«Nuestra apuesta por Cantabria es firme, nos gusta estar aquí y estamos a gusto»

Massimo Marsili en las oficinas centrales de Santander junto a algunas maquetas de los camiones de la compañía./Alberto Aja
Massimo Marsili en las oficinas centrales de Santander junto a algunas maquetas de los camiones de la compañía. / Alberto Aja

Massimo Marsili es el director general de transporte de XPO Logistics en España, Portugal y Marruecos, la multinacional norteamericana, propietaria de la antigua Gerposa que mantiene las oficinas centrales en Santander

Isabel Arozamena
ISABEL AROZAMENASantander

El sector del transporte ha vivido una auténtica renovación con la revolución digital. Así lo entiende Massimo Marsili, el nuevo director general para España, Portugal y Marruecos de XPO Logistics, la multinacional norteamericana que en julio de 2015 adquirió la antigua Gerposa. La compañía sigue «apostando» de manera «decidida» por Cantabria, donde tiene las oficinas centrales de su división de transporte. La sede se mantendrá poniendo así en valor «nuestra vinculación con Cantabria, una comunidad que nos gusta y en la que estamos a gusto».

El interior del edificio acristalado ubicado junto a Mercasantander se ha renovado totalmente «para ofrecer a nuestro personal un lugar de trabajo más moderno, con más luz, y respetuoso con el medioambiente». Nacido en Roma, Marsili explica en un correcto español, aunque con un fuerte acento italiano, su visión actual del sector, la trayectoria de futuro que contempla con optimismo y, sobre todo, la fortaleza de una compañía centrada en el personal y el cliente, que el pasado año facturó 15.000 millones de dólares en todo el mundo, un 17% de incremento respecto al ejercicio anterior. En España, con 628 millones de euros, experimentó un alza del 7,2% «y nuestra vocación es seguir creciendo» para ser competitivos.

–Su nombramiento se presentó el pasado mes de marzo, ¿qué nueva visión del negocio va a suponer para la compañía y cuáles han sido sus primeras medidas?

–Mi nombramiento está ligado a una necesidad de crecimiento del negocio e identificar las áreas con un avance más específico. De forma inmediata, he detectado como área de oportunidad lo que nosotros denominamos 'last mile' (la última milla), un negocio en el que somos pioneros y que consiste en la entrega al cliente final de mercancía de gran volumen como sofás, cocinas, muebles de gran tamaño... Claramente percibimos que el cliente necesitaba un servicio específico para llegar a su casa. En este apartado somos líderes a nivel mundial. La otra pata está asociada a la logística, y es el 'e-commerce' o comercio electrónico.

–¿El objetivo es dar al cliente final un mejor servicio? ¿Cómo se puede conseguir?

–Lo primero ha sido crear el servicio porque hasta ahora no existía y ha sido posible por la exigencia del cliente final de recibir todas sus cosas en su casa. Nosotros trabajamos con marcas como Ikea y ahí se necesita un servicio perfecto donde el cliente final quiere que alguien le entregue la cocina, le tome las medidas, y le coloque todo correctamente en su domicilio.

–¿El cliente es cada vez más exigente?

–Sin lugar a dudas, cada vez más. En XPO ponemos mucha atención a determinar el procedimiento para garantizar un servicio perfecto. Si es Ikea quien nos contrata, es el cliente final el que recibe la mercancía. Debemos prestar un servicio perfecto, y a nosotros nos gusta la excelencia.

Jornada de puertas abiertas para las familias

XPO celebró ayer una jornada de puertas abiertas en sus oficinas centrales de Peñacastillo, donde trabajan 200 personas, para que las familias de los empleados conozcan las nuevas instalaciones remodeladas. «Queremos transmitir que somos una familia, deseamos demostrar que queremos a nuestros trabajadores, que son nuestro talento», afirma Marsili.

Entre las actividades desarrolladas se mostraron algunos de los megacamiones de la empresa, que cuenta con 15 vehículos con una longitud de 25,25 metros. «Somos la primera compañía en España en ponerlos en ruta» por carreteras nacionales como el trayecto Valladolid-Sevilla. Se trata de un camión que «nos piden nuestros clientes».

–¿Su compañía tiene relación con Cantabria en sus orígenes? ¿Va a seguir apostando por la comunidad autónoma tras la llegada de la multinacional norteamericana?

–Cantabria está ligada a nosotros. Es donde hemos crecido y nos hemos desarrollado. Somos una de las compañías más grandes de la comunidad autónoma, concretamente la tercera más importante en facturación. Claramente apostamos por Cantabria donde mantenemos las oficinas centrales del transporte mientras que la sede logística está en Madrid. Son los dos polos de las dos divisiones del grupo. Nuestra apuesta por Cantabria es firme y por eso acabamos de renovar las oficinas. En los últimos dos meses se ha reformado el interior, con más luz, se ha modernizado, con especial cuidado del ambiente y el ahorro de energía. Estamos a gusto y nos gusta estar aquí.

–¿Tienen planes de crecimiento en Cantabria donde cuentan con una plantilla de 200 trabajadores?

