Un sector de socios de la Gimnástica, molesto por el horario ante el Mirandés

Los aficionados blanquiazules tendrán fútbol en horario matinal en la próxima jornada/Javier Rosendo
Los aficionados blanquiazules tendrán fútbol en horario matinal en la próxima jornada / Javier Rosendo

Tomás Bustamante, presidente del club, no cree que cambiar dos partidos vaya a originar«un agravio hacia los aficionados»

Adela Sanz
ADELA SANZTorrelavega

En Mies de Vega están acostumbrados a que el fútbol sea a la misma hora que los toros. A las cinco de la tarde. No sólo por costumbre o tradición, sino por la votación de los socios de la Gimnástica en la asamblea en la que se aprobó, por mayoría, que los blanquiazules tendrían siempre, como día y hora de sus partidos en casa, los domingos y las 17.00 horas. La única excepción posible que asumían para cambiar a otro horario era que el motivo se debiera a exigencias de la competición.

Por todo lo anterior, el horario del encuentro entre Gimnástica y Mirandés programado para el domingo 4 de noviembre a las 12.00 horas ha levantado alguna ampolla entre la masa social, y no solo en las redes sociales se ha mostrado la disconformidad con el horario. En la carta que varios socios del club torrelaveguense remitieron a Tomás Bustamante, presidente de la Gimnástica, este descontento con el horario fue uno de los puntos mencionados, señalando que se ha «quebrantado» lo votado en la asamblea «en cuatro de los seis partidos jugados en casa, y tan solo uno de ellos de forma justificada», aseguran.

El destinatario de la misiva -Bustamante- explica que en el club «somos conscientes de que hay socios que quieren que el equipo juegue los domingos a las 17.00 horas y así se respeta», pero justifica la decisión argumentando que «no creemos que por dos partidos de diecinueve que se salgan de ese horario se cree un agravio al socio y, sin embargo, se genera un beneficio a la ciudad en la que vivimos y jugamos, porque el club se tiene que abrir a Torrelavega». De todas formas, el máximo mandatario reconoce que «entendemos la postura del socio, pero es una medida para dos partidos en El Malecón».

Esta tarde, vuelta a los entrenamientos

Tras el empate en Zubieta ante la Real Sociedad B, la plantilla de la Gimnástica disfrutó de la jornada del domingo de descanso y esta tarde comenzará a trabajar para el próximo encuentro ante el Mirandés (domingo, 17.00 horas) en El Malecón. Los de Pablo Lago empezarán la sesión de preparación a partir de las 19.00 horas en El Malecón 2 su semana de trabajo, que se espera atípica ya que el jueves es fiesta en toda España y es posible que la sesión de la tarde se pase a la mañana o que se ajuste el plan semanal a esta circunstancia especial en concreto.

En principio, el técnico asturiano cuenta con la baja segura de Cristian, que cumplirá su partido de sanción tras recibir la quinta amarilla en el partido ante los donostiarras. A ella se une la ausencia por lesión del guardameta Adrián Peón que sigue inmerso en el proceso de recuperación de su edema óseo de cadera y ya enfila la recta final.

El resto de los jugadores están a las órdenes de Lago y la única duda es si el delantero blanquiazul Nacho Rodríguez llegará en esta ocasión para jugar ante los de Miranda de Ebro. El pejino no entró en la convocatoria ante los vascos ya que no estaba recuperado aun de las molestias en la rodilla que llevaba padeciendo últimamente.

Los blanquiazules se enfrentarán al Mirandés -tercer clasificado- en busca de un resultado positivo que confirme la sensible mejoría del equipo tras el empate en Zubieta. Los de Pablo Lago, inmersos en la zona de descenso de la clasificación, están a sólo tres puntos de salir de ella y enderezar la trayectoria después de un arranque de temporada más complicado de lo que se esperaba en principio.

Estos encuentros -el del Mirandés y otro sin determinar de la segunda vuelta- que menciona el presidente gimnástico, se disputarán en el horario matinal debido a un acuerdo con la Asociación de Hostelería de Cantabria con el fin de impulsar el negocio tanto en la ciudad como en el resto de la región.

El objetivo de esta alianza no es otro que dar un impulso a la hostelería de la ciudad de Torrelavega, aprovechando el horario matinal para que tanto seguidores locales como en este caso los aficionados del conjunto de Miranda de Ebro puedan consumir en los bares y restaurantes de la ciudad tanto en los prolegómenos como en las postrimerías del encuentro.

El horario no será la única novedad prevista para el partido ante el Mirandés. Ese día también habrá varios cambios a nivel organizativo en referencia a «los incidentes del partido ante el Logroñés», apunta Tomás Bustamante. Así, en esta ocasión se habilitará una zona limitada para la afición rival que llegue desde Miranda de Ebro, se vallará el parking por motivos de seguridad y a petición de la Policía Nacional, las entradas dispondrán de un código de barras que «nos permitirá tenerlas localizadas».

A todas estas novedades que se implementarán a partir de ahora en los partidos de la Gimnástica en su campo, se añade que ya se resolvieron definitivamente los últimos problemas que había con los accesos al estadio. El presidente blanquiazul aseguró que «intentaremos que para el próximo partido ya no den problemas». Bustamante explicó lo sucedido con los tornos de las instalaciones deportivas: «es muy sencillo. El campo tiene ya seis años y en ningún momento se ha conseguido que funcionen. Al final, entre el programa, poner en marcha los tornos y demás se están generando bastantes deficiencias. El otro día -en referencia al partido ante el Logroñés- uno de los tornos estaba rayado y por eso no se leía. Pero ya se ha subsanado y al final del partido se pudo comprobar que funcionaba correctamente».