Gibraltar retiene un petrolero en aguas que España reclama como suyas

Imagen del petrolero capturado /Efe
Imagen del petrolero capturado / Efe

Fuerzas de seguridad del Peñón y británicas han interceptado el buque a petición de Estados Unidos

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

La captura de un petrolero con supuesto destino a Siria por parte de fuerzas gibraltareñas y británicas amenaza con abrir un nuevo frente diplomático entre Madrid y Londres.

Según han justificado la autoridades del Peñón, «esta acción fue propiciada por información que generó al Gobierno de Gibraltar motivos razonables para creer que el barco, el 'Grace 1', estaba infringiendo las sanciones de la Unión Europea contra Siria». El ministro de Exteriores, Josep Borrell, reveló después que la captura del barco se realizó a petición de Estados Unidos.

El problema es que España, en base al Tratado de Utrech, no le reconoce a la colonia británica más aguas que las que se encuentran dentro de su puerto, por la que la operación de captura se habría llevado a cabo en aguas españolas.

«Estamos viendo de qué manera afecta a nuestra soberanía, debido a que se ha producido en unas aguas cuya soberanía entendemos que es de España», informó Borrell, quien, no obstante, añadió que Madrid estaba al corriente de esta operación y las patrulleras de la Guardia Civil han estado asegurando la zona.