Djokovic y Berdych dejan a Nadal sin acompañantes españoles

Novak Djokovic. /
Novak Djokovic.

Bautista perdió con el número 1 del circuito y Ferrer sucumbió ante el renacido checo

JAVIER BRAGADOMadrid

Poco pudo hacer Roberto Bautista contra el invencible Novak Djokovic en los octavos de final de Madrid. El castellonense aprovechó un inicio fallido del serbio para plantar cara al número 1 del circuito pero con el tiempo perdió fuelle y no logró devolver los largos peloteos con el balcánico. Así, el encuentro se precipitó con velocidad para el belgrandese con la única amenaza de la lluvia como freno a sus cualidades. Finalmente, el líder delo circuito ganó 6-2 y 6-2 en apenas una hora y ocho minutos después de aprovechar cinco de los ocho puntos de rotura que le concedió el seguidor del Villarreal.

Por su parte, David Ferrer aguantó una batalla de casi dos horas con Tomas Berdych que se solventó con una pequeña diferencia a favor del checo (7-6 (8) y 7-5) en un ambiente favorable para el local gracias a los aficionados presentes en la segunda pista del torneo. El alicantino regresaba esta semana tras su lesión en el sóleo y otros problemas físicos que le habían impedido jugar en Montecarlo y Barcelona. El duelo se decidió por pequeñas diferencias ya que ambos se repartieron la iniciativa en el desempate de la primera manga y en el segundo set el de Jávea dispuso de una oportunidad para igualar a seis juegos. "No será porque no he peleado sino por mi nivel. Quizás si hubiera dado un paso adelante podría haber dominado", valoró el semifinalista en Auckland y Buenos Aires esta temporada.

Ferrer ya había sufrido en los primeros enfrentamientos en la arcilla de La Caja Mágica contra Guillermo García López y Kudla y finalmente se despidió en cuartos de final de su decimocuarta presencia consecutiva en el torneo madrileño. "Ha pasado un mes desde que jugué mi último torneo. Siempre es importante seguir y coger ritmo porque ahora iré a Roma y Roland Garros así que es importante saber que puedo competir. Sobre mi lesión, estoy bien. Eso es lo más importante", reconoció el alicantino.

Berdych demostró su solidez en su vuelta a los primeros puestos del ranking hasta alcanzar por sexta vez un puesto al menos en cuartos de final en Madrid. El checo, que ha sido semifinalista esta temporada en Doha y Marsella, aspira a alcanzar una final que ya disputó contra Rafael Nadal en sus tiempos de juventud. Por el momento, ha ayudado a eliminar a los últimos españoles supervivientes tanto masculino como femenino, a falta del duelo del balear en octavos de final esta noche contra el estadounidense Sam Querrey.

Además, en el primer turno de la mañana el defensor del título en Madrid, Andy Murray venció a Gilles Simon 6-4 y 6-2 en un partido equilibrado que se apuntó el escocés gracias a su capacidad para adaptarse a una pista que en su partido anterior se celebró con temperaturas altas pero que en octavos vivió una mañana nubosa y con rachas de viento inesperadas. "Los últimos días la pelota ha estado mucho más ligera. Nos llevó mucho tiempo ajustarnos a eso", señaló el británico que se había preparado en Mallorca con Rafael Nadal antes del torneo en la capital española.