Ópera, góspel y villancicos para ayudar a los niños de la asociación AndAReS

Josías Rodríguez y Estrella Cuello, en el Palacio Pitti./Gonzálo Martínez
Josías Rodríguez y Estrella Cuello, en el Palacio Pitti. / Gonzálo Martínez

El Orfeón Cántabro y Estrella Cuello ofrecerán el domingo un concierto en el Paraninfo de La Magdalena con fines solidarios

Rosa Ruiz
ROSA RUIZSantander

Una vez más las voces cántabras se presentan a las causas justas, como las que desarrolla en Cantabria AndAReS, una asociación que trabaja en hacer más fácil la vida de con niños y jóvenes con trastornos del desarrollo social y sus familias. En esta ocasión el Orfeón Cantabro y la soprano Estrella Cuello prestan su ayuda por medio de un concierto que tendrá lugar el próximo domingo en el Paraninfo de La Magdalena y que fue presentado ayer por el concejal de Deportes y Salud, Juan Domínguez; el director del Orfeón, César Vinagrero, Estrella Cuello, y Eva Lavín, en representación de la asociación.

Según explicaron los artistas, se ha diseñado un programa pensado para todo tipode públicos con piezas populares, temas navideños y música gospel. Un concierto que contará también con la participación de María Gómez Arias (violín) y Marta Tazón Diego (violoncelo), y que dará comienzo a las 18.30 horas. «El Orfeón ofrece cada año un concierto solidario y en esta ocasión hemos decidido apoyar con nuestras voces el trabajo de AndAResS. Para ello interpretaremos un bloque dedicado al gospel, con temas como 'Ain't got time to die', 'Freedom', 'Swing Low' y 'Happy Day'; y como no podría faltar en estas fechas concluiremos con algunos de los temas más clásicos de la Navidad, entre ellos 'Noche de paz'».

Será un concierto «ligero y entretenido» que empezará con una sonata de Corelli 'suavecita' para ir cogiendo fuerza a medida que avance el programa», asegura el director del Orfeón Cántabro, uno de los coros más veteranos de la ciudad.

En el Palacio Pitti de Florencia

Recién llegada de Florencia (Italia) la soprano Estrella Cuello confiesa que este sábado ha podido cumplir un sueño. «Cantar en el Palazzo Pitti de Florencia donde Giulio Caccini estrenó su obra es todo un privilegio para cualquier cantante». La actuación, que tuvo lugar en la Sala Bianca del palacio superó, según señala, todas sus expectativas: «El mismo director de la Galleria Uffizi, Eike Schmidt, presentó el concierto al que acudieron unas 150 personas, llenando la sala», asegura. La soprano forma junto a Josías Rodríguez el Ensemble Masquevoces que el lunes repitió en el Casyc el mismo concierto: Un homenaje al padre de la ópera Giulio Caccini que está compuesto por quince joyas de su obra 'Le nuove musiche (La nueva música)'.

La posibilidad de tocar en Italia surgió a raíz de la tesis doctoral que la soprano raealiza sobre la música en la corte de los Medicis. Una investigación que también formará parte de un libro y un disco. «Se nos ocurrió mandar toda esta documentación al Palacio Pitti donde trabajó Caccini y para nuestra sorpresa nos invitaron a cantar. No lo esperábamos, pero todo salió muy bien y ya estamos invitados para el próximo año».

La parte de Estrella Cuello, que también es la presidenta de la asociación cultural Más que Voces, estará más centrada en la ópera «aunque también con temas conocidos por el público», tal y como explicó. Por eso, el repertorio elegido contiene piezas como 'O mio babbino caro', un aria de la ópera 'Gianni Schicch' de Puccini. Luego interpretará 'Summertime', otra ópera, pero ya del siglo XX, con unos arreglos de jazz que ha preparado César Vinagrero y además « contaremos en el escenario con Josías Rodríguez, director de la academia Yamaha School Santander, que me acompañará con la tiorba en el madrigal 'Si dolce il tormento' de Monteverdi».

«Para nosotros, también es un placer poder colaborar con todas estas iniciativas solidarias», remarcó.

Aprendizaje y juegos

Eva Lavín destacó que la asociación AndAReS centra su trabajo en niños cántabros con dificultades en el lenguaje, la comunicación y las relaciones sociales. Para ello desarrollan programas de intervención en el ámbito educativo y familiar, además de otros de ocio, tiempo libre, habilidades y juego, que son «una de las carencias más grandes que tienen» estos niños.

A través de estas actividades les enseñan habilidades sociales para la relación, las normas del juego, el respeto de los turnos, etcétera.

Una forma de colaborar con toda esa tarea es asistir a este concierto cuyo precio de las entradas es de ocho euros para mayores de 12 años, y de cuatro euros para niños de entre 4 y 12 años. Además se ha creado una Fila 0 para aquellos que no puedan asistir al recital pero deseen ayudar en sus fines. La recaudación, tal y como señaló, permitirá que las familias de los niños con los que trabajan tengan que realizar el menor aporte económico posible.

Los puntos de ventas son Hotel Santemar, Quebec de la Plaza de las Cervezas, las dos floristerías Rebolledo, Casa Maestro Artesano y El Rincón del Vino.