Dos empresas promueven una inversión de cien millones para almacenar energía en Cantabria

Instalación de almacenamiento criogénico de energía de Highview Power./DM
Instalación de almacenamiento criogénico de energía de Highview Power. / DM

Highview Power, presidida por Javier Cavada, y TSK, dirigida por Sabino García Vallina, principal accionista de Sniace, se alían para vender el sistema a nivel mundial

Jesús Lastra
JESÚS LASTRASantander

Highview Power, la compañía con sede en Londres presidida por el cántabro Javier Cavada y centrada en diversas soluciones de almacenamiento de energía masivo y de larga duración; y la ingeniería asturiana TSK, propiedad de Sabino García Vallina y principal accionista de Sniace, han cerrado un acuerdo para desarrollar de forma conjunta a través de una joint venture proyectos de almacenamiento criogénico.

La sociedad resultante, Highview TSK, empezará su expansión con diferentes proyectos por España, Oriente Medio y Sudáfrica, con el objetivo de alcanzar unas ventas acumuladas de 1.000 millones de euros en los próximos tres años.

El dato

50
millones es el coste máximo de una instalación de almacenamiento criogénico como las anunciadas.

En esas expectativas Cantabria también tiene un espacio. De hecho, ya se están estudiando puntos de la red donde pudieran encajar este tipo de instalaciones. Como primeros enclaves seleccionados para su estudio, el entorno de Castro Urdiales y Camargo, puntos donde se produce una saturación energética y que el almacenamiento criogénico pudiera tener sentido. Estos dos complejos se incluyen dentro del listado inicial de propuestas que se quieren concretar para el horizonte 2022.

La compañía británica y la ingeniería asturiana firman una joint venture para su nuevo plan Operación

¿Qué impacto tiene una actuación de este tipo? Según fuentes conocedoras del sector, la puesta en marcha de una gran instalación de estas características supone una inversión de hasta 50 millones de euros, por lo que los proyectos futuros de Highview TSK en territorio regional pueden alcanzar los 100 millones aproximadamente.

La consecución de los acuerdos espera cerrarse entre este año y el próximo, mientras que la construcción podría demorarse otro año más. Los recintos irían totalmente automatizados.

España, Oriente Medio y Sudáfrica sustentarán la expansión para vender 1.000 millones en 3 años Previsiones

No será este el único 'ingrediente' cántabro del proyecto. Además de Cavada, muy ligado a la industria regional y que en los últimos tiempos ha aparecido en los medios de comunicación por las negociaciones con Sidenor para la adquisición de la planta de gran forja de Reinosa, Highview Power ha incorporado a Luis Ángel Fernández Rodríguez, vicedecano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y que dirigió la obra del Centro Botín efectuada por la constructora OHL.

«Satisfacción»

«Estamos especialmente satisfechos de trabajar con una empresa global del calibre de TSK, la cual tiene una gran experiencia en la ejecución de proyectos de generación de energía a gran escala alrededor del mundo y estamos encantados de trabajar con TSK para implementar nuestra tecnología criogénica», explicó Cavada, que igualmente agregó que «esta alianza con TSK ayudará a Highview Power a impulsar nuestros sistemas de almacenamiento criogénico de energía en el mercado internacional, que constituyen la solución idónea para el cambio a la energía renovable, permitiendo que eólico y solar se conviertan en la carga base de generación, hibridando plantas de almacenamiento criogénico con las tradicionales de generación de energía», manifestó el directivo.

La organización tiene en su lista de proyectos dos instalaciones en Castro Urdiales y Camargo Propuestas locales

Por parte de TSK, su consejero delegado, Joaquín García Rico, sostuvo que «después de analizar diferentes tecnologías de almacenamiento hemos llegado a la conclusión de que el sistema de Highview es una solución ideal para ofrecer servicios de gran escala y larga duración a nuestros clientes. La tecnología no solamente es económicamente viable, sino también escalable, limpia y de larga duración, pudiendo ser implementada de forma inmediata», manifestó.

Como muestra para calibrar la envergadura de la sociedad, la compañía asturiana ha participado en la ejecución de más de 20 gigavatios de plantas de generación en más de 35 países y aporta una amplia experiencia en proyectos de generación tanto convencional como renovable, solar, eólico, hidráulica, geotérmico y biomasa, incluyendo más de 10 proyectos de almacenamiento de energía. Su facturación anual sobrepasa los 1.000 millones de euros.

Highview Power ha incorporado al ingeniero de Caminos Luis Ángel Fernández Rodríguez Profesionales cántabros

La firma presidida por Cavada, con su tecnología de almacenamiento criogénico de larga duración, ha desarrollado proyectos de energía e infraestructuras por más de 13 billones de dólares, 11.500 millones de euros. La organización ha construido y conectado recientemente dos plantas a la red de Reino Unido. Actualmente trabaja en planes similares en EE UU y Europa. La sociedad resultante contará con más de 1.000 profesionales y oficinas en Gijón, Madrid, Vitoria, Colonia, Londres y Nueva York.

Una solución para los operadores en pos de mayor competitividad

Los sistemas criogénicos de Highview son una solución para el almacenamiento masivo de energía de larga duración. Los operadores de red recurren cada vez más al almacenamiento de energía de larga duración para mejorar la competitividad de la generación de energía, equilibrar la red, aumentar la fiabilidad y reducir el precio de la energía. A gran escala, los recursos para el almacenamiento de energía combinados con renovables son equivalentes en rendimiento a la carga base térmica y nuclear, defiende la firma.