Ruta circular por un bosque de acebos próxima a Espinama

En esta ruta descubriremos vistas increíbles de todas las montañas que rodean al pico Coriscao./Jesús Prellezo
En esta ruta descubriremos vistas increíbles de todas las montañas que rodean al pico Coriscao. / Jesús Prellezo

Durante esta marcha de diez kilómetros descubriremos paisajes increíbles de esta zona de Liébana

Jesús Prellezo
JESÚS PRELLEZOEspinama

En esta ruta queremos mostrar el entorno privilegiado de Espinama y hacer ver que no hace falta subir al macizo central de los Picos de Europa para realizar un paseo por la montaña que nos encante.

Esta marcha es fácil de hacer en cualquier época del año. No hay dificultad técnica y es muy amena para realizar con niños que aguanten más de 10 kilómentros a pie.

Ya desde el principio nos meteremos en el pueblo de Pido por un peculiar camino conocido como La Gatera. Una vez crucemos el pueblo nos dirigiremos hacia la carretera principal para cruzarla y meternos en el monte, donde iremos por senderos que nos harán cruzar riegas y pequeños oasis de bosque con vistas increíbles de todas las montañas que rodean al pico Coriscao.

Te interesa

Pasaremos por zonas tan conocidas como La Serna, donde se encuentra el invernal de Tobín, llegaremos a las Portillas del Boquerón (aunque pone Boquejón) con la impresionante estampa de Valdecoro y bajaremos hasta los invernales de Igüedri.

Por el camino nos encontraremos fuentes e iremos protegidos del sol o la lluvia gracias a los bosques. Una de las cosas que podemos destacar es que esta ruta transcurre por zonas hasta las que, si surge cualquier contratiempo, puede acceder un vehículo 4x4.

En los invernales tomaremos un sendero que nos meterá de lleno en un increíble bosque de acebos que serán nuestros compañeros de ruta casi hasta el final de la misma, llegaremos a una portilla y nos meteremos de lleno en las entrañables calles del pueblo de Espinama.