Fútbol | Racing

Un caladero donde pescan otros

El juvenil Saúl persigue a Regalón en un entrenamiento. /Alberto Aja
El juvenil Saúl persigue a Regalón en un entrenamiento. / Alberto Aja

Clubes de Primera y Segunda sacan provecho de la mala situación del Racing y se llevan a varios canteranos formados en La Albericia

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

La debilidad que provoca el hecho de que el Racing esté en Segunda División B no es invisible para los clubes que, en la actualidad, gozan de una mejor posición deportiva que el club cántabro. El pez grande se come al chico. Los verdiblancos, a su manera, hacen lo mismo con los que tienen debajo. Y así, en este final de temporada, entidades que se encuentran en Primera y Segunda División han aprovechado su atractivo para echar las redes en el caladero de La Albericia, siempre productivo, de donde saldrán varios prometedores futbolistas lejos de Santander.

El Racing, por más que quiere, poco puede hacer por retener a sus proyectos de jugadores. Si los argumentos que llegan desde fuera convencen a los chavales, y especialmente a sus familias, el club cántabro ya puede hacer el pino con las orejas, que el mango de la sartén siempre está en casa del canterano y no en La Albericia.

Así, el Racing está a punto de perder a uno de sus futbolistas con más proyección como es el juvenil Saúl. El equipo que ha llamado a su puerta es para casi ni pensárselo. El Real Madrid quiere al exjugador del Bansander que, si nada lo remedia, se irá a Valdebebas, aunque el Racing se ciñe a su contrato vigente por una campaña más. Si la entidad verdiblanca no negocia ahora, el próximo verano podrá marcharse libre.

Lo que ya asoma por el primer equipo no es lo único apetecible para otros clubes que ahora miran al Racing por encima del hombro. Cuando Marcelino García Toral, ahora en el Valencia, llegó al Villarreal, el cuadro castellonense empezó a ver Cantabria como una mina de la que extraer joyas. Ahí está Dani Raba -aunque en su caso no llegó a pasar por las Instalaciones Nando Yosu-. Y ahora el cuadro amarillo se lleva a Rubén Martínez, delantero del cadete B racinguista.

A orillas del Mediterráneo no sólo gusta la arena de las playas cántabras para rellenar las costas. Ahora también los futbolistas más jóvenes. Y el Levante es uno de los que ha echado las redes esta primavera por aquí. De momento se lleva dos y lo ha intentado con alguno más. El cuadro granate se hace con los servicios del portero del cadete A Adrián Pereda, y el centrocampista del cadete B Jesús Martínez. También lo ha intentado con el infantil Álex, que finalmente permanecerá en Santander.

De esa categoría, quien sí hará las maletas será el extremo del infantil A Cristian Canales, a quien ha convencido el Deportivo de La Coruña para que pase a engrosar uno de sus equipos de base a partir de la próxima temporada.

La mayoría de estas salidas ya eran conocidas en el club verdiblanco hace tiempo y Ezequiel Loza ya se había ocupado de planificar las diferentes plantillas de la cantera racinguista para cubrir las ausencias de cara al siguiente curso. Ahora, ya sin el técnico cántabro, serán Guillermo Fernández Romo y Justo Sisniega, nuevos responsables de la base verdiblanca, quienes tengan que enfrentarse a esta situación en la que el Racing, casi siempre, tiene las de perder contra otros clubes que ahora mismo presumen de tener sus primeros equipos en la élite. En los Campos de Sport de El Sardinero no pueden decir lo mismo.

 

Fotos

Vídeos