–Estamos creciendo más de un 7% en toda España tanto a nivel de logística como de transporte. Estamos hablando sólo en España de más de 600 millones de euros en facturación. Somos una compañía importante y estar en Cantabria es un orgullo para todas las personas que trabajamos en esta compañía. Es una oportunidad de negocio para nosotros.

–¿Qué distingue a XPO del resto de empresas del sector del transporte y la logística?

–Somos una compañía global con un transporte de gran tamaño. El mundo se está transformando con la tecnología y por eso invertimos 450 millones de dólares cada año en innovación tecnológica. Además, invertimos en personas que adquieren conocimiento. La diferencia del negocio la hacen las personas.

–¿El sector del transporte ha dado un vuelco con los cambios de las costumbres del cliente a raíz de las nuevas tecnologías?

–Desde luego, hoy el cliente es cada vez más exigente y ha percibido la importancia de la tecnología, no solo para facilitar un servicio sino para medir el negocio. Y aquí entramos en el mundo del 'big data', de la importancia que damos a los datos. Tanto es así que a nivel mundial contamos con cientos de personas especializadas en este campo, capaces de analizar los datos, medirlos, de crear una información adicional al cliente. Es un servicio que el consumidor está pidiendo. Y nosotros somos capaces de dar esa información porque somos una compañía global, es algo que tiene un grandísimo valor. El 'big data', la capacidad de manejar los datos, es el petróleo del futuro.

–El sector del transporte, tradicionalmente considerada una industria pesada, ¿se ha adaptado bien a esta revolución digital?

–Ha tenido una aceleración brutal y en los últimos años lo ha hecho de una manera importante. La industria, que se percibía como un poco pesada, está evolucionando a una industria de la sofisticación informática, de tecnología, a una necesidad de configurar datos que antes no existía. Está evolucionando y tiene que evolucionar más rápido. Y nosotros por eso hacemos una importante inversión en tecnología. Tenemos que evolucionar rápidamente para dar al cliente lo que necesita.

–¿Qué importancia le da al personal en su compañía?

–El personal es clave para desarrollar productos y ofrecer un servicio perfecto. Es una de las motivaciones para invertir en talento. Estamos encantados de encontrar en el mercado talento que nos acompaña en ese proceso de transformación donde la tecnología es tan importante. Formamos profesionales y el 65% de las nuevas promociones se ocupan por personal de la compañía. Nuestro objetivo es cuidar a las personas. Sabemos que son un valor y por eso nos encanta desarrollar talento.

–¿Qué es lo que más valora en los trabajadores?

–Dinamismo, energía... Es una cuestión de actitud, un valor que es fundamental. Actitud frente a la innovación, a buscar soluciones, tener empatía con los clientes, esa es la clave para el éxito de la organización.

–¿Cuál es la situación actual del sector y cómo ve el futuro?

–España ofrece oportunidades tanto en la logística como en el transporte. Y los nuevos canales como el comercio electrónico y la última milla (entrega en casa de productos grandes) han dado un gran empujón al negocio. El futuro lo vemos en crecimiento con nosotros liderando el mercado, somos una referencia mundial.

–¿Cuáles han sido los resultados de la compañía el pasado año?

–A nivel mundial hemos facturado 15.000 millones de dólares, con un crecimiento del 17%. Tenemos más de 97.000 empleados en 32 países. En España se ingresaron 628 millones de euros, un 7,2% más. Disponemos de una plantilla de 4.500 empleados y más de 3.000 vehículos. Muchas compañías son capaces de crecer tanto, pero tienen que hacer adquisiciones, nosotros somos capaces de hacer un crecimiento de una manera orgánica, con una adquisición, esa es la fortaleza. Las cuatro claves que nos diferencian de la competencia son que somos globales, la fuerte inversión en tecnología, la capacidad de retener talentos y nuestros productos.

–¿Cómo ve la economía mundial? ¿La política de aranceles de Trump está afectando al sector?

–Ser una compañía global nos ayuda a tener una visión global y a tener más oportunidades de negocio. Crecemos a dos dígitos y continuamos creciendo. La política de aranceles no nos afecta, avanzamos sólidos y con beneficios para poder invertir en tecnología.

Una silla roja vacía para el cliente

Entre las iniciativas que Massimo Marsili ha puesto en marcha en estos meses al frente de la empresa está la ubicación de una silla roja vacía «en todas las salas de reuniones de nuestras sedes en España» dedicada al consumidor, «para que esté presente en todas las conversaciones y le tengamos en cuenta. Para mí el cliente es clave. Es un mensaje claro a toda la organización. Tenemos que ayudar al cliente a detectar las áreas de mejora. Esto hace la diferencia con nuestros competidores».

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Università degli Studi di Roma 'La Sapienza', Marsili cuenta con una trayectoria de 18 años en puestos de dirección en compañías globales y formación en el ámbito de desarrollo de negocio, ventas, marketing, finanzas y operaciones en mercados internacionales.

En Avis Budget Group ocupó sucesivamente el cargo de director general de la región occidental, director del servicio de movilidad internacional y presidente de EMEA. Comenzó su carrera profesional en General Motors y General Electric.

En su nuevo puesto, Marsili se encarga de la estrategia operativa y de desarrollo de negocio del área de transporte en Iberia, reportando al cántabro Luis Gómez, director general de Transport Solutions en XPO Logistics Europe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos