Repsol no despeja dudas sobre la central de Aguayo, pero Revilla espera tener «buenas noticias a final de año»

DM

Miguel Ángel Revilla y el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, han visitado las instalaciones de la planta | La empresa abrirá en junio sus nuevas oficinas centrales y su centro de control en el Parque Científico

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

La ampliación de la central eléctrica de Aguayo sigue sin fecha. La visita de hoy a las instalaciones del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, junto con el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha concluido sin plazos aunque con promesas de buenas noticias para finales de año. El presidente se ha mostrado «optimista» sobre la consecución del proyecto, si bien ha coincidido con los responsables de la compañía que su desarrollo dependerá de la regulación del sector en España y la Unión Europea y su apuesta decidida por las energías renovables. La central de Aguayo fue adquirida recientemente por Repsol dentro del acuerdo de compra de los activos de generación de electricidad de bajas emisiones de Viesgo y su comercializadora.

«La obra de la central de Aguayo es un activo muy importante, para Cantabria sería extraordinario y tenemos ilusión en que se pueda retomar», ha señalado Revilla, quien ha recordado que la inversión puede superar los 500 millones de euros. «Esperamos que a finales de año podamos tener alguna noticia y espero que sea positiva (…), porque es un activo en el ámbito de las energías renovables y estamos en las mejores manos con Repsol», ha señalado. Respecto al posicionamiento de Repsol, sobre este asunto, el Gobierno no ha dado ningún dato.

El plan de ampliación de Aguayo fue impulsado al comienzo de la década actual por E.ON y se quedó en suspenso tras el traspaso de la firma con sede en la Comunidad a los fondos Macquarie y Wren House por una coyuntura económica poco propicia para inversiones de calado en el negocio energético. El planteamiento gira en torno a la ampliación de la capacidad de la central hidráulica en 1.000 megavatios. Como síntesis principal, las obras coadyuvarían a convertir el complejo en una gran batería que podría realizar el llenado del embalse de Alsa en un plazo de ocho horas, frente a las 28 actuales, con la instalación de cuatro nuevas turbinas. La tecnología de bombeo permite además producir en las horas en las que la electricidad es más cara y aprovechar los periodos valle para bombear el agua.

Imaz sí ha trasladado a Revilla el compromiso de la compañía con la comunidad autónoma, donde no sólo mantendrá la sede social de Repsol Electridad y Gas, creada tras la compra de los activos de Viesgo, sino que además en junio inaugurará sus nuevas oficinas centrales y su centro de control en el Parque Científico y Tecnológico (Pctcan).

Junto a Revilla e Imaz han recorrido la central la presidenta de Repsol Electricidad y Gas, María Victoria Zingoni, y el consejero delegado de Repsol Electricidad y Gas, Francisco Vázquez. La visita ha servido también como primer encuentro entre el presidente de Cantabria y el equipo directivo de la nueva filial de Repsol, cuya sede social se mantiene en Santander.

Durante la jornada, Josu Jon Imaz y la dirección de Repsol Electricidad y Gas le han trasladado al presidente de Cantabria las líneas estratégicas de la nueva filial de Repsol, con una visión industrial a largo plazo y con «voluntad de invertir» y generar nuevas oportunidades, así como su «compromiso con la región».

Posteriormente la comitiva ha tenido la oportunidad de conocer el funcionamiento de Aguayo, una central hidroeléctrica reversible, también llamada de «bombeo», y visitar los dos embalses que abastecen la central, Alsa y Mediajo.

Repsol incorporó el pasado 2 de noviembre los negocios no regulados de generación de electricidad de bajas emisiones de Viesgo y su comercializadora. Una vez asumida la gestión de estos activos, Repsol reforzó su posición como operador multienergía, con una capacidad total instalada de 2.950 MW (2.350 MW procedentes de esta operación -plantas de generación hidráulica y ciclos combinados de gas-, más 600 MW de sus plantas de cogeneración).

DM

El presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla, ha señalado que Repsol es una multinacional «extraordinaria» y ha dicho que Cantabria está «encantada» con la compra de los activos de generación de electricidad a Viesgo. Asimismo, ha valorado las proyecciones de crecimiento que han sido trasladadas hoy por el equipo directivo, que son «enormes» también para la Comunidad Autónoma.

En la visita también han estado presentes el consejero de Industria, Innovación, Comercio y Turismo, Francisco Martín, junto a los alcaldes de Bárcena de Pie de Concha y San Miguel de Aguayo, Agustín Mantecón y Alberto Fernández, respectivamente.