden tener ahora que estudian en el pupitre de al lado. Los guateques eran el lugar donde podían estar juntos, bailaban juntos, se conocían o bailaban», explica.

Y lo cuenta con un gran sentido del humor plagado de referencias musicales que trasladará también el jueves en el Ateneo en un acto que estará presentado por el periodista cántabro Federico Lucendo Pombo.

«Al acabar la guerra España estaba muy alejada de lo que pasaba en Europa y América. También en lo musical. Aquí las corrientes culturales europeas llegaban muy tarde, si llegaban. Se vivía de los boleros, las coplas, las rancheras y ya a partir de 1956 o 1957 del cuplé. Por eso la llegada del rock o de la música pop y nombres como Cliff Richard o Elvis Presley nos abrieron un mundo nuevo».

Un soplo de aire fresco que, según señala, hizo que aquellos jóvenes a la vez que organizaban sus guateques formaban sus propios grupos musicales y también se animaron a vestir como ellos lo hacían. «En definitiva, que empezamos a abrirnos muy rápidamente a un mundo que iba camino de ser global».

Desde entonces a ahora la música ha cambiado mucho aunque José Ramón Pardo, que aún sigue hablando de estos temas en su sección en el programa de Radio Nacional 'No es un día cualquiera' de Pepa Fernández, no se atreve a decir si aquella era mejor que la actual. «Cada época tiene la música que le gusta, a mí la que se hace ahora no es la que más me agrada, pero cuando a mí me gustaba el rock and roll a la generación de mis padres le parecía una moda casi inmoral comparado con lo que a ellos les gustaba que era la orquesta de Glenn Miller o Bing Crosby».

Sin embargo, está expectante por ver si distintas manifestaciones musicales como el reguetón se quedan en una moda pasajera o evolucionan a una música más trabajada con mejores letras y mejores acompañamientos. «El hecho de que algún regatón haya entrado en los números uno de las listas norteamericanas que son siempre muy reacias a admitir músicas de otros países indica que quizás estemos entrando en un mundo nuevo de música que mi generación no comprende».

En lo que respecta a las connotaciones sexistas de las letras de algunas de estas canciones, el periodista musical señala que «las de ahora son tan machistas como las de hace treinta años. Entonces nos parecía normal porque no habíamos despertado al sentimiento que tenemos ahora. Pero muchas canciones Loquillo o Los Ronaldos que tanto gustaban ahora podían verse como un incitación al mal trato».

Además de escribir y de su sección de radio, José Ramón Pardo sigue impartiendo clase en distintas universidades, una tarea le gusta mucho. «Durante más de quince años, El Corte Inglés me llamaba para ayudar a la formación de los dependientes de discos para que conocieran los géneros y estilos». En esas formaciones, intenta transmitirles sus conocimientos, pero también les repite que «hubo una época, quizás empujado por la radiofórmula en que la gente creía que todo lo que salía nuevo era moderno y eso no siempre es así. A veces salen canciones nuevas que tienen mucho de antiguo y que repiten modelos que tienen quince o veinte años».

En ese sentido lanza una pulla a los programas musicales de televisión de la actualidad como 'Operación Triunfo' o 'La voz'. «Creo que buscan que todo el mundo cante más o menos de una manera uniforme y que no se salgan de unos estilos que pueden tener éxito pero que no crean nada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos