Fútbol | Racing

Óscar y Héber, también fuera

Óscar Fernández y Héber Pena cierran su capítulo como racinguistas. El club busca ya dos extremos para la próxima temporada./A. F.
Óscar Fernández y Héber Pena cierran su capítulo como racinguistas. El club busca ya dos extremos para la próxima temporada. / A. F.

El nuevo Racing sigue con la limpia en todos los departamentos y no les ofrecerá renovar

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

El Racing busca extremos porque Óscar Fernández y Héber Pena no seguirán en el equipo la próxima temporada. Ambos futbolistas terminan su contrato el próximo 30 de junio y la decisión fue tomada en base a dos vías; la primera, como consecuencia del cambio de rumbo en la dirección deportiva capitaneada por la presencia de Chuti Molina y, la segunda, por la falta de 'feeling' para continuar de los dos futbolistas. En pocas palabras, ni tan siquiera ha mediado una negociación entre las partes, que sin reconocerlo públicamente han convenido que su ciclo como racinguistas ha finalizado.

Sin ser exactamente iguales, los casos de Óscar Fernández y Héber Pena guardan una cierta similitud con el de Borja Granero, al que tampoco le llagará una oferta de renovación cuando finalice el mes en curso. Bien es cierto que en el del valenciano concurren otro tipo de factores, pero en cualquier caso coincide que los tres futbolistas han sido pilares importantes en el equipo y ninguno entra en los planes del nuevo proyecto.

Óscar Fernández

Temporadas
Cuatro.El cántabro llegó procedente del Perines en 2014.Debutó en Segunda y jugó tres más en Segunda B.
Partidos
Jugó 83 partidos como racinguista en el primer equipo. El primer año dos y luego 31, 21 y 29 respectivamente.
Goles
Sin ser un goleador, su aportación siempre fue notable; anotó cinco, dos y cinco goles, respectivamente, en sus tres campañas con el equipo en la Segunda B.

Héber Pena

Temporadas
Dos. Llegó de la mano de Viadero procedente del Racing de Ferrol, rival de los cántabros en su primera Liga.
Partidos
El gallego cierra su capítulo en Santander con 78 partidos, 41 y 37, respectivamente en sus dos campañas.
Goles
Tampoco fue su fuerte el capítulo goleador, sin embargo en su primera campaña anotó seis y fue mucho más decisivo que esta última, en la que sólo fue capaz de sumar uno.

Óscar y su entorno mantuvieron una conversación con Chuti Molina el pasado miércoles después de que durante varios días el jugador mantuviese a la espera de una posible negociación. Ese mismo día, en estas mismas páginas, el club confirmaba que el canterano debía ser tratado de una forma especial dada su trayectoria, por un lado, pero sobre todo por su futuro más inmediato. No tardó en producirse dicho encuentro, pero lejos de convertirse en una negociación fue más bien todo lo contrario. El representante del futbolista escuchó las intenciones del club y viceversa y el desenlace fue un apretón de manos y un adiós. Cada uno por su lado.

Óscar Fernández maneja el interés de equipos de Segunda y su continuidad era más complicada

Se pone fin así a un periplo de cuatro temporadas en el Racing; Óscar dejó el Perines, entidad en la que se formó, para incorporarse al Racing B y del filial dio el salto al primer equipo con su debut ante el Girona en Segunda División. Desde ese momento se convirtió en uno de los canteranos con más proyección de La Albericia. Sin embargo, entre las lesiones y su frágil personalidad, la regularidad que de él se esperaba no llegó del todo. Tras el descenso a Segunda B del club verdiblanco le costó ganarse el puesto con Pedro Munitis en el banquillo, pero sin lugar a dudas sus aportaciones fueron destacadas; jugó 31 partidos y fue uno de los más utilizados por el técnico santanderino.

El relevo en el banquillo por parte de Ángel Viadero no varió su situación, sin embargo sí sus lesiones. Operado del hombro, problemas musculares... Óscar se encontró por el camino con bastantes impedimentos que no le permitieron la ansiada continuidad que siempre busca un futbolista. A los contratiempos se unió en distintos momentos una irregularidad que le metía y le sacaba del equipo sin aparente explicación. Le ocurrió con Viadero, con quien jugó el primer año 21 partidos, y también le pasó con Carlos Pouso en su último tramo como racinguista. Son difíciles de olvidar las repetidas ocasiones en las que el vasco declaró: «No le acabó de ver bien». Precisamente, esa difícil situación personal se vivió justo cuando al Racing le amenazaba la sombra del desastre, que se vio culminado con la no clasificación para el play off de ascenso.

La irregularidad de Héber, pese a su tremenda calidad, ha inclinado a los dirigentes a no ofrecerle la renovación

Óscar Fernández es objeto de deseo de un par de equipos de Segunda División. No maneja ninguna oferta firme, pero sí la posibilidad de negociar y dar el salto a una categoría superior. No obstante, es probable que si el Racing le hubiese tentado con una propuesta se lo hubiera pensado, pero no ha habido lugar. Molina con este movimiento confirma que no le quita el sueño empezar de cero, puesto que a día de hoy no ha ofrecido la renovación a ningún futbolista de los que finalizan contrato. A la marcha de Óscar y al de Borja Granero, que representaba uno de los vestigios de la etapa del Racing en el último lustro y que se confirmó también el pasado miércoles, se une la de Héber Pena. «Veo muy difícil seguir», aseguraba a este periódico el gallego esta semana. El extremo izquierdo, que se encuentra de vacaciones y con quien fue imposible contactar en el la jornada de ayer, quería escuchar al Racing antes de buscar un acomodo. El club -al igual que con Óscar- le hizo llegar a su representante, el mismo que el del cántabro, su intención de no contar con el futbolista.

El Racing se queda sin dos de los extremos más desequilibrantes de la categoría a los que sólo su irregularidad -al menos hasta ahora- les han impedido ser indiscutibles. Granero, Óscar, Héber Pena, Regalón... Hasta el momento son cuatro los futbolistas que ya conocen que no seguirán en el Racing una vez que su contrato termine. Quedan tan solo dos sin saber qué ocurrirá con ellos más allá del próximo 30 de junio: César Díaz y Gonzalo de la Fuente. Los dos se encuentran pendientes de una llamada que el club se comprometió a realizar en el primer contacto que ambas partes mantuvieron. Los dos desean continuar, ahora falta saber qué opinión tienen los responsables del club sobre su futuro a corto plazo. El manchego suma ya tres temporadas en Santander, mientras que el defensa llegó el pasado verano. Díaz ha pasado por distintas etapas, marcadas por su grave lesión de rodilla; en la primera rindió a un nivel muy alto mientras que en la segunda le ha costado mantenerse en el equipo. Gonzalo, pese sus numerosas lesiones, concluyó el año con un óptimo rendimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos