Playoff final

Thompkins tira del Madrid para recuperar el paso de la final

Luka Doncic trata de anotar./Efe
Luka Doncic trata de anotar. / Efe

Un tercer cuarto demoledor permitió al vigente campeón de Europa, liderado por el ala-pívot desde la anotación, conseguir la victoria por 98-91 e igualar la serie 1-1 antes de viajar al Buesa Arena

EFEMadrid

Un tercer cuarto demoledor del Real Madrid con un parcial de 31-13 sobre el Kirolbet Baskonia permitió al vigente campeón de Europa, liderado por Trey Thompkins desde la anotación, conseguir la victoria por 98-91 e igualar la serie 1-1, antes de viajar al Buesa Arena.

Festival de puntos y de triples en el inicio del partido, aunque fue Felipe Reyes el que inauguró el marcador con un 2+1 y personal de Tornike Shengelia.

98 Real Madrid

(28+24+31+15): Campazzo (6), Carroll (16), Tavares (4), Reyes (11), y Taylor (9) -equipo inicial-, Causeur (2), Doncic (11), Rudy (5), Llull (4), Thompkins (16) y Ayón (14).

91 Baskonia

(33+19+13+26): Vildoza (7), Timma (4), Janning (18), Poirier (12) y Shengelia (5) -equipo inicial-, Voigtmann (2), Huertas (11), Malmanis (3), Beaubois (2), Diop (16), Granger (8) y Garino (3).

árbitros
Daniel Hierrezuelo, Benjamín Jiménez y Óscar Perea. Edy Tavares (min.38) y Rodrigue Beaubois (min.39) fueron eliminados por cinco personales.
incidencias
Segundo partido del playoff final de la Liga Endesa disputado en el Palacio de Deportes (WiZink Center) de Madrid ante 11.208 espectadores.

Igualdad en el marcador con Vincent Poirier y Jeffery Taylor especialmente acertados de cara al aro rival. El Madrid iba por delante en el marcador hasta que dos triples seguidos del Baskonia, de Matt Janning y Luca Vildoza, le dieron su primera ventaja, 12-15 (m.3.30).

En el minuto 5 de partido, 15-18, el festival de triples era ya una bacanal con 4 de 5 para los de Vitoria y 3 de 4 para los madridistas. Así las cosas, otro triple de Janning y una técnica a Facundo Campazzo propiciaron la primera ventaja seria de los de Vitoria, 17-24 (min.7).

El Madrid se enredó en el juego, no prestó atención a la defensa y casi sin darse cuenta se encontró con 11 puntos de desventaja, 22-33 (min.8.40).

Y menos mal que lo arregló un poco al final del primer acto, 28-33. Ese marcador da una perfecta idea de lo que funcionaron ambas defensas, especialmente la del Real Madrid. Eso sí la suma de estos puntos son la mayor anotación en el cuarto inicial de una final.

En el segundo cuarto el Madrid puso algo más de interés atrás y a base de mucho esfuerzo y trabajo consiguió volver a estar arriba en el marcador, 41-40 (min.15). Once minutos y medio después de lo que pareció una debacle pasó del comentado 22-33 al 41-40, tras un parcial de 19-7.

Del minuto quince al veinte el juego y el marcador volvieron a equilibrarse, Sergio Llull intentó tres mandarinas casi sin venir a cuento, con nulos resultados, pero el buen trabajo ofensivo de Trey Thompkins fue suficiente para ir al descanso con empate a 52. En el primer partido fue con empate a 39.

Janning con cinco triples sin fallo y, lógicamente, quince puntos fue el más destacado del Baskonia junto a un Marcelinho Huertas más que inspirado.

El 6-0 de salida, en el primer minutos y medio (58-52) le dio cierto aire a un Real Madrid necesitado de cierta sensación de dominio y control sobre el partido.

Los tapones de Edy Tavares y la manita de Thompkins cambiaron el partido al conseguir el Madrid una ventaja de 9 puntos, 63-54 (min.33.10), con un parcial de 11-2 en este tercer periodo.

Facu Campazzo con un triple elevó la cuenta a doce de ventaja, 66-54 (min.34). Y ya lanzado el Madrid llegó a los quince de ventaja, 70-55 (min. 25.30), con un parcial en el tercer cuarto, en estos momentos, de 18-3.

El Madrid comenzó a sentirse cómodo en la ventaja, en el dominio del partido y en la iniciativa, en la misma medida en la que el Baskonia comenzó a replegar velas. Pedro Martínez, su entrenador, fue sentando a sus teóricos titulares.

Los veinte puntos de ventaja, 77-57, llegaron a falta de dos minutos y medio para la conclusión del cuarto, que finalizó con un claro 83-65, 31-13 de parcial.

El último cuarto fue totalmente innecesario. La victoria estaba decantada y más allá del sexto triple sin fallo de Janning, de los triples de Jaycee Carroll y del maquillado marcador final poco más se puede resaltar.

El Madrid venció por 98-91, pone el 1-1 en la serie, que se traslada al Buesa Arena (domingo 18.30 horas y martes 21.00 horas) en donde tendrá que ganar al menos un partido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos