Más de 500 participantes celebraron la séptima edición de la Trotabúhos

Algunos de los participantes en la 'Trotabúhos' y la 'Trotamochuelos'/DM .
Algunos de los participantes en la 'Trotabúhos' y la 'Trotamochuelos' / DM .

La prueba, que cada año se celebra en los montes de Espinama, tiene un recorrido ideal para los principiantes y además no hay que pagar inscripción, sólo llevar algo para compartir en la cena posterior

Jesús Prellezo
JESÚS PRELLEZOEspinama

Un año más y con este ya son siete, se celebró la Trotabúhos en el pequeño pueblo de Espinama, en el Valle de Camaleño, a unos 4 kilómetros del Teleférico de Fuente Dé.

La Trotabúhos es una quedada popular meramente deportiva, lúdica, social y gastronómica, en la que no hay tensiones de ningún tipo y se corre sin complejos. Tiene un recorrido ideal para los amantes de la montaña: cuestas, bosques y una parte técnica; y también es ideal para aquellas personas que se inician en el mundo del montañismo y senderismo, ya que el recorrido es circular cuenta con varias escapatorias que hacen que sea apto para todos los públicos.

La Trotabúhos se celebró, como manda la tradición, por la noche y los asistentes, que no tienen que pagar ningún tipo de inscripción para participar, se presentaron a la prueba con algo de comida para ser compartida por todos en la cena posterior a la prueba

Este año ha sido increíble la gente que vino a participar. Se superaron todas nuestras expectativas, ya que en la línea de salida éramos más de 500 personas. La favorable climatología -ha sido la mejor noche que hemos tenido en la Trotabúhos desde que venimos organizando este evento- tuvo mucha culpa. Y lo mejor fue que todo discurrió con normalidad y no hubo ningún percance durante la celebración de la ruta que comenzó a las 19.00 horas.

Cena posterior a la prueba.
Cena posterior a la prueba.

Lo más espectacular de la noche fue que la 'Trotamochuelos' (es la hija de la Trotabúhos y la ruta que realizan los más pequeños junto con sus padres desde Fuente Dé, llendo en sentido contrario a la Trotabúhos para así poder cruzar a grandes y mayores) contó con 185 asistentes aproximadamente, de los que un centenar eran chavales.

Además en esta edición de la Trotabúhos hubo una enorme respuesta de solidaridad. Como cada año se pusieron la venta productos y el dinero recaudado se usará para ayudar a la Fundación Obra San Martín, que tiene un proyecto llamado #KmxBrazadas, con el cual a través de la natación ayudan a niños con discapacidad intelectual.

Para rematar el paseo de la Trotabúhos se realizó una gran fiesta en el salón vecinal de Espinama, en la que todos los participantes colaboraron. Nadie se quedó con hambre y además, para amenizar la fiesta, pusimos música y celebramos un sorteo de regalos (este año unos 80 aproximadamente) que nos habían dado los diferentes negocios para ayudar en el proyecto solidario.

En definitiva, fue un evento que comenzó a las 19.00 horas y duró hasta las 00.00, uniendo ruta y fiesta. La gente disfrutó y salió con buena sensación, lo que para nosotros es algo muy gratificante, y hace que todo el esfuerzo y trabajo que hemos realizando durante semanas tenga el fin que buscamos.

 

Fotos

Vídeos