El Ibex-35, atrapado en los 9.800

Sede de la Bolsa de Madrid. /Javier Lizón (Efe)
Sede de la Bolsa de Madrid. / Javier Lizón (Efe)

Meliá fue el valor que más subió, con una revalorización del 2,64%

CRISTINA VALLEJO

Resultado mixto en los mercados de renta variable europeos. Y si en los últimos días el Ibex-35 ha sido el que mejor comportamiento ha firmado, en la jornada de hoy ha sido el peor, al retroceder un 0,73% y dar un último cambio en los 9.823,3 puntos. 

Al indicador español parece que le va a ser difícil salir de los 9.800 puntos. Al menos eso parece en los últimos días: cuando sube, choca con los 9.900 puntos y no puede traspasar esta cota, mientras que cuando baja los 9.800 puntos actúan como soporte. Es un comportamiento que hemos visto en los tres o cuatro últimos días. 

En negativo, aunque con pérdidas inferiores, también cerraron el Dax alemán (-0,14%) y el Ftse Mib de Milán (-0,09%). El mejor fue el Ftse 100 británico, que ganó un 0,5% gracias a la depreciación de la libra esterlina que provocó un mal dato de empleo. El PSI-20 de Lisboa se anotó un 0,36% y el Cac 40 francés, un 0,23%. 

Comportamiento desigual en el Viejo Continente y eso que Wall Street se movía al alza en los primeros cambios del día. Ello, después de la publicación de datos de gestores de compras del sector industrial y servicios por encima de lo previsto por los analistas. Batió expectativas sobre todo el sector servicios y, con él, el compuesto, que suma la evolución de la industrial. Decepcionó, en cambio, el dato de ventas de viviendas de segunda mano.

El mercado, de todas maneras, está atento a la publicación de las actas de la última reunión de la Reserva Federal norteamericana, que tendrá lugar a las ocho de la tarde, hora española. Esa reunión tuvo un tono algo más agresivo de lo habitual al advertir de la senda al alza del precio del dinero en que se encuentra la economía americana. Respecto a esta cuestión, el presidente de la Fed de Minneapolis, Neel Kaskhari, ha afirmado que si bien los mercados sobrerreaccionan a los datos económicos, la Reserva Federal no debería, refiriéndose a último informe de empleo, el de enero, que mostró un crecimiento de los salarios mayor de lo esperado y que fue un elemento importante que alimentó las caídas bursátiles. Kaskhari afirmó que la Fed no debería basarse en un único informe de empleo. Este miembro de la Fed no tiene derecho al voto este año en las decisiones de política monetaria y votó en contra de las tres que ha efectuado el banco central estadounidense en 2017. 

La macro europea, peor de lo esperado, condiciona al euro y a los bonos

El bono estadounidense a diez años se mantenía en el entorno del 2,90%, mientras que los rendimientos de los títulos europeos se movían ligeramente a la baja. 

En el mercado de divisas, el euro continuaba perdiendo posiciones por quinta jornada consecutiva. Desde los máximos que marcó el 16 de febrero en 1,2550 unidades ha perdido un 2%. En la jornada de hoy perdía alrededor de un 0,20%, hasta el nivel de 1,231 unidades. 

Quizás el peor comportamiento relativo de los índices europeos, la caída del euro y la reducción de los intereses de los bonos europeos obedecía a la agenda económica del Viejo Continente. Porque los índices de gestores de compras del sector industrial y servicios de la zona euro adelantados para el mes de febrero se han colocado por debajo de lo esperado por los analistas. La caída ha sido mayor de lo esperado desde las cifras del mes anterior. Ello obedece a una reducción que se ha producido tanto en Francia como en Alemania. 

Malas noticias también en el Reino Unido, donde ha subido la tasa de paro de manera inesperada.

Fuerte castigo de Iberdrola

Al selectivo español le ha penalizado, además de la macro europea, el mal comportamiento del sector eléctrico. Así, Iberdrola fue el peor valor del día, con un recorte del 4,10% tras presentar sus cuentas del año pasado. Aunque, de acuerdo con Felipe López, de Self Bank, a la eléctrica no le han penalizado tanto sus resultados como la actualización de su plan estratégico a 2022. 

A continuación se ha colocado Acciona, con un retroceso del 2,13%. Un buen puñado de valores se dejaron más de un punto porcentual: ACS, Siemens Gamesa, Endesa, Grifols, Dia, Red Eléctrica e Inditex. 

Entre los grandes valores, también números rojos para BBVA y Repsol, que se dejaron un 0,80% y un 0,74%, respectivamente. Santander se dejó un 0,39% y Telefónica, un 0,18%. 

En verde únicamente sólo ocho valores. El mejor fue Meliá, con una subida del 2,64%. A continuación, Bankia, que se anotó un 1,20%. Enagás, Colonial, Bankinter, Abertis, Amadeus y Mapfre fueron las otras compañías que esquivaron los números rojos. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, GAM encabezó los ascensos, con una revalorización del 9,05%. En rojo, Nyesa fue el peor, con un descenso del 7,41%.

 

Fotos

Vídeos